Es noticia
Menú
Los 'otros' Otto Warmbier de Corea del Norte: tres estadounideneses y un canadiense
  1. Mundo
todos están condenados a trabajos forzados

Los 'otros' Otto Warmbier de Corea del Norte: tres estadounideneses y un canadiense

El estudiante de EEUU ha fallecido tras estar 17 meses en prisión y otros tantos en coma por, supuestamente, contraer botulismo. No es el único extranjero que está en las cárceles norcoreanas

Foto: En el centro, el fallecido Otto Warmbier junto a Kim Dong Chul, Kim Sang-duk, Kim Hak-Song y Hyeon Soo Lim. (EC)
En el centro, el fallecido Otto Warmbier junto a Kim Dong Chul, Kim Sang-duk, Kim Hak-Song y Hyeon Soo Lim. (EC)

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante 17 meses y fue entregado la semana pasada en estado de coma a su familia, falleció esta madrudada en su Ohio natal. Acusado de robar un cartel propagandístico en un hotel, fue condenado a 15 años de trabajos forzados por "actos hositles contra el Estado". Sin embargo en Corea del Norte mantiene en prisión a otros tres ciudadanos de Estados Unidos como método de presión en la ya tensa relación entre ambos países a consecuencia del programa programa armamentístico norcoreano.

El que lleva más tiempo encarcelado es el misionero cristiano Kim Dong Chul: más de 628 días. A sus 63 años, cumple una condena de 10 años de trabajos forzados por presunto espionaje. Surcoreano nacionalizado estadounidense, vivió durante años en el estado de Virginia y luego se trasladó a China con su mujer y sus hijos. Dueño de un negocio en lo que se denomina zona económica especial de Rason, al norte de Corea del Norte y cerca de la frontera rusa y china y en la que se promueve la inversión extranjera, Kim Dong Chul fue detenido en octubre de 2015 acusado de intentar robar secretos militares y nucleares de Pyongyang en colaboración con surcoreanos. Según informó el Gobierno, la detención se produjo en el momento en el que una persona le entregaba una memoria USB con toda esta información.

placeholder Kim Dong Chul llora tras confesar los delitos de los que le acusó Corea del Norte. (Reuters)
Kim Dong Chul llora tras confesar los delitos de los que le acusó Corea del Norte. (Reuters)

Aislado, no fue hasta enero de 2016 cuando por primera vez Estados Unidos pudo contactar con él. Lo hizo la CNN, que le entrevistó aunque en presencia de un intérprete. Dos meses después, y en una rueda de prensa orquestada por Pyongyang, confesó el robo de secretos militares y nucleares, lo que le llevó a ser condenado a una década de trabajos forzados sin posibilidad alguna de apelación. Desde entonces, no se sabe nada de él.

Otro de los estadounidenses en prisión es Kim Sang-duk, conocido como Tony Kim. Fue detenido el pasado 21 de abril acusado de cometer "actos criminales hostiles con el objetivo de subvertir el país" con el objetivo de derrocar al régimen de Kim Jong-un cuando estaba a punto de subirse a un avión para salir del país. Llevaba varias semanas en Corea del Norte, donde había estado dando clases de contabilidad en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang (PUST) la única privada del país y donde estudian los hijos de las élites. Kim fue antes profesor de la Universidad de Yanbian, situada en la homónima prefectura china fronteriza con Corea del Norte, germen del PUST, un proyecto cofinanciado con fondos de las iglesias evangélicas de EEUU y China. A la espera de juicio, está encarcelado.

Kim Hak-Song. (CNN)El tercer ciudadano de EEUU detenido es Kim Hak-Song, retenido desde el 6 de mayo. Era empleado de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang (PUST), donde varios de los docentes son estadounidenses y se enseñan disciplinas consideradas tabú por las autoridades como estudios económicos sobre el capitalismo. Está acusado de "actos hostiles" contra Corea del Norte y está en prisión. Todavía no hay fecha para su juicio.

Cadena perpetua para un canadiense

El candiense Hyeon Soo LimEstos son, oficialmente, los tres estadounidenses que están detenidos en Corea del Norte. De otras nacionalidades, que haya trascendido, hay un canadiense, el pastor Hyeon Soo Lim, detenido en febrero de 2015. Diez meses después, fue condenado a trabajos forzados de por vida por "dañar la dignidad de la dirección suprema tratando de utilizar la religión para destruir el sistema de Corea del Norte".

Nacido en Corea del Sur, de 62 años, trabajaba en la iglesia presbiteriana Light Corean de Canadá, donde se nacionalizó en 1986. Lim viajó junto a un grupo de personas a Corea del Norte en el marco de una acción humanitaria en varios orfanatos, guarderías y residencias de ancianos. Sin embargo, a pesar de haber estado en el país más de una decena de veces, en 2015 fue retenido. En un vídeo difundido por Pyongyang asumió todos los cargos que pesaban sobre él. Canadá ha intentado en repetidas ocasiones establecer relaciones diplomáticas con Corea del Norte para lograr su liberación, pero no se les ha permitido establecer contacto con Hyeon Soo Lim.

Torturas, ejecuciones, campos de reeducación y apenas comida

Ser condendo a trabajos forzados en Corea del Norte es, sin duda, una auténtica pesadilla. Una vez se dicta sentencia, el Gobierno envía al condenado a un campo de internamiento o a un campo de reeducación de larga duración. En ambos, y como publicó El Confidencial, se obliga a los detenidos a trabajados forzosos en un espacio con un mantenimiento nulo. 

Las actividades a las que son sometidos son, sin duda, durísimas. Desde trabajar en sectores como la minería, la tala de árboles o tareas agrícolas a fabricar muebles. Todo ello durante 15 horas diarias y sin apenas ropa o zapatos, ya que solo tiene un juego durante toda su condena. No se les proporciona ni jabón, ni ropa interior o compresas. La ONU afirma que algunos de estos trabajos se realizan en conficiones de esclavitud. 

Si cabe la posibilidad de reducir la condena esto se conseguirá con larguísimas sesiones destinadas a memorizar las obras de Kim Jong-il. 

Además, la alimetación es pésima. La dieta consiste en maíz y sal, por lo que los presos pierden en poco tiempo sus dientes y sus huesos se debilitan. 

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante 17 meses y fue entregado la semana pasada en estado de coma a su familia, falleció esta madrudada en su Ohio natal. Acusado de robar un cartel propagandístico en un hotel, fue condenado a 15 años de trabajos forzados por "actos hositles contra el Estado". Sin embargo en Corea del Norte mantiene en prisión a otros tres ciudadanos de Estados Unidos como método de presión en la ya tensa relación entre ambos países a consecuencia del programa programa armamentístico norcoreano.

Kim Jong-un Canadá Energía nuclear Sucesos
El redactor recomienda