POR LOS OBJETIVOS DE pm10 Y DE NO2

Ultimátum de Bruselas a España para que actúe contra la contaminación del aire

Hace más de una década que todos los países de la UE tendrían que respetar las políticas europeas de calidad del aire, venciendo el último plazo otorgado allá por el año 2010

Foto: Vista general de la contaminación en Madrid caoital. (EFE)
Vista general de la contaminación en Madrid caoital. (EFE)

"No podemos esperar más". Así de claro se lo comunicó el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, a los países -entre ellos España- que siguen arrastrando los pies a la hora de reducir la contaminación del aire. "Las fechas límites para cumplir con sus obligaciones legales pasaron hace tiempo y hemos esperado demasiado", avisa Vella.

El comisario no exagera. Hace más de una década que todos los países de la UE tendrían que respetar las políticas europeas de calidad del aire. En 2005 venció el plazo para cumplir los objetivos de reducción de las partículas en suspensión (PM10) -tan finas que las respiramos y pueden penetrar en nuestro cuerpo por los pulmones- y en 2010, el del dióxido de nitrógeno (NO2).

Solo cinco de los veintiocho países cumplen. Y Vella leyó este martes la cartilla personalmente a los ministros de Medio Ambiente de los nueve países europeos que más cerca están de ser llevados ante la justicia europea, a la vista de los datos de 2016. España se encuentra entre ellos, aunque la ministra Isabel Tejerina optó por no prolongar el viaje a Bruselas que hizo este lunes y enviar a la reunión a su secretaria de Estado, María García.

Además de García, estaban presentes en la reunión representantes de Alemania, Francia, Italia, República Checa, Hungría, Rumanía, Eslovaquia y Reino Unido. Los países no se mueven, pero hasta ahora Bruselas también ha sido laxa, optando por mirar hacia otro lado en lugar de enfrentarse a las capitales.

¿Actuará al fin la Comisión Europea? "Sí, lo haremos", zanjó el comisario. Esta vez, el aviso va en serio. "La única cosa que puede evitarlo es que presenten medidas y acciones que sean suficientes para lograr los objetivos (de mejora de calidad del aire) sin más retrasos", añadió.

Sin embargo, las ideas planteadas por los representantes de los nueve países durante la reunión ministerial de este martes no dejan mucho margen al optimismo. "A primera vista, las sugerencias (mencionadas) no son suficientes para cambiar la situación", lamentó Vella.

España: "No es un problema generalizado"

García mantiene la tesis defendida por España desde hace años: el país ya toma medidas para mejorar la calidad del aire, que en general es buena, con unos puntos negros: los núcleos urbanos de Madrid y Barcelona con exceso de (NO2) y Avilés (Asturias) y Villanueva del Arzobispo (Jaén) por (PM10). "Tenemos problemas en determinadas zonas geográficas bien acotadas", aseguró.

García también afirma que en la localidad asturiana hay un problema con la ubicación de la estación de medición de calidad del aire y que pedirá a la Comisión Europea que sea desplazada a otro lugar. Un argumento muy poco contundente a ojos de Bruselas, frente al esgrimido por Vella: cada año mueren 400.000 personas en la UE por enfermedades relacionadas con "nuestra incapacidad de gestionar el problema" de la contaminación del aire.

Vella explicó también que la cuestión será llevada este miércoles ante el colegio de comisarios, el órgano que toma las decisiones en la Comisión Europea. Y que cuenta con el respaldo de su presidente, Jean-Claude Juncker. Si España no presenta medidas contundentes, todo apunta a que acabará ante la justicia europea por una cuestión medioambiental. Una vez más.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios