Es noticia
Menú
Avalancha de críticas contra Merkel por su fría actitud con la niña a la que hizo llorar
  1. Mundo
se utilizó el hashtag #merkelstreichelt

Avalancha de críticas contra Merkel por su fría actitud con la niña a la que hizo llorar

Twitter se llenó de memes condenatorios al comportamiento de la canciller alemana frente a la menor libanesa que debía abandonar el país tras cuatro años en territorio germano

Foto: Uno de los montajes posteriores al encuentro entre Merkel y la niña (Twitter)
Uno de los montajes posteriores al encuentro entre Merkel y la niña (Twitter)

La fría actitud de Angela Merkel ante una niñaha sido criticada duramente en las redes sociales y a través de la prensa internacional. La canciller acudió el pasado miércoles a una cita con escolares en el marco de la campaña 'Diálogo Ciudadano', y una de las estudiantes le expuso la difícil situación por la que estaba pasandosu familia: tras cuatro años en Alemania, debían abandonar el país porque a su padre se le había acabado el contrato laboral que les permitía vivir legalmente en territorio germano.

“A veces la política es dura”, contestó Merkel añadiendo que Alemania no podía acoger a todos los libaneses que quisieran escapar de la difícil situación que estaban viviendo. “Sabes que en los campos de refugiados palestinos en Líbano hay miles y miles [de personas]. Si ahora decimos 'todos podéis venir, venid todos desde África', no podríamos sostener la situación”, afirmó la canciller alemana frente la atenta mirada de la niña, que se echó a llorar ante las duras palabras de la dirigente.

Su actitud pronto se convirtió en uno de los temas más comentados de Twitter. A través del hashtag #Merkelstreichelt –#Merkelacaricia–, los usuarios de esta red de microblogging expresaron su rechazo al comportamiento de la canciller en relación al momento en que la política extiende su mano al hombro de la niña en señal de consuelo. “Has hecho un buen trabajo”, le dijo a la joven valorando los esfuerzos realizados en el ámbito académico.

Los memes no se hicieron esperan y pronto la Red se inundó de montajes con fotos de Merkel en diferentes situaciones. Uno de ellos mostraba una foto de la canciller mostrando un ficticio apoyo a Alexis Tsipras, primer ministro griego, acompañada del texto “Resuelta la crisis de Grecia. Ya no puedo más”. Otro tuit destaca una conversación entre el ministro de Finanzas alemán, Wolfang Schäuble, y Merkel. El ministro dice: "Los griegosme odian". Ante esto, la canciller contesta: "¡Prueba a acariciarles! También lo han hecho muy bien...".

Griechenlandkrise gelöst. #merkelstreichelt Ich kann nicht mehr xD pic.twitter.com/p9C53M30Dn

Nach #merkelstreichelt kommt #schaeublestreichelt pic.twitter.com/twxwawe7TG

Otro de los tuits que pudo leerse utilizaba la imagen del momento en que la política apoya su mano en la joven para escribir encima: “La vamos a echar, así que quiero acariciarla por última vez”.

#merkelstreichelt (Bild via fb) pic.twitter.com/NHG4PQJFNn

Desde 'El Confidencial' le mostramos una selección de algunas de las publicaciones que llenaron Twitter con comentarios –irónicos en ocasiones y muy duros en otras– sobre la actitud de Merkel con la niña palestina.

Así resuelve las cosas Merkel. Alguien debería darle una caricia, con una silla, en la cara. #merkelstreichelt pic.twitter.com/M6kOl22OxW

Pido disculpas, pero me repugna que toda una canciller no sepa ni cómo tratar a una pobre niña. #merkelstreichelt pic.twitter.com/hSmSx6tRN2

Ok bud, stay calm pic.twitter.com/bMMQT9nvfg

La fría actitud de Angela Merkel ante una niñaha sido criticada duramente en las redes sociales y a través de la prensa internacional. La canciller acudió el pasado miércoles a una cita con escolares en el marco de la campaña 'Diálogo Ciudadano', y una de las estudiantes le expuso la difícil situación por la que estaba pasandosu familia: tras cuatro años en Alemania, debían abandonar el país porque a su padre se le había acabado el contrato laboral que les permitía vivir legalmente en territorio germano.

Angela Merkel
El redactor recomienda