Citroën C4, ni SUV ni turismo, más bien un turismo elevado diferente
  1. Motor
CON VERSIÓN 100% ELÉCTRICA

Citroën C4, ni SUV ni turismo, más bien un turismo elevado diferente

Fabricado en Madrid para todo el mundo, ofrece versiones de entre 100 y 155 caballos en diesel, gasolina o eléctrico

Foto: El nuevo Citroën C4 fabricado en Madrid se sitúa entre un todocamino y una berlina con portón trasero.
El nuevo Citroën C4 fabricado en Madrid se sitúa entre un todocamino y una berlina con portón trasero.

Citroën amplía la gama de su modelo C4 fabricado en España, en la planta madrileña de Villaverde del grupo Stellantis en exclusiva para todo el mundo, con la llegada de la variante más potente con el motor de gasolina de 155 caballos. Es un coche con el que hemos podido hacer una primera toma de contacto para comprobar la singularidad de un vehículo que, como todos los modelos de la marca francesa, se salen de la norma habitual.

Sin duda la marca Citroën lleva muchos años, realmente desde que se creó, haciendo coches diferentes, Con mucha personalidad y adaptados a utilizaciones diferentes a la del resto de los vehículos del mercado. Solo hay que hablar del mítico 11 ligero o del DS 19, el legendario tiburón, o del 2 caballos, el GS o el espectacular SM.

Pues este nuevo modelo de Citroën, el C4, es un coche casi igual de rompedor en los tiempos actuales. La clave es que combina dos conceptos muy diferentes, casi antagónicos. Por un lado, por su parte inferior, es un vehículo de tipo todocamino con una buena altura libre al suelo, con los pasos de rueda protegidos como un SUV. Pero al mismo tiempo, por su parte superior es un turismo de aspecto muy dinámico, con una forma del techo en caída y con un portón trasero inclinado.

Con ello, tenemos un modelo al que se accede bien al interior por su mayor altura de la carrocería que tiene una buena visibilidad por ese puesto de conducción más elevado. Pero al mismo tiempo es un vehículo bastante bajo, con una buena aerodinámica y con un estilo de tipo cupé por su parte trasera en caída y su gran portón trasero.

Foto: Con el C5 X la marca francesa se "inventa" un nuevo tipo de vehículo entre berlina, familiar y todocamino.

Es una combinación extraña, sin duda, pero también muy inteligente porque permite conseguir lo que realmente buscan muchos usuarios que se han pasado al concepto del todocamino. Y todo ello sin tener que "cargar" con un vehículo más grande y pesado, que consume más, que tiene más inercias en carretera.

Este nuevo C4, además, tiene un aspecto muy importante que conviene destacar y es que se fabrica en exclusiva mundial en la planta del grupo Stellantis en Madrid y que desde esta fábrica se exportan a todo el mundo. También tiene otro aspecto destacable, este modelo se ofrece con versiones diesel y de gasolina pero sobre todo con una variante 100 % eléctrica que además está teniendo una gran acogida en los mercados internacionales.

Gama completa

La gama de este nuevo C4 está formada en este momento por tres variantes de gasolina con potencias de 100, 130 y 155 caballos y dos variantes diesel de 110 y 130 caballos, a las que se suma el C4 en su variante 100 % eléctrica que cuenta con un motor de 136 caballos.

Es una gama muy equilibrada que destaca por encima de todo por utilizar unos motores muy eficientes. El grupo Stellantis lleva años ofreciendo unos motores magníficos, tanto en diesel como en gasolina. De los primeros son la familia Blue HDi, en este caso se emplean los de 110 y 130 caballos, el primero con cambio manual de seis marchas y el segundo con un cambio automático EAT 8 de ocho velocidades.

placeholder El nuevo Citroën C4 se mueve con soltura en todo tipo de carreteras.
El nuevo Citroën C4 se mueve con soltura en todo tipo de carreteras.

Por lo que se refiere a las variantes de gasolina todos están basados en el propulsor Puretech de tres cilindros que se ofrece con tres variantes de potencia 100, 130 y 155 caballos. El primero con un cambio de seis marchas, el segundo con las dos opciones de cambio manual de seis marchas o automático de ocho marchas, mientras que en el caso del tope de gama de 155 caballos solo está disponible con el cambio de ocho velocidades.

Con estos dos modelos, con la versión de 155 caballos y con el eléctrico hemos podido hacer una primera toma de contacto por la sierra madrileña con un recorrido de algo más de 100 km. El vehículo, tanto una versión de 155 CV como la eléctrica ofrecen un perfecto equilibrio y un comportamiento dinámico excelente. Su altura reducida y su frontal, menos prominente que el de un todocamino al uso, permite unos consumos bastante ajustados.

Nosotros, haciendo una conducción bastante rápida pero sin excesos hemos conseguido un valor para el de gasolina de 5,8 litros. Creo que es una cifra realmente buena para un coche como este. Y si hablamos de la variante eléctrica, la cifra que marcaba el ordenador de nuestro vehículo al detenerlo estaba en 15,9 kWh. Una cifra realmente buena teniendo en cuenta que prácticamente no hubo utilización urbana y que todo fue M-40 a 100 km/h y carreteras de primer y segundo orden con velocidades de entre 90 y 120 km/h.

placeholder El nuevo C4 incluye los últimos sistemas de ayuda a la conducción y también el 'head up display'..
El nuevo C4 incluye los últimos sistemas de ayuda a la conducción y también el 'head up display'..

Sin duda lo que más me ha gustado es su comportamiento dinámico. Acostumbrado a los habituales todocamino más altos y más pesados, en este coche no encontramos esas inercias. En la variante eléctrica tenemos un centro de gravedad especialmente bajo por el posicionamiento de sus baterías en la parte del suelo del vehículo. Eso hace que tenga un comportamiento muy dinámico y que una vez sentados al volante para nada se aprecie que estamos viajando en un coche con altura de un todocamino. Eso sí, cuando notamos esa mayor altura al suelo es cuando tenemos que bajar o subir del vehículo. Y entonces se agradece mucho.

Pero incluso en el caso de la variante con motor de gasolina de 155 caballos, también su comportamiento dinámico es bueno, más parecido al de un turismo que al del todocamino que realmente es por su mayor altura y sus laterales protegidos. Y es que se trata de un vehículo que se posiciona entre ambos segmentos.

Por lo que se refiere a sus precios, parten de los 19.420 euros en el caso de la versión con el motor de gasolina de acceso, de 100 CV y el acabado Live Pack. Las versiones diesel parten del 110 CV con un precio de 20.120 euros. En el caso del 130 CV, que aporta el cambio automático, sube hasta 25.320 euros. La novedad ahora es el Puretech de 155 caballos con un precio de 27.270 euros. Y por lo que se refiere al eléctrico, es de 35.520 euros sin incluir el Plan Moves. Todos estos precios si incluyen la promoción de lanzamiento por parte de la marca francesa.

Coches
El redactor recomienda