desgarrador y emocionante

El terrible obituario que desvela la verdad sobre las drogas

Después de que Madelyn Ellen Linsenmeir muriera el pasado 7 de octubre, Kate O'Neill escribió unas palabras virales sobre la batalla que libró su hermana contra las adicciones

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si muriera un ser querido nunca pensarías que serás la persona que escribirá su obituario, y menos cuando el golpe es inesperado y de alguien joven. Eso mismo le sucedió a Kate O' Neill con su propia hermana. Pero cuando la familia hizo los preparativos para el funeral, decidió que quería afrontarlo contando la historia de cómo Madelyn Ellen Linsenmeir luchó hasta el útimo momento contra la adicción a las drogas.

"Es imposible reflejar totalmente a una persona en un obituario y, especialmente, a alguien cuya vida se ha definido por los opiáceos". Así empezaban las palabras que la familia de la difunta escribió sobre la muerte de la joven de 30 años, producto de una sobredosis. En el texto hicieron un recorrido por su vida y alentaron a otras familias a pelear juntos, porque "nunca es demasiado tarde".

Lucha siempre

El artículo fue publicado en un diario de la localidad de Florida, Estados Unidos, y se volvió viral gracias a su honestidad. Los familiares contaron que la fallecida se volvió adicta a los opiáceos a los 16 años tras probarlos en una fiesta de la escuela secundaria, a los 18 ya tomaba heroína y, aunque no aclararon cómo fue su última batalla, nunca pudo salir de aquella espiral. "Para algunos Maddie era solo una drogadicta: cuando vieron en qué se había convertido, dejaron de quedar con ella. Y qué pérdida para ellos. Porque era divertida, cálida, intrépida y fuerte", continuaba.

Todos deben pensar que cada aliento es un nuevo comienzo. Esta enfermedad no es una debilidad

La historia de Linsenmeir es cruda, sentida y conocida por millones de personas que luchan contra la adicción en medio de la crisis de opioides en EEUU. Viviendo dentro y fuera de la rehabilitación, perdiendo la custodia de su hijo y finalmente muriendo en un hospital mientras estaba bajo custodia policial. Las entrevistas con familiares, amigos y el director del programa de recuperación de la joven también muestran la imagen de una mujer querida por su amabilidad, perseverancia y honestidad.

O'Neill asegura a 'The Guardian' que "era la manera correcta de hacerlo porque estar enganchado a esto es una enfermedad y haberlo obviado no habría sido realista a la hora de contar su verdadera historia". "Cuando tuvo a Ayden trató realmente de mantener su sobriedad para poder criarlo. Tenía una voluntad fuerte y era resistente, pero la enfermedad era más fuerte que ella". Linsenmeir estuvo limpia durante seis meses, pero acabó perdiendo la custodia. Después de aquello consiguió estar sin tomar nada otros 11 meses más. Sus esfuerzos por ser la mejor madre se notaron enormemente, aunque acabó recayendo.

El principio del fin

El relato muestra a una joven que disfrutaba nadando, esquiando y practicando snowboard. "Tenía una voz tan hermosa que detenía a la gente en la calle, una que la llevó por todo el mundo". Tras mudarse a Vermont (Florida) para poder asistir a una escuela secundaria de artes escénicas todo comenzó a desmoronarse. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, solo en 2016 hubo más de 63.000 muertes por sobredosis en el país, un aumento del 21% en solo un año y en el que cientos de ellas fueron en esta localidad donde residía Madelyn.

Hay que pelear juntos. Es una lucha en la que nunca es demasiado tarde

"Creíamos que, como siempre, superaría su enfermedad y se ganaría la vida que sabíamos que merecía", escribió un miembro de la familia. "Pensamos esto hasta el momento de su último aliento. Pero su adicción la acosó y la secuestró una vez más. Aunque hubiéramos pagado cualquier rescate para recuperarla, cualquier precio en el mundo, este monstruo no la iba a dejar ir hasta que se muriera. Fue adorada como hija, hermana, sobrina, prima, amiga y madre, y ser amada por Madelyn fue un regalo siempre sorprendente", añadía.

La familia aprovechó también para reflexionar acerca del trato que se le da a las personas que padecen adicciones "en un sistema que va en contra de los enfermos y que les pone trabas los días. Todos deberían pensar que cada aliento es un nuevo comienzo e instar a aquellos que "lean esto con juicio" y que entiendan que "no es una opción o una debilidad". "Agradecemos de que cuando murió estaba a salvo y con su familia", concluía.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios