POR LA ZONA SE MUEVE UN 20% DEL CRUDO GLOBAL

El “sabotaje” a cuatro buques petroleros aumenta la tensión en el Golfo Pérsico

Arabia Saudí y EAU) denuncian sabotaje de buques petroleros justo cuando las tensiones entre EEUU e Irán van en aumento. El “ataque” ocurrido se produjo muy cerca del vital Estrecho de Ormuz

Foto: Buque petrolero. (EFE)
Buque petrolero. (EFE)

Las denuncias de “sabotaje” a cuatro buques petroleros, dos de ellos saudíes, en las costas de Emiratos Árabes Unidos (EAU) agregan incertidumbre al delicado escenario geopolítico en el Golfo Pérsico, justo cuando las tensiones entre Estados Unidos e Irán van en aumento.

Arabia Saudí dijo el lunes que sus tanqueros eran el objetivo del “ataque” ocurrido el domingo cerca del emirato Fujairah, uno de los principales nexos petroleros del mundo y muy cerca del vital Estrecho de Ormuz, por el que transita un quinto del suministro petrolero global.

El Gobierno de EAU había informado el domingo de que cuatro buques de varias nacionalidades habían sido afectados por un “sabotaje”, sin heridos ni muertos. El diario libanés Al Mayadeen, citando "fuentes de la región del Golfo", publicó que se produjeron "fuertes explosiones en el puerto de Al Fujairah", algo desmentido por los emiratos, que aseguran que el las operaciones en el puerto continuaban "con normalidad", pero sin aportar más detalles.

El ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales saudí, Jalid Al Falih, aseguró que la acción, que dejó "daños significativos" en sus dos buques, busca socavar la seguridad del abastecimiento de combustible global.

Uno de los buques iba camino a cargar petróleo saudí al puerto de Ras Tanura para entregar a clientes de la petrolera estatal Aramco en Estados Unidos, indicó el ministro según la agencia estatal saudí SPA.

Aunque ni Riad ni Abu Dabi han hecho alusión directa a Irán, analistas creen que las acusaciones de los países árabes parecen dirigirse a este país, después de que las tensiones con el Gobierno de Teherán han escalado tras el envío de más buques de guerra estadounidenses a la zona.

Presidente de Irán, Hasan Rohaní. (Reuters)
Presidente de Irán, Hasan Rohaní. (Reuters)

¿Un “complot” extranjero?

Irán dijo que los incidentes era “preocupantes y lamentables” y alertó de la existencia de "complots para perturbar la seguridad regional" por parte de “elementos extranjeros”.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abas Musaví, exigió que se aclaren "las dimensiones exactas" del incidente en el mar de Omán, ya que todavía se desconocen los detalles.

Las autoridades iraníes han amenazado con bloquear el Estrecho de Ormuz si las sanciones impuestas por Washington tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015 golpean sus exportaciones de petróleo, vitales para la economía del país.

Estados Unidos, que anunció en abril el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones para que siguieran comprando petróleo a Irán, considera que debe prevenir lo que calificó de “claros indicios” de amenaza al tráfico marítimo en la zona por parte de Teherán.

Ante esta situación, EEUU ha reforzado su presencia militar en el golfo Pérsico, donde ha mandado el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot, el portaaviones USS Abraham Lincoln y varios bombarderos.

Pese a este despliegue militar, los Guardianes de la Revolución de Irán aseguraron ayer que no ven probable una guerra con EEUU y que, en caso de ataque, tienen la capacidad de responder con firmeza.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo. (Reuters)
El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo. (Reuters)

Pompeo, de emergencia a Bruselas

El cada vez más delicado escenario en la región ha ameritado que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, viajara a Bruselas de urgencia el lunes antes de volar a al balneario ruso de Sochi, en el mar Negro, donde se reunirá con el presidente ruso, Vladímir Putin y con su homólogo Serguéi Labrov.

La decisión del presidente de Irán, Hasan Rohaní, de dar marcha atrás a algunos compromisos adquiridos por su país en el acuerdo nuclear firmado en Viena en 2015 con la Unión Europea (UE), Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y EE.UU.

La decisión se produce un año después de que el Gobierno de Donald Trump se retirara del pacto de forma unilateral pese a que el resto de firmantes sigue defendiéndolo y a que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha certificado en catorce ocasiones que Irán cumple con sus compromisos.

Además, Rohaní dio un ultimátum de 60 días al resto de firmantes del acuerdo para que garanticen al menos las transacciones bancarias de Irán y sus exportaciones de petróleo. La UE ha adoptado una serie de medidas para contrarrestar las sanciones que Washington impuso el año pasado a Irán con el objetivo de aislar económicamente al país persa. Sin embargo, esas iniciativas europeas todavía no han sido eficaces.

Con el objetivo de incrementar la presión sobre Irán, Washington impuso el pasado miércoles sanciones a las exportaciones iraníes de hierro, acero, aluminio y cobre, que se suman a las aplicadas contra numerosos sectores el año pasado, entre ellos el bancario y el petrolero.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios