la guardia civil alertó de riesgo de atentado

Fin de la amenaza terrorista en Holanda: un joven "cometió una idiotez"

Las fuerzas de seguridad localizaron este miércoles durante el despliegue llevado a cabo tras un chivatazo de las fuerzas de seguridad de España una furgoneta con bombonas de gas

Foto:

La amenaza terrorista en Rotterdam ha terminado, según las autoridades de Holanda, que informaron de que es falso el aviso dado por un joven holandés detenido en relación con un supuesto atentado contra un concierto en esa ciudad. El alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, informó al consejo municipal de la ciudad de que "la amenaza (terrorista) ha terminado".

El ministro de Seguridad de Holanda, Stef Blok, informó por su parte de que el joven holandés de 22 años, arrestado esta madrugada en relación con un presunto ataque terrorista contra un concierto en Rotterdam, dio una amenaza falsa. El joven detenido es interrogado para saber por qué "cometió esa idiotez", agregó Blok.

El ministro habló de "un mensaje muy alarmante" difundido por el joven arrestado y argumentó que "desafortunadamente, a veces hay que tomar este tipo de medidas", en referencia a la cancelación del concierto de rock previsto anoche en Rotterdam. Según Blok, el mensaje de "alerta" combinado con otra información que estaba en manos de las autoridades, era "muy preocupante", y eso llevó al Ayuntamiento de Rotterdam y a la Policía a tomar medidas de precaución.

La furgoneta con matrícula española, cargada con bidones de gas. (Efe)
La furgoneta con matrícula española, cargada con bidones de gas. (Efe)


"Por suerte, hemos descubierto que la amenaza no se ha transformado en una acción real, pero alguien que está difundiendo este tipo de cosas no puede estar suelto", dijo el ministro, en una entrevista con la radio holandesa BNR. Blok se negó a dar más detalles sobre el detenido y advirtió de que la investigación sigue en marcha.

La Policía holandesa recibió ayer una advertencia de la Guardia Civil española sobre un supuesto "acto con violencia" contra el concierto de la banda de rock estadounidense Allah-Las en Rotterdam, por lo que el alcalde ordenó la cancelación de todos los eventos que acogía esa sala al considerar que la amenaza era "lo suficientemente seria".

Esta alarma también llevó a la detención de un ciudadano español que conducía ebrio una furgoneta con matrícula española, en la que transportaba varias bombonas de gas. El conductor español sigue en poder de la Policía, que aún comprueba los motivos por los que circulaba con esa carga en el vehículo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios