MURIÓ CUANDO ESTABA BAJO CUSTODIA DE LOS REBELDES

La ‘ejecución’ del coronel Gadafi: así fueron sus últimos instantes de vida

El joven miliciano mira a la corresponsal de Reuters mientras señala dos hediondas tuberías de desagüe: “Nos definió como ratas, pero mira dónde le hemos encontrado”.

El joven miliciano mira a la corresponsal de Reuters mientras señala dos hediondas tuberías de desagüe: “Nos definió como ratas, pero mira dónde le hemos encontrado”. Poco antes de la oración del amanecer, sitiado desde hace dos meses en su Sirte natal, el coronel Muamar el Gadafi se entregó a los rebeldes rodeado de una docena de leales guardaespaldas y acompañado del líder de su extinto Ejército, Abu Bakr Younis. No llegó muy lejos.       

Las circunstancias de su muerte aún no se han esclarecido. Milicianos leales al Consejo Nacional de Transición aseguran que encontraron al ex dictador escondido en un agujero y que le dispararon cuando intentaba huir. Sin embargo, un vídeo emitido por CNN y Al Yazira muestra cómo un grupo de rebeldes traslada sobre el capó de un vehículo a un Gadafi ensangrentado que difícilmente logra mantenerse en pie, pero que sigue consciente. El coronel es posteriormente rodeado por numerosos revolucionarios que le zarandean e introducen en un camión. La suerte que corrió después varía según las fuentes, aunque la hipótesis de la ejecución toma fuerza tras la difusión de estas imágenes. De hecho, una fuente del Consejo Nacional de Transición (el actual Gobierno interino) llegó a reconocer anoche que Gadafi recibió disparos en la cabeza y el abdomen, fue golpeado por sus captores y murió cuando estaba bajo custodia.

“Fue herido en la cabeza. Hubo un intenso tiroteo contra su grupo y acabó muerto”, informó ayer otro responsable militar del Consejo Nacional Transitorio, Abdel Mayid, poco después de que el CNT anunciara la “liberación” de Sirte, el último bastión gadafista cuya simbólica caída marca el final del conflicto. Poco antes, otro portavoz del CNT había asegurado que el dictador resultó herido en ambas piernas cuando intentaba escapar de un convoy de fuerzas leales a Gadafi bombardeado por la OTAN en las cercanías de Sirte.

La Alianza confirmó que, con las primeras luces, sus aviones identificaron y atacaron en las inmediaciones de la ciudad a un convoy militar de fuerzas leales al ex dictador formado por “varias decenas de vehículos”. El ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, informó que aviones galos detuvieron el convoy cuando intentaba huir de Sirte, pero no lo destruyeron. Según Longuet, los rebeldes libios intervinieron después para incendiar los vehículos, “de los que salió el coronel Gadafi”. A sus declaraciones se suman esta mañana las del médico forense que ha examinado el cuerpo sin vida del sátrapa. "Gadafi fue arrestado con vida, pero lo mataron después", ha explicado el doctor Taka, quien asegura que falleció como consecuencia directa de un balazo en los intestinos que recibió tras haber sido capturado con vida. 

 “¡Mi señor está aquí y está herido!”

Una corresponsal de la agencia Reuters que visitó el lugar asegura que el convoy fue atacado claramente por un arma mucho más poderosa que cualquiera de las que han caído en manos de los rebeldes durante los ocho meses de levantamiento. En el interior de los vehículos encontró los restos calcinados de las víctimas del bombardeo. Otros cuerpos yacían en los alrededores. Según dicha corresponsal, Gadafi y un puñado de hombres escaparon de la muerte escabulléndose por un bosquecillo hasta alcanzar la carretera que lleva a Sirte y esconderse en las cañerías de desagüe. Su suerte acabó ahí. Un grupo de rebeldes le pisaba los talones.    

“Al principio les disparamos con munición antiaérea, pero no funcionó. Después entramos (en la tubería)”, contó un miliciano, identificado como Salem Bakeer, a Reuters. “Uno de los hombres de Gadafi salió agitando su rifle en el aire y gritando que se rendía, pero en cuanto me vio comenzó a disparar. Entonces comenzó a gritar: ‘Mi señor está aquí. Muamar el Gadafi está aquí y está herido'. Entramos y sacamos a Gadafi, quien decía ‘¿Que´pasa?, ¿qué pasa?, ¿qué está sucediendo?’. Le cogimos y le metimos en un coche”, narró Bakeer. El resto ya es historia. Su muerte y la toma de la ciudad en la que nació hace 69 años significan el triunfo de la revolución libia, erigido sobre la OTAN, y el comienzo de la transición.   

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios