ESTÁ UBICADO A ORILLAS DEL RÍO TIGRIS

La sequía que asola Irak saca a la luz un palacio de más de 3.400 años de antigüedad

Perteneció a la época del Imperio Mittani, uno de los menos estudiados de la historia, y se cree que estuvo en uso más de 400 años

Foto: El palacio de Kemane, a orillas del río Tigris, en la región iraquí del Kurdistán (Foto: Universidad de Tuebingen)
El palacio de Kemane, a orillas del río Tigris, en la región iraquí del Kurdistán (Foto: Universidad de Tuebingen)

Irak sufre una de las peores sequías de su historia, sobre todo en la región del Kurdistán, en el norte del país. Una de las pocas noticias positivas que se pueden encontrar ante ese desastre climático es la aparición de un antiguo palacio que, hasta ahora, permanecía sumergido junto al río Tigris.

Un grupo de científicos kurdos y alemanes llevan meses trabajando en la zona, desde que el pasado octubre quedaran expuestas las ruinas en el embalse de Mosul Dam. Los investigadores creen que tiene más de 3.400 años de antigüedad y que se levantó durante la época del Imperio Mittani alrededor del siglo XV antes de Cristo.

El proyecto conjunto entre la Universidad de Tübingen y la Organización de Arqueología del Kurdistán (KAO) ha permitido el descubrimiento. El arqueólogo kurdo Hasan Ahmed Qasim, uno de los directores de la investigación, explica su importancia en un comunicado: “El hallazgo es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes en la región en las últimas décadas”.

Más de 3.400 años de antigüedad

La doctora Ivana Puljiz, codirectora del proyecto e investigadora de la Universidad de Tübingen, explica que el palacio, al que han llamado Kemane por su emplazamiento, está cuidadosamente diseñado con enormes paredes interiores de adobe de hasta dos metros de espesor y más de dos metros de altura.

Los arqueólogos llevan meses investigando la zona (Foto: Universidad de Tuebingen)
Los arqueólogos llevan meses investigando la zona (Foto: Universidad de Tuebingen)

Según Puljiz, “hemos encontrado restos de pinturas murales en tonos brillantes de rojo y azul. En el segundo milenio antes de Cristo, los murales fueron probablemente una característica típica de los palacios en el antiguo Oriente Próximo, pero rara vez los encontramos conservados. Por lo tanto, descubrir pinturas murales en Kemune es una sensación arqueológica".

Las ruinas están a una altura de unos siete metros y se han identificado hasta ocho habitaciones. Se encontraron grandes ladrillos cocidos y hasta diez tablas de arcilla con escritura cuneiforme de la época Mittani, que están siendo traducidas actualmente. Una de las tablas indica que Kemune fue, probablemente, la antigua ciudad de Zakhiku, que se menciona en una fuente del Antiguo Oriente Próximo, ya en la Edad del Bronce Medio (unos 1800 años antes de Cristo). Eso significaría que la ciudad existió, al menos, durante 400 años.

Un fragmento de un mural (Foto: Universidad de Tuebingen)
Un fragmento de un mural (Foto: Universidad de Tuebingen)

La doctora Puljiz señala que "el Imperio Mittani es uno de los menos investigados del antiguo Oriente Próximo. Hasta ahora, la información sobre los palacios del período Mittani solo está disponible en la ciudad siria de Tell Brak y en las ciudades de Nuzi y Alalakh, ambas ubicadas en la periferia del imperio. Incluso la capital del Imperio Mittani no ha podido ser identificada sin dudas”. Eso convierte al palacio Kemune en un gran descubrimiento para la arqueología.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios