INSTA A EUROPA A ROMPER EL ACUERDO NUCLEAR

EEUU eleva la presión sobre Irán: "La paz es imposible sin enfrentarse con Teherán"

La conferencia sobre Oriente Medio de Varsovia concluye con el llamamiento de EEUU a sus aliados europeos para que se retiren del acuerdo nuclear y respalden las sanciones contra Irán

Foto: Una opositora en el exilio durante una marcha en el aniversario de la Revolución Islámica, en París. (Francia)
Una opositora en el exilio durante una marcha en el aniversario de la Revolución Islámica, en París. (Francia)

La conferencia sobre Oriente Medio de Varsovia concluyó este jueves con el llamamiento de Estados Unidos a sus aliados europeos para que se retiren del acuerdo nuclear con Irán y respalden las sanciones contra Teherán, al que considera una "verdadera amenaza para la paz" en la región. Fue el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, quien pidió a los países europeos que sigan el "ejemplo" estadounidense y abandonen el acuerdo nuclear con Irán alcanzado en 2015, algo que Washington ya hizo el año pasado por iniciativa de su presidente, Donald Trump.

En un discurso contundente, Pence acusó a Irán de "patrocinar" el terrorismo en el mundo y recordó que "ninguno de los peligros es más urgente que el terrorismo radical islámico y los regímenes autocráticos que lo exportan", en referencia a Teherán. "Es por esto que Estados Unidos está trabajando en la construcción de una coalición de naciones que con el objetivo de erradicar el extremismo en Oriente Medio", agregó.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, fue más allá y aseguró que "es imposible lograr la paz y la estabilidad en Oriente Medio sin enfrentarse con Irán", algo que fue secundado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también presente en la conferencia. Irán es "una influencia maligna en el Líbano, en Yemen, en Siria y en Irak", agregó Pompeo, quien junto con Pence y con el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, encabezaba la delegación estadounidense en Varsovia.

Precisamente el rechazo a Irán ha logrado un acercamiento "histórico" en esta cumbre entre Israel y algunos países árabes, destacaba el propio Netanyahu, comparable al escenificado en la Conferencia de Paz de Madrid de 1991, aunque ni la Autoridad Palestina, Líbano, Turquía y Rusia estuvieron en Varsovia. "Quiero agradecer al Gobierno de Trump por organizar una conferencia extraordinaria, que ha supuesto un punto de inflexión histórico", al lograr que Israel y los ministros de Exteriores "de los principales países árabes se unan y hablen con una fuerza, claridad y unidad inusuales contra la amenaza común del régimen iraní", afirmó Netanyahu.

Pompeo también destacó la importancia de esta "histórica" cumbre, en la que "nadie ha elevado la voz para defender a Irán o negar la amenaza que supone este país en Oriente Medio, sobre eso ha habido un acuerdo global", aseguró.

Estados Unidos también ha aprovechado la cita para criticar a Gran Bretaña, Francia y Alemania por haber creado un mecanismo financiero especial que, según dijo Pence, permite "romper" las sanciones estadounidenses contra el régimen iraní, reactivadas por Trump. La mitad del comercio de Irán con la UE es con Alemania, Francia, el Reino Unido e Italia, país este último que se ha opuesto abiertamente a imponer más sanciones a Teherán.

La conferencia dejó un reguero de acusaciones contra Irán, lo que justifica que Estados Unidos esté trabajando en "la construcción de una coalición de naciones que con el objetivo de erradicar el extremismo en Oriente Medio", afirmó el vicepresidente estadounidense.

Pompeo añadía que, con ese objetivo, EEUU es partidario de reforzar "aún más" las sanciones a Irán mientras Teherán no cambie "su comportamiento peligroso". "El régimen autocrático de Teherán suprime la libertad de expresión y de reunión, persigue a las minorías religiosas, trata brutalmente a las mujeres, lleva a cabo ejecuciones de homosexuales y aboga abiertamente por la destrucción del Estado israelí", subrayaba por su parte Mike Pence.

La conferencia de Varsovia sobre Oriente Medio se cierra tras haber logrado la presencia de representantes de más de 60 países, con la evidente ausencia de Irán, que desde el primer momento criticó esta cumbre por considerarla "antiiraní", así como las ya citadas de Turquía, Líbano, Rusia y Palestina, además de China.

De hecho, Moscú reunió este jueves en Sochi (Rusia) al presidente iraní, Hassan Rohani, y al turco, Recep Tayyip Erdogan, en una conferencia alternativa para tratar la situación de Siria. También destacó la ausencia en Varsovia de los ministros de Exteriores de las principales potencias europeas, ya que tanto Francia como España no enviaron a altos representantes a la cita, mientras que Alemania está representada por su viceministro de Exteriores.

Tampoco asistió la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, quien semanas atrás ya se desmarcó de la conferencia, que oficialmente busca promover un futuro de paz y seguridad en la región, organizada conjuntamente por Washington y su fiel aliada en la Europa continental: la Polonia gobernada por el partido nacionalista Ley y Justicia (PiS).

Varsovia, siempre partidaria de una mayor colaboración entre la UE y EEUU, espera que esta cercanía a Washington le sirva para que la Casa Blanca se decida a aumentar su presencia militar en suelo polaco e, incluso, instale una base permanente pese a la firme oposición del Kremlin.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios