tampoco quiere solteros, desempleados y fontaneros

Fergus Wilson, el 'British' que veta a "gente de color" y maltratadas en sus 1.000 casas

Empresario inmobiliario, ha prohibido alquilarlas a gente de color porque el país está "saturado de ellos" y generan problemas porque "comen curry y el olor se queda en la alfombra"

Foto:

Es propietario de más de mil viviendas y uno de los arrendadores más importantes de Reino Unido. Su nombre es Fergus Wilson y acaba de prohibir que gente de color sean sus futuros inquilinos. ¿El motivo? El país está "saturado de este tipo de gente" y algunos generan problemas porque "comen curry y el olor se queda en la alfombra".

Según publica 'The Independent', esta es la última orden que ha dado a los trabajadores de las agencias inmobiliarias que tiene repartidas por Reino Unido. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2017 tampoco quiere inquilinos con hijos menores de 18 años ni madres ni padres solteros. Tampoco mujeres maltratadas ni desempleados. Pero la criba no se queda ahí, ya que Wilson, de 70 años, no acepta en sus viviendas a fontanteros ni a personas con un sueldo bajo. A estas prohibiciones se suman otras dos que no son tan controvertidas, que los futuros inquilinos sean fumadores y tengan mascotas.

Ha expulsado a 400 inquilinos y le ampara la ley

La carta enviada en enero por Fergus Wilson. (Facebook)
La carta enviada en enero por Fergus Wilson. (Facebook)

Con más de un millar de casas distribuidas en el condado de Kent, sobre todo en ciudadaes como Ashford y Maidstone, Wilson ha informado de todos estos cambios a través de correo electrónico. En los dos últimos años este empresario ha expulsado a cerca de 400 inquilinos de sus viviendas, la mayoría de ellas "gente de color". "Comen mucho curry y eso es un problema", ha declarado en una entrevista en el diario británico 'The Sun', donde afirma que ha gastado miles de libras en productos químicos para hacer desparecer este olor y que, en varios casos, ha tenido que comprar alfombras nuevas. "De verdad, es un problema la cantidad de gente de color que hay. Soy honesto", ha dicho.

Las declaraciones de Wilson ha desatado una fuerte polémica, sin embargo, en Reino Unido no es delito prohibir a un determinado grupo de personas alquilar una vivieda. Aun así, las redes sociales se han convertido en todo un hervidero de críticas hacia el empresario, que no duda en insistir en sus comentarios en disversas entrevistas a medios de su país. "Es la cara más inaceptable de la crisis que de la vivienda. Algo no funciona cuando una persona con tanto poder sale indemne de una decisión tan atroz", apunta la asociación contra el racismo HOPE en 'The Independent'. "Es el retroceso más inaceptable desde la década de los 60. No se puede negar a este tipo de gente un lugar donde vivir solo por su color de piel", continúan.

Pero esta asociación no se queda ahí, ya que considera que la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos de la Cámara de los Comunes debe tomar acciones legales. "Esto tendría que tener implicaciones legales. Deben de investigar más a fondo todo esto con carácter de urgencia", exigen. Por el momento, a Fergus Wilson le ampara la ley y solo quienes tengan buenos ingresos, estén casados, no fumen ni tengan mascotas pueden acceder a sus viviendas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios