Restaurantes de moda, una ruta en barco… Vas a querer volver a Sevilla

  • Pantalla completa
1 de 12
Comparte la fotografía

Vistas desde la Giralda
2 de 12
Comparte la fotografía

Vistas desde la Giralda

Es la postal más típica, el monumento más conocido y el símbolo por excelencia de la ciudad, y lo mejor no es solo verlo desde fuera, sino también la vista panorámica que ofrece de Sevilla si subes hasta el final de la torre. Coge aire, porque son 104 metros, pero te aseguramos que el esfuerzo merece mucho la pena.

 

 Mariatrifulca
3 de 12
Comparte la fotografía

Mariatrifulca

Si hay un bar de moda en Sevilla es este. Junto al puente de Isabel II, en el antiguo Faro de Triana, se encuentra este restaurante en el que, además de disfrutar de productos de primera calidad, podrás relajarte con las vistas excepcionales desde la azotea. Eso sí, te recomendamos reservar con tiempo.

 Tiempo de relax
4 de 12
Comparte la fotografía

Tiempo de relax

Sabemos que patear la ciudad para visitar todos sus monumentos puede ser cansado, por eso te proponemos que te relajes y descubras uno de los resquicios de la cultura árabe en Sevilla. En plena ciudad, en el barrio de Santa Cruz, encontrarás una importante variedad de 'spas'  como este, Aire Sevilla, en los que disfrutar de un masaje para reponer fuerzas. 

 

 Escenario de serie
5 de 12
Comparte la fotografía

Escenario de serie

Este palacio fortificado es una de las grandes joyas de la capital hispalense y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El Alcázar de Sevilla está compuesto por diversas construcciones de diferentes etapas históricas, pero sus jardines son una de las principales atracciones, sobre todo desde que formaran parte de la serie 'Juego de tronos'. 

 

 Tapeo imprescindible
6 de 12
Comparte la fotografía

Tapeo imprescindible

Si lo que quieres es degustar una buena variedad de tapas andaluzas, tienes que pasarte por una de las tres bodeguitas Antonio Romero que hay en Sevilla. Su especialidad es el montadito de ‘pringá’, una delicia para el paladar compuesta por las diferentes carnes del cocido majadas y presentadas (imprescindiblemente) en pan de mollete.

 De crucero
7 de 12
Comparte la fotografía

De crucero

La imagen de Sevilla desde la calle Betis, con el río Guadalquivir como protagonista, es una estampa clásica; recorrer sus márgenes y disfrutar en una terraza a la orilla es uno de los planes preferidos por sevillanos y turistas. Pero ¿y si lo ves desde otro punto de vista? Aprovecha cualquiera de los barcos que surcan sus aguas para capturar con tu cámara unas imágenes diferentes.

 

 Tiempo para el arte
8 de 12
Comparte la fotografía

Tiempo para el arte

No todo en Sevilla son monumentos y tapas, también hay espacio para el arte, y este museo es una de las pinacotecas más importantes de España y una gran referencia en la historia de la pintura sevillana. Déjate envolver por las obras de los pintores españoles más importantes como Murillo, Velázquez o Zurbarán.

 

Plan en la naturaleza
9 de 12
Comparte la fotografía

Plan en la naturaleza

A unos kilómetros de Sevilla y próximo a las marismas del Guadalquivir y al Parque Natural de Doñana, se encuentra el espacio forestal de Aznalcázar. Su diversidad vegetal y la variedad de opciones para visitarlo lo convierten en un entorno natural perfecto para disfrutar de un día diferente en la naturaleza.

 

 Piérdete por las calles de Don Juan
10 de 12
Comparte la fotografía

Piérdete por las calles de Don Juan

Sevilla cuenta con un entramado de calles estrechas y con encanto que conforman la antigua judería de la ciudad. No te pierdas una de las joyas del Barroco, el Convento de las Venerables, y el escenario del amor imposible de Don Juan y Doña Inés. 

 Gastronomía en el barrio de Triana
11 de 12
Comparte la fotografía

Gastronomía en el barrio de Triana

No puedes irte de Sevilla sin visitar el barrio de Triana. Aprovecha para darte una vuelta por sus calles y hacerte una foto con la estatua de Rodrigo de Triana, el español que gritó ‘tierra’ desde la carabela de La Pinta en 1492. Y no te olvides de visitar su mercado, uno de los más antiguos de la ciudad, para disfrutar de su gastronomía en los más de 10 puestos de restauración.

Da igual cuántas veces la hayas visitado, Sevilla es una ciudad que nunca va a dejar de sorprenderte. Su amplísima oferta histórica y monumental, su cultura, ocio y gastronomía te van a atrapar desde el primer momento con un objetivo: que vuelvas.

El magnetismo y encanto de la capital hispalense te va a seducir una vez pongas un pie en sus calles. Descubre por qué Sevilla es un destino Vueling

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios