LA NUEVA POLÍTICA se aplicaría Este año

“Fertilidad independiente”: China estudia levantar todos los limites a la natalidad

Cambio histórico tras décadas de controvertidas medidas de control de natalidad. Pekín elimina todas las limitaciones ahora que el envejecimiento amenaza los planes de desarrollo de Xi Jinping

Foto: Niños chinos juegan en un jardín infantil en Baokang, provincia de Hubei. (Reuters)
Niños chinos juegan en un jardín infantil en Baokang, provincia de Hubei. (Reuters)

Cambio histórico tras décadas de controvertidas medidas de control de natalidad. El Gobierno chino pretende eliminar todas las limitaciones al número de niños que pueden tener las familias, según fuentes gubernamentales citadas por Bloomberg. Más de 30 años de la política del “hijo único” han acelerado el envejecimiento de la población y provocado escasez de mano de obra en la segunda economía del mundo.

El Consejo de Estado, el máximo órgano de poder ejecutivo, ha ordenado que se analicen las repercusiones de poner fin a una política que ha durado casi cuatro décadas e intenta establecer el cambio a nivel nacional. Pekín quiere reducir el ritmo de envejecimiento de la población china y eliminar una estrategia que ha desatado las críticas internacionales, según las fuentes citadas por Bloomberg.

Las nuevas propuestas sustituirían la política de control de la natalidad por una denominada “fertilidad independiente”, que permitirá a los ciudadanos decidir cuántos hijos quieren tener. El Consejo de Estado tomará una decisión final en el último trimestre de este año y Pekín anunciaría el cambio en 2019. Occidente ha criticado las medidas coercitivas aplicadas para frenar el número de nacimientos, incluidas multas considerables, esterilización y abortos forzados.

El cambio de rumbo anunciado en octubre de 2015, cuando el Partido Comunista de China decretó que “todas las parejas del país” podrían tener hasta dos hijos, coincidió con la aprobación del XIII Plan Quinquenal, que debe guiar el desarrollo social y económico para el lustro 2016-2020. La población china en edad de trabajar ya estaba en declive y la reforma se enmarcó en la estrategia del presidente Xi Jinping para contrarrestar la desaceleración económica. Según los expertos, la política del “hijo único”, uno de los mayores experimentos sociales de la historia, impidió que la población creciera hasta 1.700 millones de habitantes (en 2016 superaba 1.379 millones). Por otra parte, un cuarto de la población china tendrá 60 años o más en 2030, frente al 13% en 2010, según previsiones del Consejo de Estado.

El primer ministro, Li Keqiang, recibió un estudio inicial de viabilidad en abril que concluyó que los beneficios de eliminar las restricciones a la natalidad en todo el país serían “limitados”. Entonces, el 'premier' chino solicitó nuevas investigaciones sobre el impacto social de descartar totalmente las nuevas políticas, según las citadas fuentes.

El plan evidencia la creciente preocupación entre los líderes chinos, convencidos, tres años después del fin la política del “hijo único”, de que el país necesita medidas más radicales. El número de nacimientos cayó un 3,5% el pasado año, hasta los 17,2 millones, según la Oficina Nacional de Estadísticas. Tras la ampliación en 2013 del número de excepciones en las que un matrimonio podía tener un segundo hijo, solo un millón de parejas solicitó en 2014 tener un segundo hijo, la mitad de lo que habían pronosticado las autoridades. Las razones que esgrimen los analistas van desde la presión laboral o la incertidumbre sobre el futuro hasta el aumento de la calidad de vida tras décadas de escasez.

"La baja tasa de natalidad y el bajo número de nacimientos en los dos años anteriores a la 'política de dos hijos' enviaron un claro mensaje a los líderes: la generación joven no quiere tener más hijos", declara a Bloomberg Chen Jian, antiguo responsable de la Comisión Nacional de Planificación Familiar y actualmente vicepresidente de la Sociedad China de Reforma Económica. "Los problemas de población de China serán un gran obstáculo para la visión del presidente Xi Jinping de construir un país modernizado para 2035".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios