Es noticia
Menú
¿Está blindada España contra el yihadismo? Las sentencias condenatorias se disparan
  1. España
efectividad judicial contra el terrorismo

¿Está blindada España contra el yihadismo? Las sentencias condenatorias se disparan

La Audiencia Nacional triplica las sentencias contra este tipo de terrorismo. Una de cada cuatro diligencias previas se incoa ya por yihadismo en el alto tribunal

Foto: La Guardia Civil detuvo el pasado 13 de diciembre a un exmiembro de los GAL dispuesto a cometer un atentado yihadista. (EFE)
La Guardia Civil detuvo el pasado 13 de diciembre a un exmiembro de los GAL dispuesto a cometer un atentado yihadista. (EFE)

España no sufre un ataque yihadista desde los fatídicos atentados del 11 de marzo de 2004, que acabaron con la vida de 193 personas, incluido el miembro del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional Francisco Javier Torronteras, fallecido como consecuencia de la explosión provocada tres semanas después en Leganés por la célula que había causado la matanza. Todos los terroristas que desde aquella fatal fecha han planificado cometer algún tipo de acción armada contra España o sus intereses han sido neutralizados antes de pasar a la acción. En concreto, según detalla el Ministerio del Interior, las fuerzas de seguridad han detenido a 670 personas vinculadas al yihadismo desde el 11-M.

El número de arrestados alcanzó su cifra récord el mismo 2004, cuando la Policía y la Guardia Civil capturaron a 131 personas en nueve operaciones llevadas a cabo contra el yihadismo. El año siguiente, las fuerzas de seguridad también efectuaron un alto número de detenciones vinculadas con el terrorismo (92) en 11 operaciones. Desde ese momento, se redujo la cantidad de capturas, aunque se mantuvo el nivel de operaciones policiales. Hasta 2015, en el que se dispararon ambos parámetros. Ese ejercicio, los servicios antiterroristas atraparon a 75 personas por delitos de yihadismo en 36 acciones. Este 2016 que ahora termina, por su parte, las fuerzas de seguridad detuvieron a 67 individuos en 35 operaciones policiales.

Este incremento, unido a la capacidad de los investigadores para afinar en sus informes y en la presentación de elementos probatorios, así como a la reforma legislativa de 2015, que introdujo nuevos tipos penales como el autoadoctrinamiento con fines terroristas, ha provocado que los tribunales incrementen su efectividad prácticamente al mismo ritmo que han aumentado las detenciones policiales. En concreto, según fuentes jurídicas, el número de sentencias condenatorias dictadas por la Audiencia Nacional en 2016 se ha triplicado respecto al año anterior.

El alto tribunal ha emitido este ejercicio 11 resoluciones que han condenado a 26 acusados por delitos vinculados al yihadismo (enaltecimiento, colaboración, pertenencia a organización terrorista, autoadoctrinamiento, etc.). En 2015, sin embargo, la Audiencia Nacional dictó tres sentencias que condenaron a 13 acusados, 10 de ellos por integración en banda yihadista y el resto por enaltecimiento del terrorismo.

Entre las nueve resoluciones de 2016 —la mayoría referentes a detenidos el año anterior—, figuran las tres primeras sentencias que dicta el tribunal por autoadoctrinamiento, uno de los nuevos tipos penales incluidos en la reforma del Código Penal del 30 de marzo de 2015. En concreto, la del pasado 7 de diciembre, que firmó la Sección Segunda de la Sala de lo Penal contra Ahmed Bouguerba, que fue condenado a tres años y medio de prisión por publicar en Facebook un comentario en árabe y estar vinculado con el imán Ibrahim Mohamed Hijjo.

"Si Dios quiere, van a venir ejércitos muyadihin luchadores que esperan la guerra contra Israel y vamos a derrotar a los Estados Unidos y sus chivatos", dijo el condenado, que también le dio a Me gusta en la página de la red social de la Organización Estado Islámico. Los investigadores consideraron que había iniciado el programa de adoctrinamiento que pretende introducir "a los jóvenes musulmanes en un estado mental que finalmente les conduzca a la única salida que es la del activismo militante", rezaba la resolución judicial.

También por el delito de autoadoctrinamiento con finalidad terrorista fue condenado a dos años y medio de prisión el pasado 30 de noviembre Mohamed Akaarir, quien también publicó en su perfil de Facebook mensajes radicales y fotografías de alto contenido violento, "cada vez más radicalizados", explícitos y con "llamadas al martirio". Poco a poco, además, Akaarir fue visitando cada vez más "páginas marginales, de difícil localización, que incluyen consignas por si Facebook las localiza y cierra".

Según la Audiencia Nacional, estos mensajes acreditan su "veloz adoctrinamiento y asunción de principios y valores del yihadismo radical" en "muy poco tiempo", pues el condenado se encontraba ya en la cuarta y última fase del proceso de autoadoctrinamiento, la del activismo, la justificación de la violencia y la preparación para la muerte. De hecho, según la sentencia, los hechos que se le imputan están "en un estadio límite con el delito de colaboración con organización terrorista e incluso con el de pertenencia a la misma".

La última sentencia por autoadoctrinamiento fue emitida ayer mismo por la Audiencia Nacional, que condenó a siete personas por este nuevo tipo delictivo. La actividad contra el terrorismo yihadista en la Audiencia Nacional no deja de incrementarse conforme avanza el tiempo hasta el punto de que hoy por hoy una de cada cuatro (el 25%) diligencias previas que se incoaan en el alto tribunal se abre por yihadismo, una proporción que el año pasado se situaba en el 22%, una contabilidad que incluye todos las causas iniciadas por las fiscalías Anticorrupción, Antidroga y de la propia Audiencia Nacional.

El número de presos preventivos, por su parte, también ha crecido respecto a 2015. En concreto, en este momento hay 102 reclusos en esta situación (calificada así hasta que la sentencia se torna firme) por los algo más de 70 que había a finales del año pasado. Este incremento, según las fuentes jurídicas consultadas, es fruto del mencionado incremento de las detenciones efectuadas por la Policía y la Guardia Civil, sobre todo, aunque también por los Mossos d'Esquadra e incluso por la Ertzaintza. La Fiscalía, por su parte, ha formulado 18 acusaciones a lo largo del presente año que ahora concluye contra 31 personas vinculadas de algún modo u otro con el terrorismo yihadista. El año pasado, el ministerio público únicamente realizó dos acusaciones contra una decena de individuos presuntamente relacionados con el yihadismo.

España no sufre un ataque yihadista desde los fatídicos atentados del 11 de marzo de 2004, que acabaron con la vida de 193 personas, incluido el miembro del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional Francisco Javier Torronteras, fallecido como consecuencia de la explosión provocada tres semanas después en Leganés por la célula que había causado la matanza. Todos los terroristas que desde aquella fatal fecha han planificado cometer algún tipo de acción armada contra España o sus intereses han sido neutralizados antes de pasar a la acción. En concreto, según detalla el Ministerio del Interior, las fuerzas de seguridad han detenido a 670 personas vinculadas al yihadismo desde el 11-M.

Ministerio del Interior
El redactor recomienda