Una veintena de incendios convierten California en un infierno
  1. Mundo
cerca de 4.000 bomberos luchan contra las llamas

Una veintena de incendios convierten California en un infierno

El más grande, conocido como 'Mendocino Complex', se ha registrado como el incendio más devastador en la historia del estado

Foto: Un bombero consuela a un hombre que espera información sobre la casa de su hermana afectada por un incendio en California. (EFE)
Un bombero consuela a un hombre que espera información sobre la casa de su hermana afectada por un incendio en California. (EFE)

Desde hace un mes, California no ha dejado de arder. El Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California (Cal Fire) registró este lunes el incendio más devastador en la historia del estado. "Este es uno de esos récords que no quisieras ver", dijo al diario 'Los Angeles Times' el subdirector de Cal Fire, Scott McLean.

El fuego, conocido como 'Mendocino Complex', tiene dos focos ('Ranch' y 'River') que todavía no han llegado a unirse. Desde el 27 de julio, arden en torno al lago Clear Lake, a unos 200 kilómetros de San Francisco y han arrasado más de 124.000 hectáreas de terreno. Cerca de 4.000 agentes combaten las llamas desde entonces y han logrado controlarlo al 60 %.

Un bombero trata de apagar un incendio hoy, en Corona, California. (EFE)
Un bombero trata de apagar un incendio hoy, en Corona, California. (EFE)

Las autoridades están alarmadas por el rápido crecimiento del fuego. Incluso de noche, cuando las llamas son menos agresivas, 'Mendocino Complex' continúa devorando terreno de los condados de Mendocino, Lake y Colusa, propagándose a zonas más remotas.

Los bomberos de California trabajan para extinguir unos dieciocho fuegos activos en todo el estado, que han arrasado unas 230.000 hectáreas. El segundo más destructivo de la temporada estival, 'Carr', se ha cobrado ocho víctimas mortales hasta la fecha, civiles o efectivos de los servicios de emergencia que luchaban contra las llamas. Está contenido al 51 %, tras arrasar 1.600 edificios y más de 73.400 hectáreas.

Una casa es devorada por las llamas, durante el incendio bautizado como 'Thomas Fire', el año pasado. (EFE)
Una casa es devorada por las llamas, durante el incendio bautizado como 'Thomas Fire', el año pasado. (EFE)

El fuego devora los terrenos forestales de California cada verano, pero cuatro de los cinco incendios más violentos de la historia del estado se han dado en los últimos seis años. Los expertos achacan este dato preocupante a la combinación de la sequía y las altas temperaturas, e instan a los ciudadanos a hacer frente a una nueva realidad climática que traerá desafíos en los próximos años.

A la veintena de focos que asolan California se ha sumado el incendio 'Holy', que ha calcinado más de 7.300 hectáreas en los últimos cinco días. Fue declarado en una zona del Bosque Nacional de Cleveland, a unos 100 kilómetros de Los Ángeles. Más de 20.000 personas han sido evacuadas por precaución, ya que el fuego se extiende hacia zonas residenciales.

Detenido el posible autor del incendio

Forrest Clarck, de 51 años, ha sido detenido como el posible autor del mayor incendio de la historia de California. Fue arrestado el pasado martes y está acusado de incendio premeditado, amenazas criminales y resistencia a la justicia. Podría ser sentenciado a cadena perpetua. El sospechoso asegura que se encontraba durmiendo cuando los bomberos comenzaron a detectar las llamas.

Trump critica las leyes ambientales

En los últimos días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado sus ideas en Twitter sobre la manera de combatir el fuego. El mandatario opinó hoy que el gobernador de California, Jerry Brown, "debería permitir un flujo libre de las vastas cantidades de agua que viene desde el norte y que es desviada estúpidamente al océano Pacífico".

Y sugirió que el agua "puede ser usada para los fuegos, agricultura y cualquier otra cosa". Trump tuiteó que "los incendios forestales de California se están magnificando y empeorando debido a las malas leyes ambientales que no permiten que una cantidad masiva de agua esté disponible fácilmente para ser utilizada adecuadamente".

El agua "está siendo desviada hacia el océano Pacífico. ¡También debemos despejar la zona de árboles para detener la propagación del fuego!", subrayó.

Los meteorólogos han lanzado avisos de emergencia por las altas temperaturas que se van a vivir en el condado de Los Angeles, donde se superarán los 42 grados durante esta semana en áreas como Woodland Hills. A finales de julio, Brown declaró el estado de emergencia para los condados de Riverside, Shasta y Mariposa.

Poco después Trump firmó el estado de emergencia para California, lo que supone que el Gobierno federal presta asistencia adicional para combatir los fuegos.

California Incendios Sequía
El redactor recomienda