gritó 'alá es grande' antes de morir

Amri, sospechoso del atentado de Berlín, muere en un tiroteo con la policía en Milán

Las huellas dactilares del fallecido, Anis Amri, se corresponden con las encontradas en el camión que mató a 12 personas en un mercadillo de la capital alemana

Foto: El cuerpo de Anis Amri, el sospechoso del atentado de Berlín, muerto abatido en Milán (REUTERS)
El cuerpo de Anis Amri, el sospechoso del atentado de Berlín, muerto abatido en Milán (REUTERS)

La Policía de Milán ha abatido al sospechoso del atentado de Berlín en un tiroteo. El presunto terrorista, Anis Amri, habría sido parado por dos policías en un control rutinario en la Plaza I de Mayo del barrio milanés de Sesto San Giovanni hacia las tres de la mañana después de que el tunecino hubiera bajado de un tren cogido en Francia horas antes.

Según la policía italiana, el hombre se giró para mostrar su supuesta documentación de un bolso y, en ese momento, cogió una pistola del calibre 22 y disparó a un agente en un hombro al grito de 'Allah akbar' (Alá es Grande). En aquel momento, el otro efectivo respondió al fuego abierto disparando al presunto terrorista, que murió en el acto. El policía herido no corre peligro y se encuentra atentido por los servicios sanitarios.

Amri, sospechoso del atentado de Berlín, muere en un tiroteo con la policía en Milán

Las huellas dactilares del sospechoso se corresponden con las que encontaron en el camión con el que asesinó a doce personas en un mercadillo navideño de Berlín. En sus bolsillos se ha encontrado un billete de tren que puede ayudar a reconstruir el trayecto desde Berlín a Milán. Anis Amri habría cogido un tren en Chambery, Francia, para bajarse en Turín, Italia, donde tomaría otro ferrocarril a Milán. "No hay ninguna sombra de duda de que es el terrorista de Berlín", ha asegurado el ministro de Interior de Italia, Marco Minniti.

"Italia está preparada para hacer frente a cualquier amenaza terrorista", asegura el ministro italiano del Interior, Marco Minniti

Al parecer, Anis Amri había llegado a la estación de tren sobre la una de la madrugada y no fue hasta las tres cuando fue parado en el control rutinario de documentación. Según las últimas hipótesis ofrecidas por el equipo antiterrorista liderado por Alberto Nobili, el presunto terrorista podría haber estado esperando a que saliera otro para desplazarse al sur de Italia.

El agente de policía herido, Christian Movio de 36 años que llevaba sólo nueve meses en prácticas en el cuerpo, fue llevado al hospital de Monza en donde fue operado de urgencia y su estado no reviste gravedad. "Agradecemos a estos policías su labor. Se trata de personas extraordinarias que hacían su trabajo y han rendido un gran servicio a la comunidad", dijo Minniti.

El primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, también ha comparecido ante los medios. Gentiloni ha sido preguntado sobre por qué no se detuvo antes al terrorista, siendo interrogado por los periodistas que le han recordado los graves fallos de coordinación judicial y policial alemana y europea que se han sucedido. Minniti ha asegurado que el nivel de alerta y seguridad en Italia "funciona" y no ha querido entrar en detalles de la operación "porque hay una investigación en curso".

Mientras tanto, es inevitable preguntarse cómo es posible que, además de haber estado un año entero viviendo en Alemania sin documentación, Anis Amri fue visto en una mezquita siete horas después de haber arrollado a cientos de personas sin ser detenido. Otra de las cuestiones que sobrevuelan el caso es cómo logró Amri, con todas las fuerzas de seguridad pendientes de él, llegar a Italia después de haber perpetrado un atentado yihadista.

Se ofreció como suicida

Anis Amri estaba vigilado por la policía tras haberse ofrecido como terrorista suicida durante varias conversaciones telefónicas pinchadas, según cuenta el semanario alemán 'Der Spiegel'. El tunecino estaba incluido en las bases de datos de las fuerzas antiterroristas y las autoridades de Berlín lo habían vigilado entre marzo y septiembre al temer que pretendiera cometer un robo para comprar armas automáticas y, presuntamente, perpetrar después un atentado, pero el operativo se cerró al no hallarse pruebas que sustentaran las acusaciones.

El tunecino había llegado a Lampedusa en 2011 y más tarde fue trasladado a los centros de acogida de Belpasso. Fue condenado a cuatro años de cárcel por daños por incendios, lesiones y amenazas en estas instalaciones.

Alemania agradece la colaboración

El Gobierno alemán ha mostrado su alivio por la muerte en Italia del tunecino Anis Amri y ha querido agradecer a las fuerzas de seguridad italianas por su actuación. Desde el Gobierno de la ciudad-estado de Berlín, su titular de Interior, Andreas Geisel, ha advertido de que, pese a la noticia de este viernes, se mantiene la búsqueda de posibles cómplices.

Que el principal sospechoso haya caído en Milán "no significa que se suspenda la búsqueda de posibles cómplices" y que "se dé el caso por completamente aclarado", indicó el responsable de Interior.

El momento del atropello

Este mismo viernes se han hecho públicas unas imágenes con los instantes previos al atropello masivo en el mercadillo navideño de Berlín. Son un par de segundos grabados por una cámara privada instalada en el salpicadero de un coche. En ellas se aprecia cómo pasa el camión conducido por un terrorista mientras los peatones intentan ponerse a salvo en un cruce. Son las primeras imágenes del vehículo que provocó la muerte de doce personas en Berlín.

De igual manera, el sospechoso del atentado de Berlín fue captado horas después del ataque por una cámara de vídeo vigilancia instalada ante una mezquita de la capital alemana. Este mismo viernes, también se han dado a conocer las imágenes.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios