Es noticia
Menú
Conducimos el X1, el 'best seller' de BMW en España que arranca en 40.900 euros
  1. Motor
  2. Pruebas
De inicio se ofrecen un gasolina y un diésel

Conducimos el X1, el 'best seller' de BMW en España que arranca en 40.900 euros

El SUV de entrada a la gama BMW X se lanza con dos mecánicas convencionales, aunque más adelante llegarán estas mismas con tecnología Mild-Hybrid; y tras estas, los híbridos enchufables y el primer X1 eléctrico 100%: el iX1

Foto: El color Frozen de BMW Individual se ofrece por vez primera en el X1. (BMW)
El color Frozen de BMW Individual se ofrece por vez primera en el X1. (BMW)

El modelo de acceso a la gama X de BMW y su 'best seller' en España, el X1, se renueva en forma de tercera generación. Una generación que viene acompañada de un diseño más agresivo, un espacio interior aumentado, una digitalización avanzada con nuevo sistema operativo y muchos más sistemas inteligentes de asistencia a la conducción, además de ser la primera vez que ofrecerá una variante 100% eléctrica: el iX1. Y es que desde que llegó al mercado su primera generación allá por 2009, el X1 ha vendido en todo el mundo 2,7 millones de unidades, de las cuales 87.000 corresponden a nuestro país. Vista la importancia de este modelo para BMW, sobre todo en España, nos hemos puesto a los mandos de este SUV alemán para comprobar qué es lo que ofrece realmente esta tercera generación.

El diseño aporta al modelo mayor presencia y un aspecto de vehículo más grande, más robusto. Y no solo es una sensación, es que en tamaño el nuevo X1 crece 53 milímetros de largo hasta los 4.500 milímetros, aumenta su altura en 44 milímetros hasta los 1.642, suma 22 milímetros a su distancia entre ejes para lograr los 2.692 mm y ensancha su cuerpo hasta los 1.845 milímetros, 24 más que la anterior generación. Sin embargo, y a pesar de este aumento de tamaño generalizado, la firma alemana ha conseguido reducir su peso 35 kilos respecto a su predecesor, lo que sumado a su coeficiente aerodinámico Cx de 0,26, el más bajo de toda la gama X de BMW (al nivel del iX eléctrico), hace que los consumos y las emisiones se reduzcan.

placeholder Cuando la gama se complete habrá gasolina, diésel, Mild-Hybrid de ambos, PHEV y eléctrico.
Cuando la gama se complete habrá gasolina, diésel, Mild-Hybrid de ambos, PHEV y eléctrico.

Entre sus rasgos de diseño más característicos encontramos en el frontal su parrilla con los riñones de BMW prácticamente cuadrados. Además, como opcional podemos tener los faros LED adaptativos con función de luz Matrix para la función de carretera, intermitentes dinámicos y distribución variable del haz de luz. Por su parte, la zaga cuenta con una luna más estrecha para el portón trasero y unos nuevos y llamativos pilotos LED.

placeholder Además del de serie, BMW ofrece dos acabados para el X1: el xLine y el M Sport.
Además del de serie, BMW ofrece dos acabados para el X1: el xLine y el M Sport.

Y esa sensación de robustez que transmite puede aumentar con distintos elementos que incorporan sus dos acabados, tanto el xLine, que incluye unas estilizadas protecciones para los bajos, como el M Sport, que también se ofrece como alternativa al acabado de serie, pero que se centra más en la deportividad, con elementos como grandes tomas de aire o llantas más grandes. Porque de serie todas las variantes vienen con llantas de aleación de 17 pulgadas; pero en el acabado xLine y M Sport se incluyen unas de 18 pulgadas, aunque en esas versiones también se pueden elegir opcionalmente llantas de 19 pulgadas y, por vez primera en un X1, de 20. Para terminar con la personalización, los colores exteriores ofrecen dos tonos sólidos y diez metalizados, incluyendo por primera vez la pintura Frozen de BMW Individual.

placeholder De serie todos montan llantas de 17 pulgadas, pero opcionalmente alcanzan las 20.
De serie todos montan llantas de 17 pulgadas, pero opcionalmente alcanzan las 20.

En el interior, lo más novedoso es su nueva pantalla curva BMW Curved Display, vista por primera vez en el iX eléctrico y que da el salto ahora al X1. Esta alberga el último sistema operativo de la firma, el BMW 8, que ofrece elementos tan interesantes como la navegación con realidad aumentada, lo que facilita mucho saber por qué salida exacta debemos desviarnos. Esta pantalla se compone en realidad de dos que están unidas bajo un mismo cristal; una de 10,25 pulgadas que corresponde al cuadro de instrumentos digital y otra de 10,7 para la zona central. Asimismo, también dispone de la función BMW Digital Key Plus, la funcionalidad BMW ID y la integración del móvil mediante Apple CarPlay y Android Auto.

placeholder El interior incorpora la pantalla curva BMW Curved Display vista en el iX.
El interior incorpora la pantalla curva BMW Curved Display vista en el iX.

Dentro también encontramos de serie una consola central flotante con el panel de control integrado encima, nuevos asientos con opción de tapicería en Sensatec perforado y cuero Vernasca, climatizador automático inteligente bi-zona, sensor de lluvia con activación automática de los faros, cuatro puertos USB-C y una lista mucho más amplia de sistemas de ayuda a la conducción si lo comparamos con el modelo al que sucede. De manera opcional tenemos asientos deportivos, ajuste eléctrico de los asientos con función de memoria y masaje, unos asientos posteriores que pueden desplazarse longitudinalmente en 13 centímetros y reclinar sus respaldos en distintos ángulos para así ganar más espacio de maletero… Y es que en esa zona trasera encontraremos tres asientos completos que pueden abatirse en secciones 40:20:40, lo que hace que su maletero, que es de 540 litros, pueda llegar a alcanzar los 1.600 con la segunda fila abatida.

placeholder La banqueta trasera puede desplazarse longitudinalmente 13 centímetros en opción.
La banqueta trasera puede desplazarse longitudinalmente 13 centímetros en opción.

En lo que respecta a sus motorizaciones, el X1 se ofrecerá de inicio en nuestro país con dos opciones: un propulsor de gasolina y un diésel, ambos con caja de cambios Steptronic de doble embrague y siete velocidades de serie, tracción delantera y etiqueta medioambiental C de la DGT. El de gasolina es el sDrive18i, propulsado por un motor de tres cilindros, que rinde 156 CV de potencia y homologa un consumo medio en ciclo WLTP de 6,3 l/100 km. Por otro lado, la motorización diésel recibe el nombre de sDrive18d, y su motor de cuatro cilindros ofrece 150 CV con un consumo mixto de 4,9 l/100 km. Más adelante llegarán estos mismos motores pero con tecnología híbrida suave Mild-Hybrid de 48V, lo que les brindará una etiqueta Eco en el parabrisas y la tracción total xDrive de la marca en el caso del diésel. El sDrive20i brindará 170 caballos y un consumo medio de 5,9 l/100 km, mientras que el xDrive20d subirá la potencia hasta los 163 CV y el consumo lo reducirá hasta los 4,8 l/100 km.

placeholder El nuevo X1 ha crecido en todas sus cotas respecto a la generación anterior.
El nuevo X1 ha crecido en todas sus cotas respecto a la generación anterior.

Ahora bien, aunque la marca aún no ha anunciado cuándo llegarán, también habrá dos híbridos enchufables: el X1 xDrive25e y el X1 xDrive30e. El primero ofrecerá 245 CV de potencia, acelerará de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y tendrá una autonomía en modo cien por cien eléctrico de hasta 92 kilómetros. Por su parte, el xDrive30e alcanza los 326 CV de potencia, reduce el paso de 0 a 100 km/h hasta los 5,6 segundos y es capaz de recorrer sin consumir gasolina hasta 88 kilómetros. Por supuesto, ambos reciben la etiqueta Cero de la DGT; aunque en ambos también perderemos capacidad de maletero, reducido como en el iX1 eléctrico a 490 litros.

placeholder 540 litros es la capacidad de su maletero, aunque los PHEV y el eléctrico se quedan en 490.
540 litros es la capacidad de su maletero, aunque los PHEV y el eléctrico se quedan en 490.

Por último, en cuanto a sus motorizaciones, BMW también lanzará más adelante esa versión eléctrica iX1, denominado xDrive30 y que ofrecerá 313 CV, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,6 segundos, una velocidad máxima limitada de 180 km/h, tracción a las cuatro ruedas y una autonomía media de 440 kilómetros.

Entre el equipamiento de serie del nuevo SUV de la marca alemana destacan elementos como un diferencial de deslizamiento limitado o el sistema de frenado integrado. De manera opcional se puede montar la suspensión M adaptativa que cuenta con regulación del nivel de rigidez, una dirección deportiva y un rebaje de la altura de la carrocería en 15 milímetros.

placeholder Los precios en España arrancan en 40.900 euros para el sDrive18d diésel.
Los precios en España arrancan en 40.900 euros para el sDrive18d diésel.

Sin embargo, donde da un salto brutal en comparación con el modelo anterior es en sistemas de conducción y ayudas, que incluyen el control de crucero con función de frenado, la asistencia de aviso de colisión frontal, el asistente de aparcamiento con cámara de marcha atrás o el propio asistente de marcha atrás. Si queremos añadir más a lo que viene de serie, BMW ofrece en su lista de opcionales otros elementos como el asistente de guiado y mantenimiento de carril, el Control de Crucero Activo con función Stop&Go, la navegación activa, el aviso de salida de carril, el BMW Head-Up Display, la visión panorámica o la vista 3D, entre otros.

Nos ponemos al volante

En nuestra prueba de conducción por la sierra de Madrid optamos por la propulsión diésel sDrive18d en primera instancia, durante algo más de una hora, y por la de gasolina sDrive18i para la vuelta. De la primera podemos decir que equipaba la transmisión Steptronic deportiva, que incorpora una función Boost en la leva izquierda que nos permite, durante un máximo de 10 segundos, disponer de la potencia total del coche para realizar adelantamientos de manera más rápida y segura, por ejemplo. Esta transmisión es opcional, y de serie la caja Steptronic normal no cuenta con ese modo Boost.

Entre los aspectos a destacar, la calidad de construcción y de los acabados interiores, con materiales de primera calidad en todas las superficies y con mucha tecnología para el usuario. A nosotros nos ha parecido que las pantallas y menús tienen quizá demasiada información y que, como sucede con un smartphone nuevo, hasta que te haces a cómo funciona todo, cuesta un poco entender hasta cómo cambiar de menú en el cuadro de instrumentos. Quizá algo más de simplicidad en los menús y algún que otro atajo a través de botones ayudaría.

placeholder En la consola, la transmisión Steptronic deportiva tiene una S al lado de la D. En la corriente una L.
En la consola, la transmisión Steptronic deportiva tiene una S al lado de la D. En la corriente una L.

Por lo demás, el coche se siente muy bien plantado en curva, con un aislamiento en marcha que logra un habitáculo muy silencioso. Sin embargo, BMW ha sabido brindarle al cliente un espacio interior no solo bien acabado, tecnológio, confortable t con unos asientos mullidos que recogen muy bien el cuerpo, sino también versátil. Y es que su consola central flotante esconde bajo el reposabrazos un hueco enorme para guardar objetos de grandes dimensiones. Asimismo, la banqueta trasera deslizante, opcional, resulta muy cómoda si queremos ganarle unos centímetros extra al maletero o si, por el contrario,queremos disfrutar de un viaje más cómodo.

placeholder El acabado M Sport pinta los pasos de rueda en el color de la carrocería en lugar de negros.
El acabado M Sport pinta los pasos de rueda en el color de la carrocería en lugar de negros.

En cuanto a consumos, la ruta no ha sido la ideal en ese capítulo, pues era todo en subida por zona de montaña hasta la localidad de Rascafría, pero aún así hemos promediado unos respetables 6,8 l/100 km.

Por otro lado, desde Rascafría al centro de Madrid era el turno del sDrive18i de gasolina, y lo cierto es que sí se notaba aún más silencioso. El interior presume de las mismas virtudes que su hermano de gasóleo, pero esta vez no incorporaba esa transmisión deportiva, lo que hace que los cambios sean ligeramente más lentos, aunque la diferencia sea inapreciable en el día a día. Su consumo, de 6,6 l/100 km, se acerca mucho a lo que anuncia la marca, pero tenemos que tener en cuenta que, igual que a la ida fue todo subida, todo lo que sube, baja, de modo que al volver aprovechamos mucho la ayuda de la gravedad.

placeholder La consola central flotante ofrece un gran espacio de almacenaje bajo ella.
La consola central flotante ofrece un gran espacio de almacenaje bajo ella.

El nuevo X1 ya tiene precios en España, con el sDrive18d como versión de entrada arrancando en 40.900 euros y el sDrive18i haciéndolo en 41.700. Para las versiones Mild-Hybrid de estos, los precios serán de 43.700 euros para el gasolina sDrive20i y de 44.900 para el xDrive20d.

El modelo de acceso a la gama X de BMW y su 'best seller' en España, el X1, se renueva en forma de tercera generación. Una generación que viene acompañada de un diseño más agresivo, un espacio interior aumentado, una digitalización avanzada con nuevo sistema operativo y muchos más sistemas inteligentes de asistencia a la conducción, además de ser la primera vez que ofrecerá una variante 100% eléctrica: el iX1. Y es que desde que llegó al mercado su primera generación allá por 2009, el X1 ha vendido en todo el mundo 2,7 millones de unidades, de las cuales 87.000 corresponden a nuestro país. Vista la importancia de este modelo para BMW, sobre todo en España, nos hemos puesto a los mandos de este SUV alemán para comprobar qué es lo que ofrece realmente esta tercera generación.

Realidad aumentada Industria automóvil Movilidad del futuro
El redactor recomienda