En el Golfo de Omán

El vídeo con el que EEUU pretende culpar a Irán del ataque a los cargueros

El Comando Central de EEUU difundió un vídeo en el que se aprecia una patrulla naval de la Guardia Revolucionaria Islámica acercándose al buque japonés después de las explosiones

Foto: El buque petrolero noruego Front Altair en llamas, este jueves en el golfo de Omán (Omán).
El buque petrolero noruego Front Altair en llamas, este jueves en el golfo de Omán (Omán).
Autor
Tiempo de lectura6 min

Nueva escalada de tensión entre Washington y Teherán. EEUU cree que Irán está detrás del ataque a los buques petroleros en el Golfo Pérsico y, para demostrarlo, esta madrugada el Comando Central de los Estados Unidos ha difundido unas imágenes en las que se puede apreciar, según el ejército estadounidense, como una patrulla naval de la Guardia Revolucionaria Islámica se acerca después de las explosiones al petrolero japonés Kokuka Courageous para retirar una bomba lapa que no había detonado.

El vídeo con el que EEUU pretende culpar a Irán del ataque a los cargueros

"A las 4:10 p.m. hora local, un bote patrullero de clase Gashti del IRGC se acercó al M / T Kokuka Courageous y se observó y registró la eliminación de la bomba lapa sin explotar del M/T Kokuka Courageous", ha explicado el portavoz del Comando Central, Bill Urban, en un comunicado.

La tripulación del buque japonés había abandonado la embarcación al percatarse del explosivo y los tripulantes fueron recogidos por el destructor estadounidense USS Bainbridge.

Y aunque Urban ha admitido que EEUU "no tiene interés en participar en un nuevo conflicto en Oriente Medio, también ha asegurado que defenderán sus intereses y tomarán "todas las medidas necesarias" ante lo que consideran una "clara amenaza para la libertad internacional de navegación y de comercio".

El incidente se produce en un momento de creciente tensión entre EE.UU e Irán que ha llevado a la Casa Blanca a esgrimir estos ataques como una de las causas que justifican el aumento de la presencia militar estadounidense en la región y la venta de armamento a Arabia Saudí, una transacción que no cuenta con el respaldo del Congreso estadounidense.

Junto al comunicado, el Comando Central también ha publicado unas fotos en las que muestra los daños que dejó en el carguero las explosiones y la "probable" bomba lapa que no llegó a detonar y que se encontraba adherida al casco.

Foto: Comando Central de EEUU
Foto: Comando Central de EEUU

Estados Unidos ha resumido además en una cronología los sucesos, en un intento de esclarecer cómo se desarrollaron: según su versión, a las 6:12 hora local las fuerzas navales estadounidenses recibieron dos llamadas de socorro, una desde el carguero noruego Altair y otro del japonés Kokuka Courageous.

Ambos buques se encontraban navegando en aguas internacionales en el Golfo de Omán, a 10 millas naúticas aproximadamente entre ellos a la hora de la llamada de socorro. Es, además, la misma zona de la que España ordenó retirar su fragata Méndez Nuñez tras decidir abandonar el grupo de combate encabezado por el portaaviones norteamericano Abrham Lincoln.

A la hora del ataque, el destructor USS Bainbridge estaba a 40 millas del Altair e "inmediatamente empezó a reducir la distancia" que había entre ellos, ha relatado EEUU.

La contienda también se expande al rescate de los marineros

Horas antes de que se produjera la supuesta retirada de la bomba lapa del casco del petrolero japonés, EEUU afirma que uno de sus aviones ya había "observado una lancha patrullera Hendijan de Irán y planeadoras FC/ FIAC en las cercanías del Altair", que rescataron a algunos miembros de su tripulación que se encontraban en una balsa en el agua.

Los iraníes, más tarde, pidieron a la embarcación a motor Hyundai Dubai, que había rescatado a más marineros del Altair, que entregara a su tripulación a las naves de ataque rápido FIAC. "Hyundai Dubai cumplió con la solicitud y transfirió a la tripulación del M / T Altair a las FIAC iraníes", detalla la nota.

Sin embargo, EEUU afirma que "la lancha patrulla Hendijan parecía intentar llegar antes que que el USS Bainbridge al remolcador Costal Ace -que había rescatado a 21 marineros del Kokuka", pero al final los tripulantes fueron rescatados por el USS Bainbridge "a petición de su capitán". Según Washington, los marineros continuan a bordo de su destructor.

Expertos de Irán recabarán pruebas del presunto ataque

El Gobierno iraní ha enviado un grupo de experto al lugar del presunto ataque para asistir a la tripulación y recabar más pruebas frente a las acusaciones vertidas por Estados Unidos contra la república islámica, que ha negado toda implicación en este incidente, todavía bajo investigación.

En declaraciones recogidas por la agencia Tasnim, fuentes oficiales iraníes han indicado que el incendio en los cargueros se encuentra ya bajo control y recordado que ambos se encuentran en aguas internacionales, por lo que no hay impedimento para que los expertos se personen en el lugar del suceso.

"El fuego ha sido contenido en ambos petroleros y hemos enviado expertos para evaluar si la tripulación rescatada por Irán puede regresar a uno de los petroleros", ha explicado el jefe de puertos en la provincia costera iraní de Hormozgan, Allahmorad Afifipour, a la agencia de noticias Tasnim.

Los equipos de búsqueda y rescate iraníes recogieron a 44 marineros de los dos cargueros dañados, que han sido trasladados al puerto de Jask.

Por otro lado, esta mañana la Marina de Omán ha anunciado el desplazamiento inmediato de dos barcos de rescate para ayudar en las operaciones de salvamento en el límite de sus aguas, según ha confirmado este viernes el Centro de Seguridad Marítima del país.

"En coordinación con los centros de seguridad marítima regionales e internacionales, el sultanato ha enviado a dos barcos de la Marina Real para ayudar con las tareas de búsqueda y rescate", afirma un comunicado recogido por la agencia nacional de noticias del país, Omani. El país también ha enviado un avión de reconocimiento al golfo de Omán, en un incidente todavía bajo investigación aunque Estados Unidos ya ha acusado a Irán de estar detrás de lo que describió como un "ataque", del que la república islámica asegura no tener conocimiento.

De hecho, este mismo viernes las autoridades noruegas han indicado que es "demasiado pronto" para achacar responsabilidades, según la ministra de Exteriores, Ine Eriksen Soreide, a la cadena pública NRK.

Soreide ha informado de que, hasta que se resuelva el incidente, la agencia marítima noruega ha instado a los buques noruegos en la región a que aumenten sus medidas de seguridad y se mantengan al día sobre el desarrollo de los eventos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios