CUATRO DETENIDOS EN UNA REDADA

El sospechoso del atentado de Berlín estaba bajo vigilancia de EEUU, Italia y Alemania

Cuatro detenidos en relación al atentado de Berlín. Los investigadores han encontrado las huellas dactilares de Anis Amri, el principal sospechoso del atentado, en la puerta del camión

Foto: Un policía permanece apostado cerca del mercado navideño en Berlín, el 19 de diciembre de 2016 (Reuters)
Un policía permanece apostado cerca del mercado navideño en Berlín, el 19 de diciembre de 2016 (Reuters)

Cuatro detenidos en relación al atentado de Berlín. La Policía alemana arrestó hoy a cuatro personas tras dos registros de viviendas en Dortmund (oeste del país), según informó la televisión pública regional WDR, mientras prosigue la búsqueda en todo el país del tunecino de 24 años sospechoso del ataque contra el mercadillo navideño de Berlín. Los investigadores han encontrado las huellas dactilares de Anis Amri en la puerta del conductor del camión, según informan el diario 'Sueddeutsche Zeitugn'. Esta información, aún no confirmada por las autoridades, vendría a ratificar la implicación del principal sospechoso en el atentado que dejó doce muertos y 48 heridos y que reivindicó el grupo terrorista Estado Islámico.

Por otra parte, el semanario 'Der Spiegel' ha informado en su web de que Amri se habría ofrecido como terrorista suicida durante varias conversaciones telefónicas que fueron objeto de escuchas. Sin embargo, según las fuentes consultadas por este medio, los comentarios no fueron lo suficientemente consistentes como para proceder a su arresto. El tunecino estaba incluido en las bases de datos de las fuerzas antiterroristas y las autoridades de Berlín lo habían vigilado entre marzo y septiembre al temer que pretendiera cometer un robo para comprar armas automáticas y, presuntamente, perpetrar después un atentado, pero el operativo se cerró al no hallarse pruebas que sustentaran las acusaciones.

Asimismo, Anis Amri, de 24 años, desembarcó en Italia en 2011 y fue encarcelado durante cuatro años y después expulsado, según los medios de comunicación italianos. Llegó a la isla de Lampedusa, en Sicilia, a bordo de una patera en febrero de 2011 y allí fue alojado en un centro de menores de Catania -dijo que tenía 17 años- y se le inscribió en un colegio, aunque se descubrió que era mayor de edad. El tunecino fue arrestado el 23 de julio de 2011 por haber incendiado al centro de acogida en el que residía y por otros delitos como robo, amenazas y agresión. Cumplió cuatro años de reclusión en el cárcel de Ucciardone de Palermo, capital de Sicilia, y después se le comunicó el decreto de expulsión pero nunca volvió a Túnez y se le perdió el rastro. Los diarios italianos afirman que Anis Amri vuelve a aparecer en julio de 2015 en Alemania, donde pidió un permiso de asilo político pero se le rechazó.

Además, Amri estaba bajo "el radar" de las agencias de Inteligencia de Estados Unidos porque había buscado en Internet información sobre cómo fabricar artefactos explosivos y se había comunicado con el Estado Islámico en al menos una ocasión utilizando la aplicación de mensajería Telegram, según han informado fuentes estadounidenses al diario 'The New York Times'. Amri también estaba en una lista de prohibición de vuelo en Estados Unidos.

Una ficha de la policía muestra a Anis Amri (Reuters).
Una ficha de la policía muestra a Anis Amri (Reuters).

Previamente a las cuatro detenciones de hoy se había registrado un centro de refugiados en la localidad de Emmerich, en la misma región que Dortmund, donde según medios locales había residido Anis Amri, el presunto implicado en el ataque.

Estas informaciones no han sido confirmadas por la Policía, que se remite a que todo el caso está sujeto a las investigaciones de la Fiscalía federal. Amri, según la citada televisión pública de Renania del Norte-Westfalia, el estado federado al que pertenece Dortmund, tuvo contactos con un destacado miembro del colectivo radical salafista de la región, en cuya vivienda había residido. En los registros han participado un centenar de agentes del cuerpo especial de la policía (SEK), que se habían apostado cerca del albergue ya el miércoles.

La Fiscalía federal emitió ayer una orden de detención europea contra el tunecino y ofreció hasta 100.000 euros de recompensa por pistas que ayuden a encontrarlo. Amri, llegó a Alemania a mediados de 2015 y solicitó asilo, aunque se le había denegado, había residido en los últimos meses entre Renania del Norte-Westfalia y Berlín y se ha convertido en la persona más buscada en Alemania tras encontrarse documentación suya en la cabina del camión con que se cometió el atentado.

El joven, vigilado por las autoridades de Berlín hasta el pasado septiembre e incluido en las bases de datos de las fuerzas antiterroristas, centra las sospechas de las fuerzas de seguridad después de que el martes quedara en libertad el único detenido tras el ataque, que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico. Medios berlineses habían informado anoche de otros dos registros en la capital alemana, que posteriormente fueron desmentidos por la Policía.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios