Es noticia
Menú
Mini actualiza su gama con una estética renovada y más equipamiento
  1. Motor
PENDIENTE DE ELECTRIFICACIÓN

Mini actualiza su gama con una estética renovada y más equipamiento

Aporta más equipamiento de confort y seguridad y nuevas funciones de conectividad

Foto: La nueva familia Mini con las versiones 3 y 5 puertas, Cabrio y la variante eléctrica.
La nueva familia Mini con las versiones 3 y 5 puertas, Cabrio y la variante eléctrica.

Mini lanza al mercado una gama evolucionada, que aporta numerosos cambios estéticos, sobre todo en su frontal y su parte trasera, cambios en su interior y mejoras de equipamiento. No hay cambios importantes en su mecánica aunque sus motores han sido revisados para ofrecer un menor consumo. La gama del nuevo Mini incluye estos cambios en las versiones de 3 y 5 puertas y Cabrio, pero también Cooper SE eléctrico. Ya están a la venta con precios entre 22.300 euros del básico y 42.700 € del John Cooper Works de enfoque muy deportivo.

La marca británica, como todas las marcas de coches, han dado un gran paso hacia la electrificación obligándose a cambiar sus planes para la rápida introducción de modelos eléctricos. Tal es el caso de Mini que ha optado por no hacer una nueva generación del Mini, sino más bien una renovación de la gama actual mientras llegan las versiones eléctricas.

Todo ello forma parte de la estrategia 2030 según la cual en ese año la marca británica solo ofrecerá coches 100% eléctricos. Pero este plan pasa por lanzamientos eléctricos en los próximos años y se marca el objetivo de que en 2027 el 40% de sus ventas sean de coches eléctricos. De aquí hasta 2030, las emisiones de CO2 relativas a la producción de los Mini se reducirán un 80%. Por su parte en la utilización del coche se reducirá un 40% hasta ese mismo año.

Pero vayamos con el nuevo Mini, que ya está a la venta en el mercado. Los cambios más importantes son estéticos. Sobre todo en su frontal, en el que la clásica parrilla deja su lugar a una mucho más parecida a la de un vehículo eléctrico. Ofrece entradas de aire para asegurar la refrigeración del motor, pero son más discretas y tiene el aspecto de ser un coche eléctrico. Y en su trasera también encontramos una estética muy diferente, más sencilla.

placeholder El nuevo interior mantiene en lineas generales la estética pero aporta el cuadro de instrumentos del Cooper SE.
El nuevo interior mantiene en lineas generales la estética pero aporta el cuadro de instrumentos del Cooper SE.

Por otra parte, el diseño evoluciona de manera que los Cooper parecen ahora Cooper S y las variantes Cooper S tienen ahora la imagen de los JCW. Un detalle innovador de la nueva familia Mini es la llegada de un opcional interesante, el techo multitonal. Se trata de un techo con un degradado en el color de la pintura que permite que cada Mini que incluye este opcional sea único en el mercado.

En cuanto a su interior, el salpicadero también ha sido rediseñado e incorpora ahora unas líneas más sencillas y discretas, con las que poder disfrutar más de la esencia de los coches de la marca británica. Hay cambios en su pantalla de la consola central, que sigue siendo de 8,8 pulgadas e integrada en el marco redondo característico de los modelos Mini. Aporta nuevos gráficos para facilitar su uso más intuitivo.

Foto: Mini Cooper SE un coche eléctrico ideal para moverse con clase y sin emisiones por la ciudad

En cualquier caso se mantiene inalterada la filosofía de aquel primer Mini de la segunda generación, desarrollada por el genial Frank Stephenson hace ahora 20 años. A partir de aquel modelo, muy diferente respecto a la generación del clásico Mini de Sir Alec Issigonis, las líneas son bastante continuistas.

Si en la anterior generación llegó a haber una amplia gama de versiones de carrocería, tales como el Paceman. el Clubman o el Spyder, desde ahora el Mini estará basado en las tres carrocerías más tradicionales, las de 3 y 5 puertas y el Cabrio, a las que se suma el Countryman. Este última, con su tecnología híbrida enchufable, representa un 36% de las ventas de Mini.

Hay que hablar de su aspecto mecánico, aunque realmente hay poco que contar, más allá de sus reajustes en los motores para conseguir reducir consumos y emisiones. En concreto se ha rebajado de media un 7% en cuanto a consumos y emisiones respecto a la anterior generación disponible hasta ahora.

El nuevo Mini se ofrece solo con variantes de gasolina, con potencias que oscilan entre los 102 y los 231 caballos. Las versiones básicas, los One y Cooper, cuentan con mecánicas de tres cilindros y potencias respectivas de 102 y 136 caballos. Por encima encontramos el Cooper S, con motor de 4 cilindros que proporciona 178 caballos y como tope de gama se sitúa el John Cooper Works cuya potencia alcanza los 231 caballos.

placeholder Así es como mejor se aprecian las diferencias entre el anterior Mini (verde) y el nuevo.
Así es como mejor se aprecian las diferencias entre el anterior Mini (verde) y el nuevo.

Por lo que se refiere a la versión eléctrica de Mini, el Cooper SE, incorpora todos los cambios estéticos y de equipamiento de la nueva gama, pero no hay cambios en su mecánica. Se mantiene su motor de 184 caballos de potencia. Y por lo que se refiere a su autonomía homologada, también se mantiene invariante en 234 km, lo mismo que su velocidad máxima, limitada a 150 km/h.

El nuevo Mini también aporta algunos cambios interesantes en su equipamiento, sobre todo en materia de seguridad con la incorporación de serie del asistente de mantenimiento de carril, que permite tener una conducción algo más relajada y evitar los riesgos de un choque ante una posible distracción.

Lo que cambia en la gama del nuevo Mini es la estructura de su gama, con tres niveles de acabado, Classic, Sport y Yours, a los que se suman tres paquetes de equipamiento cerrados con el objetivo de facilitar la elección del coche a un cliente potencial.

Los precios de la gama del nuevo Mini han experimentado un ligero incremento que aproximadamente es el 50% del aumento de precio por el equipamiento ampliado en esta nueva familia. Los precios oscilan entre los 22.300 euros y los 42.700 € del JCW.

Mini lanza al mercado una gama evolucionada, que aporta numerosos cambios estéticos, sobre todo en su frontal y su parte trasera, cambios en su interior y mejoras de equipamiento. No hay cambios importantes en su mecánica aunque sus motores han sido revisados para ofrecer un menor consumo. La gama del nuevo Mini incluye estos cambios en las versiones de 3 y 5 puertas y Cabrio, pero también Cooper SE eléctrico. Ya están a la venta con precios entre 22.300 euros del básico y 42.700 € del John Cooper Works de enfoque muy deportivo.

El redactor recomienda