Es noticia
Menú
Ferrari 296 GTB, un híbrido enchufable con motor V6 Turbo y propulsión trasera
  1. Motor
POTENCIA COMBINADA DE 830 CV

Ferrari 296 GTB, un híbrido enchufable con motor V6 Turbo y propulsión trasera

Con un propulsor de gasolina de 663 CV asociado con otro eléctrico de 167 CV y 25 km de autonomía eléctrica

Foto: Ferrari 296 GTB un coche innovador en la mítica marca por su tecnología híbrida enchufable y su motor V6 turbo.
Ferrari 296 GTB un coche innovador en la mítica marca por su tecnología híbrida enchufable y su motor V6 turbo.

Ferrari también da un nuevo salto hacia la electrificación, tras el SF90 Stradale, y lo hace con un nuevo modelo, el 296 GTB, que combina un motor V6 turbo con un sistema híbrido enchufable. El resultado, el segundo Ferrari electrificado de producción en serie, una berlinetta deportiva de motor trasero central con una potencia combinada de 830 caballos y propulsión trasera. La revolución eléctrica también llega a Ferrari con el 296 GTB, como con el SF90 Stradale, pero siempre desde el punto de vista de las altas prestaciones.

Esta es la más reciente evolución del concepto de berlinetta deportiva biplaza que la marca italiana lleva explotando desde hace más de 50 años. Lo más importante es que según la propia marca redefine el concepto de la diversión al volante, garantizando emociones puras no solo en una conducción al límite sino también en el uso diario del vehículo.

El 296 GTB es una revolución, no solo por su sistema híbrido enchufable. El motor térmico que emplea es un V6 turbo a 120 grados que proporciona 663 caballos, asociado con otro eléctrico de 167 caballos adicionales, lo que permite un valor de potencia combinada de 830 caballos. Este es el primer automóvil con motor de 6 cilindros en la historia del Cavallino Rampante para un modelo de carretera, si dejamos fuera los legendarios Dino fabricados entre 1968 y 1976. Aunque estos modelos, técnicamente, no eran de la marca Ferrari, sino de la submarca Dino, integrada en la propia Ferrari.

placeholder Interior discreto en el Ferrari 296 GTB pero con todo lo necesario para una conducción al límite.
Interior discreto en el Ferrari 296 GTB pero con todo lo necesario para una conducción al límite.

La denominación de 296 GTB para el nuevo modelo de Ferrari también es innovadora y se consigue en base a las dos primeras cifras de la cilindrada del motor térmico, 29, seguida del número de cilindros, 6. Lo que si es tradicional son las siglas de GTB, (Gran Turismo Berlinetta), que entroncan con la mejor tradición deportiva de la marca italiana.

Este modelo es muy importante para el futuro de Ferrari porque supone retomar el concepto de motor de seis cilindros asociado con la electrificación. Es, además, el precursor de una nueva era para la marca que, sin embargo, hunde sus raíces en los incomparables setenta años de experiencia que Ferrari atesora en el mundo de la competición.

De hecho, el primer Ferrari V6 debutó en competición en 1957 con el monoplaza Dino 156 F2 de 1.500 cc de. A este le siguieron en 1958 versiones de mayor cilindrada con prototipos deportivos de motor delantero como el 196 S y 296 S, y los monoplazas de F1, como el 246 F1, que llevó a Mike Hawthorn al título del Campeonato de Pilotos de F1 ese mismo año. El primer Ferrari en usar un V6 en una posición central-trasera en 1961 fue el 246 SP, que entre otras cosas ganó la Targa Florio de ese año y el siguiente. También en 1961, Ferrari conquistó su primer título de Constructores en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 con el 156 F1, que estaba equipado con un motor V6 de 120º.

Foto: Este es el Ferrari Roma en la sede del concesionario de Ferrari en Madrid.

El sistema hibrido enchufable (PHEV) del 296 GTB garantiza una extraordinaria usabilidad, una respuesta inmediata del pedal y 25 km de autonomía en modo totalmente eléctrico. El carácter compacto del automóvil y la introducción de innovadores sistemas de control dinámico, junto con una aerodinámica refinada en conjunto, permiten que el conductor perciba de inmediato la agilidad y capacidad de respuesta a sus mandos.

El diseño deportivo y sinuoso, y sus dimensiones compactas, solo 4,56 metros, subrayan visualmente la gran modernidad del 296 GTB, que encuentra referencias válidas en coches como el 250 LM de 1963, que representa la combinación perfecta de simplicidad y funcionalidad en un gran deportivo.

Este es el segundo Ferrari enchufable, pero eso no significa que sea un modelo ecológico en el que las prestaciones queden relegadas a un segundo plano. El 296 GTB, como ocurre con el SF90 Stradale, está disponible también en versión Assetto Fiorano. Es una variante más radical, más deportiva, para aquellos que quieran aumentar aún más su carácter prestacional, especialmente en pista, gracias a la reducción de peso y diversas modificaciones aerodinámicas.

placeholder 296 GTB, el nuevo deportivo de Ferrari con tecnología híbrida enchufable y 830 CV.
296 GTB, el nuevo deportivo de Ferrari con tecnología híbrida enchufable y 830 CV.

El 296 GTB es un vehículo de propulsión trasera para asegurar la máxima deportividad y un disfrute al volante máximo. Y por lo que se refiere a su caja de cambios, es de doble embrague de ocho relaciones. Los dos propulsores se unen en dicha caja para permitir una combinación de ambos cuando se requieren las máximas prestaciones.

Solo un detalle de sus prestaciones para dejar claro hasta qué punto es un deportivo muy radical, pero con el que se puede circular a diario. Su capacidad de aceleración para pasar de 0 a 100 km/h es de 2,9 segundos, mientras que para pasar de 0 a 200 km/h solo necesita 7,9 segundos. Y su velocidad máxima supera los 330 km/h. En cuanto a su autonomía en modo solo eléctrico, se limita a 25 km, por lo que en España tendría etiqueta "eco". Y su velocidad máxima en modo eléctrico es de 135 km/h.

Todos los Ferrari de última generación incluyen en su volante el característico "manettino" para seleccionar los modos de conducción. Pues bien, como ya ocurriera en el SF90 Stradale, del nuevo 296 GTB también incluye un segundo selector en el volante, el "e-manettino". En este caso sirve para poder seleccionar los diferentes modos de utilización del sistema eléctrico.

Estos son el modo e-Drive con el motor de gasolina apagado mientras haya carga en la batería, Hybrid, como modo predeterminado al arrancar para combinar ambos en busca del menor consumo. También un modo Performance en el que siempre está el motor de gasolina en marcha y apoyado por el eléctrico cuando hay batería. Y por último un modo Qualify con el que preservar la carga para cuando lleguemos a la ciudad, por ejemplo.

Ferrari también da un nuevo salto hacia la electrificación, tras el SF90 Stradale, y lo hace con un nuevo modelo, el 296 GTB, que combina un motor V6 turbo con un sistema híbrido enchufable. El resultado, el segundo Ferrari electrificado de producción en serie, una berlinetta deportiva de motor trasero central con una potencia combinada de 830 caballos y propulsión trasera. La revolución eléctrica también llega a Ferrari con el 296 GTB, como con el SF90 Stradale, pero siempre desde el punto de vista de las altas prestaciones.

El redactor recomienda