poco después de terminar la operación

El rescate de Tailandia rozó la tragedia: fallaron las bombas de extracción de agua

Varios buzos y equipos de rescate se encontraban en el interior de la cueva limpiando su equipo a más de 1,5 km de profundidad cuando la bomba principal falló y todo se inundó en unos minutos

Foto: Uno de los niños que permanecían atrapados en la cueva Tham Luang es evacuado en ambulancia tras su rescate. (EFE)
Uno de los niños que permanecían atrapados en la cueva Tham Luang es evacuado en ambulancia tras su rescate. (EFE)

La operación de rescate para liberar a los 12 niños y el entrenador de una cueva de Tailandia pudo haber acabado en desastre. Según han revelado los buzos, las bombas que drenaban el agua del interior fallaron solo unas horas después de que el último niño fuera evacuado. Tal y como publica este miércoles 'The Guardian', varios buzos y equipos de rescate se encontraban en el interior de la cueva limpiando su equipo a más de 1,5 kilómetros de profundidad cuando la bomba principal falló, lo que provocó una importante subida del nivel del agua en tan solo unos minutos.

Fueron tres buceadores australianos los que dieron la voz de alarma. Se encontraban en la 'cámara 3', una base dentro de la cueva, cuando escucharon gritos y vieron cómo una avalancha de antorchas se dirigía hacia ellos. En ese momento, según relatan, cerca de 100 personas que estaban en el interior de la cueva comenzaron a correr hacia la salida, incluido el médico que durante casi toda la semana se encargó de supervisar el estado de los niños atrapados.

Finalmente, todos los que estaban en la cueva pudieron salir en una hora agónica que a muchos de los que estaban en el interior les hizo recordar la muerte del buzo Samarn Kunan, antiguo miembro de los cuerpos de élite de la Marina de Tailandia, que perdió la vida al quedarse sin oxígeno mientras regresaba buceando de la cavidad donde se encontraban los niños.

Neumonía, hipotermia y ninguna infección

Ya a salvo, los 13 rescatados han perdido una media de dos kilos durante los 15 días que han permanecido dentro de la gruta, pero su vida no corre peligro. Algunos de los menores sufren cuadros leves de neumonía y síntomas de hipotermia, pero ninguno de ellos registra problemas graves de salud como infecciones.

Los familiares del primer grupo de rescatados pudieron este martes entrar en la sala donde se encuentran los niños, aunque con medidas de precaución debido al débil sistema inmunológico de los menores tras pasar más de dos semanas encerrados en el interior de la montaña. A lo largo del día de hoy, el segundo grupo de niños se podrá reunir con sus familiares, mientras que los que fueron rescatados ayer permanecerán al menos un día más en cuarentena.

Por el momento, los 12 niños y el entrenador están siendo alimentados a base de arroz y pollo, además de la ingesta de varios suplementos vitamínicos, y permanecerán al menos una semana más en el hospital antes de recibir el alta. Durante ese tiempo se recuperarán también del duro esfuerzo de salir de la cueva, ya que en tiempo récord aprendieron a bucear, una tarea complicada si se tiene en cuenta que muchos de ellos no sabían nadar.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios