UNO DE LOS PUESTOS MÁS IMPORTANTES DE LA UE

La española que será la mano derecha de Juncker

Su ascenso se produce en medio de un carrusel de cambios en la cúpula del poder, puesto en marcha por la retirada del secretario general de la Comisión, Alexander Italianer

Foto: Clara Martínez Alberola, mano derecha de Juncker. (EFE)
Clara Martínez Alberola, mano derecha de Juncker. (EFE)

Semana de oro para España en Bruselas. Si el lunes se confirmaba que Luis de Guindos será —salvo catástrofe de última hora— el próximo vicepresidente del BCE, este miércoles ha amanecido en la capital europea con un nombramiento inesperado que coloca a una española en uno de los puestos más importantes de la UE, en plenos esfuerzos del país por recuperar el terreno perdido durante la crisis.

Desde el uno de marzo, Clara Martínez Alberola se convertirá en la mano derecha del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Su ascenso se produce en medio de un carrusel de cambios en la cúpula del poder comunitario, puesto en marcha por la retirada del secretario general de la Comisión, el influyente Alexander Italianer, tras más de tres décadas de servicio.

Martínez sustituirá al poderoso y controvertido Martin Selmayr, a quien se considera el poder en la sombra de Juncker. Este alemán, apodado como Monstruo, Darth Vader o Rasputín, asumirá a su vez el puesto que deja vacante Italianer, el de mayor rango entre los funcionarios de la Comisión, a la que accedió en 2004.

Selmayr, de 47 años, ha copado buena parte de la atención que ha generado este baile de sillas, que coloca a otro alemán en la primera fila de la toma de decisiones europeas. "No hay nacionalidades en la Comisión, hay sensibilidades nacionales. Martin no es alemán, viene de Alemania y nunca ha dedicado más tiempo a un dosier alemán que a uno chipriota, por ejemplo”, ha defendido Juncker.

El perfil de la nueva jefa de Gabinete del presidente del Ejecutivo comunitario es mucho menos controvertido que el de Selmayr. No es política sino funcionaria, y encarna a la perfección el perfil de la discreta 'fontanera' que hace funcionar la maquinaria europea. A sus 55 años, será la primera mujer y la primera española —sin importar el sexo— en ocupar este prominente cargo, al que accede tras mostrar su valía como número dos de Selmayr desde el arranque de la presente legislatura en 2014, tal y como se lo ha reconocido el propio Juncker.

"He querido nombrarla y es mi decisión, también la del Colegio, porque en estos años he observado que tiene un conocimiento del asunto comunitario que supera lo ordinario", ha dicho el presidente de la Comisión. Licenciada en derecho por la universidad de su ciudad natal, Valencia, Martínez entró con apenas 28 años en la institución donde ha desarrollado su carrera.

Desempeñó varios cargos en distintos departamentos hasta que en 2005 dio el salto al entorno de la presidencia, entonces en manos de José Manuel Durão Barroso. Como miembro de su oficina, en 2012 se convirtió en una de las consejeras del portugués. De aquella época le quedan conocimientos de la lengua lusa, a los que se añaden el inglés, el francés y el italiano, idiomas que, según su currículo oficial, domina. En palabras de Juncker: "Es española pero, sobre todo, europea".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios