cameron endurecerá las condiciones

Los perdedores de las elecciones británicas son los inmigrantes (españoles incluidos)

No habrá que esperar dos años para ver cómo cambian las relaciones entre Londres y Bruselas. Cameron ha prometido ponérselo más difícil a los inmigrantes, comunitarios incluidos

Foto: Cameron en Downing Street. (Efe)
Cameron en Downing Street. (Efe)

Después de haber sido reelegido primer ministro con mayoría absoluta, David Cameron llevará a cabo su promesa de celebrar un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea antes de 2017. Todo el mundo está ahora pendiente de las consecuencias que tendrá esta consulta. Pero no habrá que esperar dos años para ver cómo cambian las relaciones entre Londres y Bruselas. Las diferencias se empezarán a notar a partir de este mismo mes.

Durante toda la campaña electoral, a partir de los debates televisados, se comprobó que la máxima preocupación de los británicos con respecto a la Comunidad de los Veintiocho es la inmigración. Nigel Farage, del euroesceptico UKIP (que no hay que olvidar se convirtió en la tercera fuerza más votada en las elecciones) repitió por activa y pasiva que solo abandonando el bloque, el país volvería tener el control de sus fronteras. Y el público le daba en este caso la razón.

La mayoría de los británicos siempre han tenido la sensación que el Reino Unido da mucho más de lo que recibe de la UE. Después de la crisis, hay una sensibilidad mayor al uso que hacen los inmigrantes sobre el sistema de bienestar. A pesar de que se ha comprobado que los británicos expatriados que viven en otros países del Viejo Contienen gastan más y cometen más abusos.

Manifestantes bloquean la carretera junto al Parlamento para denunciar la muerte de inmigrantes que intentan cruzar el Mediterráneo. (Reuters)
Manifestantes bloquean la carretera junto al Parlamento para denunciar la muerte de inmigrantes que intentan cruzar el Mediterráneo. (Reuters)

En cualquier caso, consciente del escenario y del peso que ha tenido la inmigración a la hora de depositar la papeleta, Cameron prometió una serie de medidas para atajar el problema. Y ahora con la mayoría absoluta conseguida en la Cámara de los Comunes no existe obstáculo para sacarlas adelante.

El próximo 27 de mayo, cuando el premier presente su programa legislativo a través del tradicional Discurso de la Reina se incluirán las siguientes medidas:

-1. Los inmigrantes –comunitarios y extracomunitarios- que vengan sin oferta de trabajo, no tendrán derecho a la paga que hasta ahora recibía todo aquel que buscaba empleo en el país. Si tienes entre 16 y 24 años, son 56,80 libras semanales (76 euros). Si tienes 25 o más, 71,70 libras a la semana (99 euros).

-2. Los inmigrantes -comunitarios y extracomunitarios- que no encuentren trabajo en un plazo de seis meses, deberán abandonar el país.

-3. Los inmigrantes -comunitarios y extracomunitarios- no tendrán derecho a recibir prestaciones sociales hasta que lleven viviendo en el Reino Unido cuatro años.

-4. Los inmigrantes -comunitarios y extracomunitarios- no recibirán el subsidio familiar por hijos que vivan en el extranjero.

Al premier no le tembló el pulso cuando ya modificó la normativa que, desde enero de 2014, estipula que tanto europeos como extracomunitarios tienen que esperar un plazo de tres meses para acceder a determinadas prestaciones sociales.

Las medidas afectarán directamente a los alrededor de 30.000 españoles que cada año llegan al Reino Unido en busca de oportunidades.

Negociar con Bruselas

Antes de celebrar el referéndum, Cameron quiere negociar previamente con Bruselas una serie de cuestiones para así asegurarse que los británicos votarán por la permanencia. Y la inmigración está en la lista. A día de hoy, el 51% votaría por salir de la UE frente al 49% que prefiere quedarse.

Aunque al otro lado del Canal de la Mancha no estaban por la labor. La Comisión Europea dejó claro que cualquier reforma se debería plantear no antes de noviembre de 2019. Sin embargo, minutos después de conocerse el triunfo inesperado de la mayoría absoluta conseguida por el primer ministro británico, el mismo presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, reculaba y decía estar “abierto a escuchar las propuestas del Reino Unido y a mantener un diálogo constructivo y cordial".

Eso sí, Juncker ha establecido unas líneas rojas y no aceptará modificaciones que afecten a las cuatro libertades fundamentales de la UE, incluida la libertad de movimiento y trabajadores.

Según los últimos datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, el total de extranjeros que fue a trabajar a Reino Unido menos el total de británicos que se fue a trabajar al exterior, entre junio de 2013 y junio de 2014, supuso una subida interanual del 43%, la segunda mayor desde que existen registros. 78.000 inmigrantes netos más que el año anterior y 16.000 más que cuando Cameron llegó al poder en 2010.

La Reina Isabel II esta semana (Reuters).
La Reina Isabel II esta semana (Reuters).

El sector más radical de las filas tories exige al primer ministro que rebaje a 100.000 la inmigración neta anual del Reino Unido. Sin embargo, Cameron no quiere poner ningún coto precisamente con el objetivo de buscar consensos. Es consciente de que, si lo hace, se toparía con un 'no' rotundo por parte Angela Merkel. Pero la canciller alemana ve con mejores ojos una gradación de las prestaciones sociales con respecto a los extranjeros en los diferentes Estados miembros.

Por otra parte, respecto a los poderes que Cameron quiere repatriar a Londres aún no se ha especificado nada. Aunque en enero de 2013, cuando se anunció formalmente que si salía reelegido convocaría el referéndum de permanencia, circulaba por los despachos de Downing Street un valioso documento llamado Fresh Start Project (Proyecto Nuevo Comienzo).

Por las filtraciones que llegaron a la prensa se supo que el texto explica las políticas comunitarias que habría que re-nacionalizar total o parcialmente en 11 áreas: Comercio, Desarrollo Regional, Agricultura, Pesca, Presupuesto e Instituciones, Política Social y Empleo, Servicios Financieros, Medio Ambiente, Interior y Justicia, Inmigración y Defensa.

El plebiscito europeo podría no ser el único que se ve en este mandato. Los nacionalistas escoceses del SNP, que han conseguido unos resultados históricos al hacerse con 56 de los 59 escaños reservados a la región en la Cámara de los Comunes, han dejado la puerta para incluir otro referéndum sobre la independencia en su manifiesto ante los comicios regionales del próximo año.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios