en Holanda, después de 9 días en coma inducido

Muere a los 19 años después de inhalar desodorante en espray para colocarse

El joven tenía 19 años y las sustancias químicas que inhaló provocaron un paro cardiaco al detener el torrente sanguíneo

Foto: Jóvenes sin recursos utilizan esta peligrosa fórmula para drogarse
Jóvenes sin recursos utilizan esta peligrosa fórmula para drogarse

Un joven de 19 años ha muerto en Holanda después de inhalar desodorante en espray para colocarse. Una situación que se produce un día después de que se supiera que los adolescentes de Indonesia están utilizando compresas usadas para sentir los efectos alucinatorios del cloro que llevan.

El caso del joven holandés lo ha destapado el diario médico BMJ, que explica lo sucedido: se puso una toalla en la cabeza para inhalar el desodorante, comenzó a dar saltos en un estado hiperactivo y, de repente, el flujo sanguíneo se detuvo, provocando un paro cardiaco y el colapso posterior de su cuerpo.

Los médicos que le atendieron en el hospital holandés en el que fue atendido le pusieron en coma inducido, pero el joven no tenía suficiente capacidad cerebral para recuperar sus constantes vitales, por lo que no se le pudo reanimar y murió a los 9 días.

Según el doctor Kelvin Harvey Kramp, de la UCI del Hospital Maasstad de Rotterdam, “estos casos son raros y poco comunes, pero algunos jóvenes siguen haciéndolo porque desconocen las consecuencias”.

El fallecido tenía un historial de síntomas psicóticos y había sido admitido en un centro de rehabilitación para superar su adicción al cannabis y a la ketamina. Sin embargo, en un intervalo durante el tratamiento, volvió a las drogas.

¿Qué provocó el paro cardiaco?

En declaraciones a la CNN, el doctor Kramp cree que hay tres teorías de lo que puede haber causado el paro cardiaco. La primera apunta a que el espray habría rodeado el corazón y que cualquier situación posterior de estrés provocara el paro; la segunda señala a la capacidad de estas sustancias químicas de disminuir la fuerza de contracción del corazón; y la última se explica desde los posibles espasmos en las arterias coronarias que se habrían producido por la ingesta del espray.


El doctor apunta a la primera causa como la más probable por la hiperactividad que mostró el fallecido en los primeros momentos después de inhalar el desodorante, que se habría debido a una alucinación terrorífica.

Como en el caso de los niños de Indonesia, este tipo de actuaciones no está extendida y se da principalmente entre jóvenes sin recursos que buscan métodos rápidos y baratos para colocarse. Un informe cifra en 125 las personas que cada año mueren sólo en Estados Unidos después de haber inhalado sustancias químicas a través de distintos espráis.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios