una operación destinada al fracaso

¿Lanzará Trump una intervención militar en Venezuela?

El apoyo de Trump a Guaidó ha desatado las especulaciones sobre una intervención militar en Venezuela. Los enemigos exteriores de Maduro intentan desestructurar la cúpula del ejército

Foto: Un manifestante arroja un bote de gas lacrimógeno durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en Caracas. (Reuters)
Un manifestante arroja un bote de gas lacrimógeno durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en Caracas. (Reuters)

El apoyo de Donald Trump al líder opositor Juan Guaidó minutos después de que este se autoproclamase presidente de Venezuela ha desatado las especulaciones sobre una intervención militar de EEUU. En medio de la pugna por la presidencia y mientras Nicolás Maduro y Guaidó reclaman el apoyo del ejército, Washington asegura que mantiene "todas las opciones sobre la mesa" si el chavismo responde con violencia. El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha ido aún más lejos al exigir a las fuerzas de seguridad que "garanticen la integridad física y la seguridad" de Guaidó, cuyo paradero se desconoce. A pesar de que Caracas ha roto relaciones y expulsado a los diplomáticos estadounidenses, EEUU mantendrá a su personal destacado en Venezuela y pide protección para los ciudadanos norteamericanos.

¿Lanzará Trump una intervención militar en Venezuela?

El mensaje de EEUU no es nuevo: en septiembre, Trump ya dejó la puerta abierta a una operación militar cuando, en la Asamblea General de la ONU, arremetió contra el Gobierno de Maduro por la crisis humanitaria que ha empujado a millones de venezolanos a buscar refugio en países vecinos. Poco después, en noviembre, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, declaró Venezuela miembro de "la troika de la tiranía del hemisferio" y anunció nuevas sanciones. No obstante, el militarista Bolton, uno de los promotores del falso argumento sobre las armas de destrucción masiva que llevó a la invasión de Irak, descartó la intervención.

Por ahora, nada indica que Trump esté preparando una operación militar contra Maduro, "aunque la mayoría de la población venezolana está a favor de una intervención extranjera", asegura José Luis Villegas, investigador de la cátedra de América Latina de Universidad Comillas-ICADE. "Una operación militar es una opción muy compleja. Hay grupos armados progubernamentales por todo el país, los 'colectivos', que este miércoles mataron a manifestantes [26, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social]. La intervención desembocaría en un conflicto abierto. Y EEUU lo sabe", explica a El Confidencial.

Juan Guaidó, el joven líder de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), anunció que "asumía el poder" en Venezuela asegurando que contaba con el "respaldo" del ejército —no es la primera figura de la oposición que dice tenerlo—. Sus reiterados llamamientos a la Fuerza Armada Nacional para que apoye las acciones de la AN supusieron un desafío abierto a Maduro ahora que Caracas ha aumentado la represión contra militares acusados de conspiración.

Varios expertos consultados esbozan el siguiente escenario: los enemigos exteriores de Maduro están intentando desestructurar la cúpula militar —nada indica que el alto mando, que ayer ratificó su apoyo al líder, esté en contra de su presidente— para que EEUU apoye a los mandos medios, que históricamente han jugado un papel clave en el país. De producirse un golpe contra el Gobierno de Maduro, estaría dirigido por dichos mandos medios, que disponen de capacidad de fuego y dirección de tropa, pero que no están tan cerca del poder como el alto mando. Dentro de los múltiples escenarios que podrían darse en Venezuela, un golpe es más plausible que una operación de Estados Unidos.

"No veo posible la intervención militar. Que Trump utilice la amenaza de que todas las opciones están sobre la mesa no implica el uso de la fuerza. Es un aislacionista, un presidente de retirada. Le interesan otra clase de conflictos", explica Pedro Rodríguez, profesor asociado de Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia de Comillas y en la Universidad Complutense de Madrid.

Una intervención está condenada al fracaso

Cualquier operación para derrocar a Maduro terminaría con el ejército de EEUU ocupando el país durante un largo periodo, sin importar si Washington ha planeado o no dicha ocupación, según investigaciones de los politólogos Alexander Downes y Lindsey O'Rourke citadas por 'The Washington Post'. Aunque Estados Unidos atesora un largo historial de misiones intervencionistas en Latinoamérica, estas casi nunca han logrado su objetivo o han provocado un cambio de régimen.

Downes y O'Rourke han analizado las causas por las que fracasaría una operación militar en Irán, y trasladan el ejemplo de la República Islámica a otros países. Una intervención semejante tiene muy pocas probabilidades de éxito cuando la potencia extranjera intenta erigir nuevas instituciones nacionales. De hecho, el resultado suele ser un agravamiento del conflicto civil, como sucedió con la intervención en Irak y el conflicto entre el Gobierno de Nuri al-Maliki y la población suní.

Incluso las operaciones encubiertas suelen terminar en represalias contra la potencia que persigue derrocar un Gobierno. Los pocos casos de intervenciones exitosas, como Alemania o Japón tras la II Guerra Mundial, se erigieron sobre condiciones locales preexistentes y una burocracia funcional capaz de sostener una democracia estable. Cuando se lanza una ocupación militar, sostienen Downes y O'Rourke, un cambio de régimen exitoso es incluso menos probable. La ocupación extranjera suele generar una espiral interminable de violencia. Los ciudadanos rechazan una fuerza ocupante que pretende cambiar sus instituciones, un rechazo que provoca la formación de grupos de resistencia, lo que hace todavía más difícil la retirada de tropas extranjeras.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios