embajador de turquía cihad erginay

Turquía responde: "No es buena idea pactar con terroristas para combatir terroristas"

El embajador de Turquía en España, Cihad Erginay, explica los motivos de su país para lanzar una incursión militar en el norte de Siria que ha despertado críticas en la comunidad internacional

Foto: Foto: Embajada turca en Madrid
Foto: Embajada turca en Madrid

Turquía permanece impasible. Ni las sanciones de Estados Unidos, el embargo bélico de la Unión Europea o las advertencias de China han inmutado a Ankara, decidida a continuar hasta el final la operación militar lanzada hace una semana en el norte de Siria. Lo hace -dice- por seguridad y por necesidad: el área se ha convertido en un santuario para organizaciones terroristas kurdas que lanzan continuos ataques contra su territorio e impediría que los millones de sirios refugiados que acoge Turquía puedan volver a su hogar.

El embajador de Turquía en España, Cihad Erginay, habla sobre los argumentos y objetivos de su Gobierno, que busca emular lo que consideró un rotundo éxito con las operaciones Escudo del Éufrates (2016) y Rama de Olivo (2018), en las que estableció "zonas de seguridad" a las que han regresado cientos de miles desplazados. Para Anakara, las bajas fueron mínimas, aunque organizaciones no gubernamentales informaron de cientos de muertos bajo el fuego de la artillería turca y a manos de sus milicias aliadas.

En los primeros siete días de la ofensiva "Manantial de paz" contra las milicias kurdas en el noreste de Siria, al menos doce civiles han muerto y más de 160.000 personas han huido de sus hogares, según Naciones Unidas. Las imágenes de las ciudades bombardeadas y los carros de combate turcos preparados para entrar en acción hacen temer a la comunidad internacional que esta nueva operación vuelva a agitar el avispero sirio y provocar la fuga de miles de yihadistas bajo custodia de milicias kurdas. Turquía responde.

PREGUNTA: Gran parte de la comunidad internacional se les ha echado encima por la ofensiva militar en el norte de Siria. Hay amenaza de sanciones, reproches diplomáticos y temor por la vida de la población kurda. ¿Por qué el empeño de Turquía en lanzar esta operación?

RESPUESTA: Cuando miras a las informaciones de la prensa, ¿cómo lo pintan?: "Turquía está atacando a los kurdos". Estos son los titulares, pero no es cierto. Turquía no está atacando a los kurdos. Turquía está luchando contra grupos terroristas kurdos en el norte de Siria, que es diferente.

El embajador turco en España, Cihad Erginay. (Foto: Embajada turca)
El embajador turco en España, Cihad Erginay. (Foto: Embajada turca)

¿Qué terroristas? El Daesh -o Estado Islámico-, el PYD (Partido Democrático Unido Kurdo Sirio) y el YPG (Unidades de Protección Popular, considerado el brazo militar del PYD). Nuestro único objetivo es protegernos de estos grupos que cavan túneles en la frontera para enviar armas al PKK en Turquía (Partido Kurdo de los Trabajadores), un grupo terrorista reconocido por Estados Unidos y la Unión Europea, y que han causado cientos de muertos por los que nadie se preocupa. Los muertos turcos no salen en las noticias, no generan titulares. Al mismo tiempo, llevamos muchos años dando cobijo a millones de refugiados y no estamos recibiendo apoyo suficiente. No hay un reparto equilibrado. Así que tuvimos que actuar por cuenta propia y actuamos. No deberían quejarse.

P. Pero estos grupos han sido aliados clave de Estados Unidos en la guerra Siria.

R. La gente piensa que estos grupos lucharon al lado de Estados Unidos contra Daesh. Y lo que dice Turquía es que no es buena idea hacer una alianza con un grupo terrorista para luchar contra otro grupo terrorista. Ya tienes aliados como Turquía y los otros miembros de la OTAN; deberías utilizarlos a ellos para luchar contras las organizaciones terroristas.

P. ¿Y hay alguna posibilidad de que Turquía detenga la operación?

R. Sí, cuando la misión sea completada. Entonces parará, pero no antes. Queremos establecer una zona segura, con una profundidad de 30 kilómetros y hasta la frontera Siria con Irak para evitar más ataques terroristas contra nuestro país desde Siria. Turquía ya hizo otras dos operaciones previas en el noroeste de Siria [Rama de Olivo y Escudo del Éufrates] donde derrotamos a los terroristas, eliminado a más de 4.000 efectivos de Daesh. Somos parte de la coalición anti-Daesh, sabemos cómo es el terrorismo del Desh y somos los únicos que han asumido la responsabilidad de combatirlo sobre el terreno. Apuntamos a sus infraestructuras, a sus comunicaciones, sus depósitos de armas y demás, no a la población local.

P. Pero los civiles están en riesgo.

R. No habrá víctimas civiles, como no hubo víctimas civiles en las dos primeras operaciones.

P. Ya hay acusaciones de posibles ejecuciones de civiles que apuntan a la milicia rebelde siria respaldada por Turquía.

R. No hay que escuchar la propaganda negra que algunos están tratando de esparcir. No es verdad. Como he dicho, somos muy cuidadosos y nuestro historial en este tipo de operaciones es bueno. Y los grupos sirios involucrados en la operación también son cuidadosos.

P. Pero en cualquier escalada militar hay riesgo de víctimas colaterales.

R. Por el momento no hemos causado víctimas civiles. Turquía ha emprendido su operación bajo la carta de Naciones Unidas, artículo 51 sobre autodefensa, y otras resoluciones. No es una operación ilegal como muchos creen.

P. ¿Por qué actuar ahora, cuando la zona había alcanzado una relativa estabilidad tras años de conflicto?

R. Puede que este haya sido el caso para Europa, pero no para Turquía. Durante estos años hemos estado frente a frente contra el peligro, bajo constantes ataques desde el otro lado de la frontera. Y, además, hemos acogido y estamos manteniendo a más de cuatro millones de refugiados, unos 3,6 millones de ellos sirios. En esta situación, no hay estabilidad para Turquía.

P. La comunidad internacional teme que la ofensiva pueda revivir el conflicto sirio y dar al traste con el proceso de paz. ¿Está Turquía arriesgando demasiado?

R. Turquía ha estado muy involucrada en el proceso político en Siria, defendiendo la integridad territorial siria desde el comienzo, la reestructuración democrática de Siria y que se convierta de nuevo en un miembro estable de la comunidad internacional. Nuestra frontera con Siria es de 911 kilómetros. Después de Siria, seríamos el país más se beneficiaría de la paz.

P. Pero, ¿no pone la ofensiva en riesgo precisamente esos avances?

R. Es que mientras este proceso político avanzaba siempre hemos estado bajo ataque del otro lado de la frontera por estos grupos terroristas. No hay paz. La gente piensa que el PKK y los grupos terroristas en Siria son diferentes, pero no. Son el mismo grupo: tiene los mismos líderes, la misma estructura de mando, las mismas fuentes de financiación, la misma motivación y objetivos. Hemos probado esto en numerosas ocasiones a nuestros aliados.

P. ¿Y por qué no hacerlo de forma conjunta con los aliados?

R. Los grupos terroristas se estaban estableciendo en esta área cada vez más y cuanto más tiempo pasa, más difícil es el retorno de los refugiados y hay más ataques contra Turquía. La comunidad internacional reconoce que existe esta amenaza y hemos estado hablando con nuestros aliados, especialmente con los estadounidenses, durante años para el establecimiento de esta zona de seguridad. Pero, desgraciadamente, tomó demasiado tiempo y no se materializó. Teníamos que actuar.

P. Ahora, sus propios aliados le amenazan con sanciones económicas. ¿No temen estas represalias?

R. Hay que esperar y ver qué tipo de sanciones. Pero la prioridad para Turquía es su seguridad y limitar el peso de los refugiados. Durante los últimos cinco o seis años, el peso económico de los refugiados ha superado los 40.000 millones euros y la asistencia que hemos recibido de la comunidad internacional es insignificante. El acuerdo que teníamos con la UE en 2016 para la ayuda de unos 6.000 millones no se ha materializado completamente y han pasado tres años. Tenemos que cuidar su salud, proveerles educación, seguridad y demás. Y hemos hecho esto con mucho éxito durante años. Turquía ha sido declarado como el país más generoso por la ONU por nuestra asistencia a los refugiados. Cuando hay 50 o 100 refugiados que tratan de entrar en Europa vemos mucha preocupación y creo que la gente también debería estar preocupada por los 3.6 millones de refugiados sirios que están en Turquía.

P. El presidente Erdogan ha advertido con "abrir" las puertas de Europa a esos refugiados. ¿Está dispuesta Turquía a cumplir con esa amenaza?

R. Todos entienden la posición turca en este asunto. Queremos que se reparta mejor el peso de los refugiados con la UE y los países europeos. Y no es solo una cuestión de trasladar personas. Cuando miramos los acuerdos de 2016, hay varios elementos: Uno, ampliar la unión aduanera con Turquía -tres años y las conversaciones ni siquiera han comenzado-; dos, la acción voluntaria para recibir refugiados -tampoco nada todavía-; tres, liberalización de visas para los ciudadanos turcos -nada todavía-. Y por último, el paquete financiero, que ha sido solo parcialmente entregado. Cuando hablamos de repartir el peso esperamos que la UE también haga sus deberes y cumpla sus compromisos. Hacen promesas que no van a cumplir y pretenden que nosotros cumplamos todas nuestras promesas.

P. ¿Pero es una posibilidad real?

R. Por ahora solo estamos hablando con la UE para que cumplan sus compromisos.

P. Existe un creciente temor a que la ofensiva genere inestabilidad y que el Estado Islámico/Daesh vuelva a prosperar en la zona. Estados Unidos incluso los hace directamente responsables de que los yihadistas prisioneros no escapen.

R. Turquía ya está con sus aliados luchando contra Daesh sobre el terreno. Hemos eliminado muchos terroristas y continuaremos haciéndolo. Es nuestra responsabilidad, no solo porque sean una amenaza para Europa o el mundo, sino porque son una amenaza para Turquía. Y los terroristas prisioneros en esas áreas, tomaremos responsabilidad por aquellos. La pregunta que le hacemos a la comunidad internacional es, ¿confías en una organización terrorista o confías en una nación aliada como Turquía para mantener a estos tipos en prisión?

P. También se recela de Turquía vaya a cambiar el perfil demográfico del área como resultado de la operación.

R. Esto tampoco es verdad. La demografía de la zona ya está cambiada. ¿Cómo cambió? Con el avance de estos grupos terroristas kurdos que produjo el desplazamiento de muchos pobladores originales de esta zona, sirios kurdos que no tienen los mismos esquemas mentales que los grupos terroristas, huyeron y están ahora en Turquía refugiados. Queremos el retorno de la población original de ese área, que no es solo kurda, sino también árabe, turcomana, asiria y cristiana. Estimamos que cuando esta operación termine y la zona de seguridad esté establecida, más de un millón de personas podrán regresar a sus hogares. En las dos operaciones previas, más de 360.000 refugiados volvieron a sus hogares.

P. ¿Y no pretenden quedarse con el territorio ocupado?

R. No. Defendemos la integridad territorial de Siria. Cumpliremos todos nuestros compromisos internacionales respecto al retorno de los refugiados y la asistencia de ONGs continuará, como siempre ha continuado, con apoyo de Turquía. No forzaremos a la gente a retornar a esas áreas.

P. ¿Ha recibido alguna información sobre si España renovará el sistema antimisiles Patriot?

Eso es algo para preguntar a las autoridades españolas. No puedo hablar en su nombre.

P. Y qué hará Turquía ante un embargo bélico. ¿Pone esto en riesgo la operación?

R. Turquía lleva un tiempo intentado establecer una industria de defensa propia y fuerte y hemos hecho avances a este respecto. Somos de los principales productores de la industria de defensa y exportamos productos. Aunque el mundo es interdependiente -compras algo, vendes algo- Turquía es bastante autosuficiente en materia militar.

P. Y qué sucede con los kurdos que no son terroristas. Algunos consideran que ese territorio es suyo.

No existe un territorio kurdo como tal en Siria, no existe tal cosa. En Turquía, parte de la comunidad tiene orígenes kurdos y eso no es un problema. Lo que es un problema el terrorismo en nombre de los kurdos, como el PKK y sus satélites en Siria. Los que tengan aspiraciones nacionalistas no deberían perseguirlas en Turquía, que es un país con fronteras definidas y una sociedad multicultural. No se permitirá una agenda independentista kurda, como no se permitiría en muchos otros países.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios