La arquitectura de Oviedo: del prerrománico a Calatrava, pasando por la boda de Franco

  • Pantalla completa
Palacio de Exposiciones y Congresos (FOTO: CC/Nacho)
1 de 20
Comparte la fotografía

Palacio de Exposiciones y Congresos (FOTO: CC/Nacho)

Se trata del edificio más polémico de la ciudad, diseñado por el arquitecto Calatrava e inaugurado en 2011. El pasado 10 de enero, el alcalde de la ciudad, Wenceslao López, aseguró que recurrirá las sentencias derivadas de la construcción ante el Tribunal Supremo para pagar "como máximo cero euros". López criticó en este sentido el "chute de hormigón" durante los años del ladrillo, cuestionando la necesidad de un Palacio de Congresos para una ciudad con 220.000 habitantes. Según apuntan diversos medios, el edificio costó en torno a 360 millones de euros, cinco veces más de lo presupuestado.
Ampliación del Museo de Bellas Artes (FOTO: CC/Nacho)
2 de 20
Comparte la fotografía

Ampliación del Museo de Bellas Artes (FOTO: CC/Nacho)

Diseñada por el arquitecto Francisco Mangado, se trata de una obra galardonada con el prestigioso premio Chicago Athenaeum, siendo además una de las construcciones más aplaudidas de la ciudad. Destaca su doble fachada, la escalera que permite el acceso a todos los niveles del museo y los espacios de doble y triple altura de la entrada. Subrayar además el importante papel del lucernario o patio, que consigue jugar con la luz en el edificio.
Santa María del Naranco (FOTO: CC/Ángel M. Felicísimo)
3 de 20
Comparte la fotografía

Santa María del Naranco (FOTO: CC/Ángel M. Felicísimo)

Se trata de un edificio que se encuentra a cuatro kilómetros de Oviedo, en el Monte Naranco, y su arquitectura resulta de especial interés por tratarse de un claro ejemplo del denominado arte asturiano, un estilo desarrollado a finales del siglo VII. Su construcción terminó en el año 842, diseñado probablemente como Aula Regia del conjunto palacial que el rey Ramiro I mandó construir, pero en torno al siglo XII pasó a utilizarse como iglesia.
San Miguel de Lillo (FOTO: CC/Rubén Ojeda)
4 de 20
Comparte la fotografía

San Miguel de Lillo (FOTO: CC/Rubén Ojeda)

Situada a escasos metros de Santa María del Naranco, esta iglesia también fue mandada construir por el rey Ramiro I en el siglo IX. Destaca en la misma su cubierta abovedada, levantada mediante un complejo sistema de bóvedas de medio cañón. Otro aspecto admirado en la misma son sus esculturas, que presentan escenas circenses, como por ejemplo un domador de leones.
San Julián de los Prados (FOTO: CC/Millars)
5 de 20
Comparte la fotografía

San Julián de los Prados (FOTO: CC/Millars)

Es el edificio más antiguo de los que se engloban dentro de la corriente del prerrománico asturiano, puesto que se calcula que se construyó entre el 791 y el 842 por orden del rey Alfonso II el Casto. La construcción está formada por una planta basilical de tres naves y arcos de medio punto, aunque lo más famoso de la misma son sus pinturas al fresco, que siguen la técnica bizantina.
Catedral de San Salvador (FOTO: CC/Cosal)
6 de 20
Comparte la fotografía

Catedral de San Salvador (FOTO: CC/Cosal)

"Quien va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y no al Señor", dice un antiguo dicho asturiano, y es que el punto en el que se levanta este edificio marcaba el inicio del camino de Santiago en los tiempos del rey Alfonso II el Casto, en el siglo IX. Cabe señalar, sin embargo, que por aquel entonces no existía el templo, sino una catedral prerrománica. Fue en el siglo XII cuando comenzó a edificarse, siguiendo el estilo gótico que la caracteriza.
Iglesia de San Tirso (FOTO: CC/Ramón Durán)
7 de 20
Comparte la fotografía

Iglesia de San Tirso (FOTO: CC/Ramón Durán)

Fue fundada por Alfonso II el Casto en el siglo IX, pero sufrió importantes modificaciones en el siglo XX, hasta tal punto que solo se mantiene el muro de la cabecera del edificio original. La conforman una planta rectangular y tres naves con arcos sobre columnas, entre las que destaca la capilla de Santa Ana, cuya construcción se remonta al siglo XVI, y cuenta con una bóveda de crucería gótica.
Iglesia de San Juan El Real (FOTO: CC/AdelosRM)
8 de 20
Comparte la fotografía

Iglesia de San Juan El Real (FOTO: CC/AdelosRM)

El 23 de octubre de 1923, Francisco Franco y Carmen Polo se casaron en este templo, un edificio que se levantó entre 1912 y 1915 y cuyo diseño fue elaborado por Luis Bellido, el mismo arquitecto que levantó el Matadero y Mercado Municial de Ganados de Madrid. Predominan en el mismo las formas neorrománicas y lo componen una planta de cruz latina y una gran cúpula recubierta por azulejos rojos.
Plaza del Paraguas (FOTO: CC/Nacho)
9 de 20
Comparte la fotografía

Plaza del Paraguas (FOTO: CC/Nacho)

Construida en 1929 bajo las órdenes del arquitecto Ildefonso Sánchez del Río, se trata de una plaza que en primer momento se proyectó para acoger un mercado para la venta de leche. En la actualidad, el ayuntamiento organiza diversos eventos en este lugar, mientras que por las noches, dada la gran cantidad de bares a su alrededor, se convierte en uno de los puntos clave para aquellos que trasnochan.
Plaza de la Escandalera (FOTO: CC/Silvia Alba)
10 de 20
Comparte la fotografía

Plaza de la Escandalera (FOTO: CC/Silvia Alba)

Situada entre el centro histórico y el centro comercial, se trata de uno de los lugares más transitados de la ciudad. Se remonta al siglo XIX, cuando la construcción de varias calles y del Teatro Campoamor dieron lugar a la misma. Pese a su escasa historia, se trata de un lugar que ha cambiado de nombre en numerosas ocasiones: plaza del 27 de Marzo, plaza General Ordóñez, plaza de la República...
Estatua de la Regenta (FOTO: CC/Nacho)
11 de 20
Comparte la fotografía

Estatua de la Regenta (FOTO: CC/Nacho)

En torno a un centenar de esculturas adornan la ciudad de Oviedo, entre las que destaca la que aquí se presenta. Diseñada por Mauro Álvarez Fernández, un conocido escultor asturiano, su obra está datada en 1997. Representa a Ana Ozores, protagonista de la novela 'La Regenta', de Leopoldo Alas 'Clarín', que se desarrolla en la capital asturiana. Publicada en dos tomos en 1884 y 1885, la obra generó polémica en la ciudad, llegando incluso el obispo a arremeter contra la misma en una pastoral.
Homenaje a Mafalda (FOTO: CC/RosanaAG)
12 de 20
Comparte la fotografía

Homenaje a Mafalda (FOTO: CC/RosanaAG)

Desde octubre de 2014 existe en el Campo de San Francisco una estatua de Mafalda, el célebre personaje de Quino, que fue creada por Pablo Irrgang. La estatua puede encontrarse en uno de los bancos situados en el Estanque de los Patos, y suele ser visitada por gente de todas las edades y de todas partes del mundo, que se sientan junto a la estatua para sacarse una foto con ella.
Estatua de Woody Allen (FOTO: CC/Noemy García García)
13 de 20
Comparte la fotografía

Estatua de Woody Allen (FOTO: CC/Noemy García García)

La escultura, hecha en bronce, es obra de Vicente Menéndez Santarúa, y está datada en 2003. La obra es un homenaje de la ciudad de Oviedo al famoso actor, guionista y director como agradecimiento por los elogios de este a la capital del Principado de Asturias, tras su estancia en la ciudad, para recoger el premio Príncipe de Asturias a las Artes de 2002.
El Carbayón (FOTO: CC/Aureliano)
14 de 20
Comparte la fotografía

El Carbayón (FOTO: CC/Aureliano)

El Carbayón (aumentativo de 'carbayu', que significa roble en asturiano) es el nombre que recibía un roble centenario que estaba situado en la calle de Uría. Este árbol, debido a su porte y tamaño, fue de enorme importancia simbólica para la ciudad, aunque acabó talado el 2 de octubre de 1879. El actual, conocido como el Carbayín, se plantó en 1950 en los jardines del Teatro Campoamor en recuerdo de aquel anterior.
Jardín de los Reyes Caudillos (FOTO: CC/19Tarrestnom65)
15 de 20
Comparte la fotografía

Jardín de los Reyes Caudillos (FOTO: CC/19Tarrestnom65)

Se trata de un conjunto de esculturas hechas en piedra, obra de Gerardo Zaragoza, Víctor Hevia y Manuel Álvarez Laviada, y están datadas en 1942. Las esculturas se inauguraron coincidiendo con los eventos organizados en la conmemoración del Milenario de la Cámara Santa de Oviedo. Se ubica en el costado norte de la Catedral. La obra ajardinada representa en su interior las figuras de los 12 reyes de Asturias, que recorren la historia del Principado, desde Pelayo a Alfonso III.
Acueducto de los Pilares (FOTO: CC/Zarateman)
16 de 20
Comparte la fotografía

Acueducto de los Pilares (FOTO: CC/Zarateman)

Fue construido entre 1570 y 1599 bajo la dirección de Juan de Cerecedo, si bien fue concluido por Gonzalo de la Bárcena. La construcción inicial contaba con 42 arcos, una longitud de 390 metros y una altura de 10 metros. Su construcción se realizó para abastecer a la ciudad con las aguas de las fuentes de Boo y Fitoria del Monte Naranco.
Casa del Termómetro (FOTO: CC/Nacho)
17 de 20
Comparte la fotografía

Casa del Termómetro (FOTO: CC/Nacho)

Situado en la céntrica plaza de la Escandalera, fue ideado y construido por Vidal Saiz Heres para su familia entre 1936 y 1944. La parte más emblemática del edificio es la esquina que enfoca al Campo de San Francisco, cuya cristalera corrida es curva y le da la apariencia de un termómetro, nombre por el que es popularmente conocido.
Casas del Cuitu (FOTO: CC/LMLM)
18 de 20
Comparte la fotografía

Casas del Cuitu (FOTO: CC/LMLM)

El edificio —formado por un conjunto de cuatro casas— situado cerca de la estación de ferrocarril, presenta fachadas neobarrocas, con una superficie total de 8.300 m. La finca era propiedad del indiano José Álvarez Santullano, que inició en 1913 el expediente para su construcción. La obra concluyó en 1917, siendo el primer edificio de altura en la calle Uría.
Cámara Santa (FOTO: CC/Zarateman)
19 de 20
Comparte la fotografía

Cámara Santa (FOTO: CC/Zarateman)

Es un edificio situado dentro del conjunto de la Catedral de Oviedo. Es de estilo prerrománico asturiano, construido en el siglo IX, siendo, junto con la Torre vieja, uno de los edificios más antiguos de dicho conjunto catedralicio. Su función, prácticamente desde su construcción y que conserva en la actualidad, ha sido la de guarda de las reliquias y tesoro catedralicios.

El origen de Oviedo se remonta a la Alta Edad Media —siglo VIII—, o incluso antes, y era llamada Ovetum. Sin embargo, etimológicamente no está claro el origen del nombre de la ciudad. Ramón Menéndez Pidal le atribuyó al topónimo un origen celta. También se le han atribuido diversos significados en lengua vasca. Algunas teorías apuntan a que proviene del latín medieval 'urbs vetus', que significa 'ciudad vieja'.

[¿Adiós a los hórreos? El "disparate" del IBI amenaza a la joya arquitectónica asturiana]

Actualmente, es el centro comercial, universitario, religioso y administrativo del Principado, sede de la Junta General del Principado, de las instituciones oficiales del Principado, de la Universidad de Oviedo, del Museo de Bellas Artes de Asturias, de los Premios Princesa de Asturias así como de la Archidiócesis de Oviedo. Es reconocida como una de las ciudades con mayor calidad de vida de Europa, según la Comisión Europea.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios