Es noticia
Menú
KYMCO Xciting S 400 TCS, deportivo, turístico y urbano
  1. Motor
APUESTA POR SCOOTERS MEDIOS

KYMCO Xciting S 400 TCS, deportivo, turístico y urbano

El KYMCO Xciting S 400 TCS, adaptado ya a la normativa Euro 5 y equipado con control de tracción

Foto: Ciudad, carretera o autopista, cualquier terreno es bueno para el KYMCO Xciting S 400 TCS.
Ciudad, carretera o autopista, cualquier terreno es bueno para el KYMCO Xciting S 400 TCS.

Todos los fabricantes están apostando fuerte por el segmento de los scooters de media cilindrada. Basta con ver la evolución de las matriculaciones para comprobar que el absolutismo con el que reinaban los scooters de 125 en el mercado español ya no es el mismo. La categoría de 125 en general y los scooters en particular son los modelos más vendidos, pero ya no existe la diferencia de antaño. En este enlace pueden ver mas fotos de la prueba.

Poco a poco el segmento de la media cilindrada se ha expandido, al tiempo que crece. Si hace unos años los modelos de 250 eran muy comunes, no tardaron en crecer a 300 cc, y ahora los modelos de 350 y 400 cc son los que aportan las mayores novedades. Una de ellas es este KYMCO Xciting S 400 TCS, un nombre conocido pero que ha sido completamente renovado, aprovechando su actualización a la normativa Euro 5.

Este scooter ha mejorado su rendimiento y ha sido dotado de un control de tracción que no sobra, porque el motor del Xciting entrega la potencia de forma contundente. En tramos urbanos, un golpe de gas con su firme respuesta –tiene 34 CV- dependiendo del firme que se pise, puede resultar comprometida. Una alcantarilla o una rejilla de ventilación del metro húmedas, o un paso de cebra sucio pueden ponernos en aprietos, y el TCS interviene para sacarnos del apuro.

No se trata de un scooter grande y capaz sin más, sino de una moto completa con la que abordar cualquier destino perfectamente equipado. Además, este Xciting ofrece el sistema de Noodoe de KYMCO, que se conecta a través de su aplicación al móvil del usuario ofreciendo la posibilidad de contar con un navegador y una completa información del scooter. La conectividad es un valor en alza para los usuarios actuales.

placeholder La suspensión trasera, dotada de dos amortiguadores, se puede ajustar en precarga de forma fácil y accesible.
La suspensión trasera, dotada de dos amortiguadores, se puede ajustar en precarga de forma fácil y accesible.

Sin duda que el hecho contar con un GPS potencia el factor turístico de este scooter, aunque es solo uno de los enfoques al que se puede orientar. Seguramente por ello, para poner en valor la capacidad turística del scooter, KYMCO nos ha cedido una unidad de pruebas equipada con un baúl complementario de 30 litros de capacidad –accesorio que se vende como opción- que incrementa la ya de por sí generosa capacidad de carga del scooter, que dispone de un amplio hueco bajo el asiento y dos buenas guanteras, una de ellas equipada con toma USB.

Gran equipamiento

Podemos decir que el Xciting S 400 TCS es un GT, pero tampoco desmerece su faceta deportiva, porque tiene un motor que responde enérgicamente, se mueve con agilidad a pesar de su peso (213 kilos) y su longitud, y en ciudad es suficientemente ágil para sortear el tráfico urbano. Puede que abrirse paso entre las filas de coches en un atasco no sea su mejor elemento, pero no hay nada que no se pueda hacer con un mínimo de destreza. Ayuda su buena postura de conducción, con un asiento cómodo y de altura ajustada (805 mm) que permite llegar bien al suelo con los pies, y unas plataformas para los pies que no molestan a la hora de “remar” entre coches.

La carretera abierta es su terreno. Se viaja bien protegido por la pantalla, que no es regulable pero está bien diseñada, porque no transmite turbulencias ni entorpece la visión.Tanto el piloto como el acompañante viajan de forma confortable. Cuenta con apoyo lumbar en el asiento del piloto, lo que es de agradecer, y ya si se va con el baúl el espacio del pasajero se convierte en un cómodo sofá.

placeholder A pesar de su aparente gran tamaño se maneja con soltura.
A pesar de su aparente gran tamaño se maneja con soltura.

Su motor se nota lleno y contundente. Con 34 CV de potencia empuja de forma contundente y lineal en cuanto se abre gas. Se llega sin desmayos a los 150 km/h, y todavía tiene margen para estirar más arriba, llevando el motor al límite del régimen. A velocidad legal tiene margen de sobra para rodar con seguridad, y en carreteras secundarias hay respuesta suficiente para poder realizar adelantamientos con seguridad y sin dudas. En las pendientes fuertes el motor mantiene su consistencia y no decae, con lo que nos permite seguir a buen ritmo y abordar adelantamientos por muy empinada que se encuentre la carretera.

El equipamiento es de primer nivel, así como los acabados en su conjunto. Los frenos son excelentes, las pinzas muerden con contundencia y eficacia, y la frenada nos ha parecido uno de los puntos destacables. Forzando el ABS, su entrada en acción es muy progresiva, y cuesta muchísimo que llegue a bloquear y rebotar, incluso intentando bloquear la rueda trasera el ABS actúa de forma suave y precisa, sin la sensación de descontrol que a veces se tiene cuando el sistema antibloqueo entra en juego.

La instrumentación es completa. Quizás la única pega es el hecho de contar con tres visiones de la velocidad: un velocímetro convencional a la izquierda, uno digital en el centro, y en su centro de forma numérica. En la primera impresión resulta un poco confuso. Buscas el cuentarrevoluciones y tardas en darte cuenta que es la escala inferior derecha, y por arriba, el estado del depósito del combustible. Como todo, es cuestión de acostumbrarse.

Hablando de combustible. Su consumo es bastante bajo dadas sus prestaciones. En nuestra prueba el consumo medio se ha cifrado en torno a los 4,5 litros/100 km, y teniendo en cuenta de que dispone de un depósito de 12,5 litros, eso nos permite disfrutar de una autonomía en torno a los 280 km, lo cual resulta muy interesante.

Ficha KYMCO Xciting S400

Motor: Monocilíndrico 4-T, refrigeración líquida, SOHC, 8 V.

Cilindrada: 400 cc.

Diámetro x carrera: 84,0 x 72,1 mm.

Compresión: 10,8:1.

Potencia: 35 CV a 7.250 rpm.

Par motor: 34 Nm a 6.000 rpm.

Admisión: Inyección electrónica.

Chasis: Bastidor de tubular de cuna abierta en acero.

Suspensión delantera: Horquilla de 41 mm, 110 mm de recorrido.

Suspensión trasera: Dos amortiguadores, 107 mm de recorrido.

Frenos: Dos discos delanteros de 280 mm, pinzas de cuatro pistones. Freno trasero de un disco de 240 mm. ABS.

Neumáticos: 120-70/15 delante, 150-70/14 detrás.

Capacidad de depósito: 12,5 litros.

Altura de asiento: 805 mm.

Distancia entre ejes: 1.565 mm.

Peso en seco: 213 kg.

Precio: 6.499 euros.

Todos los fabricantes están apostando fuerte por el segmento de los scooters de media cilindrada. Basta con ver la evolución de las matriculaciones para comprobar que el absolutismo con el que reinaban los scooters de 125 en el mercado español ya no es el mismo. La categoría de 125 en general y los scooters en particular son los modelos más vendidos, pero ya no existe la diferencia de antaño. En este enlace pueden ver mas fotos de la prueba.

El redactor recomienda