BMW 420i, un coche muy rápido en el que todo funciona a la perfección
  1. Motor
PRUEBA BMW 420I

BMW 420i, un coche muy rápido en el que todo funciona a la perfección

Es la variante de acceso, con un motor de gasolina de 184 caballos, pero permite rodar muy rápido y seguro

placeholder Foto: BMW 420i, un magnífico deportivo, de mecánica racional, en el que todo funciona a la perfección.
BMW 420i, un magnífico deportivo, de mecánica racional, en el que todo funciona a la perfección.

Todos los modelos de BMW ofrecen una conducción muy dinámica, incluso las versiones menos potentes, y un comportamiento en carretera excelente. Pero son mucho más, como hemos podido comprobar en esta prueba del BMW 420i, porque garantizan cumplir el eslogan de la marca de "te gusta conducir". Este 420i, como todo el resto de la gama del fabricante bávaro, proporciona un agrado de conducción difícil de igualar. En este enlace puede acceder a más fotos de la prueba.

Los coches de segmento premium, y por generalizarlo aún más, todos los coches modernos son buenos, aunque unos mejores que otros. Los BMW son muy buenos, sin duda pero yo nunca he sido muy partidario de la marca alemana porque hace coches demasiado rápidos, muy dinámicos y eso, con las condiciones de las carreteras actuales y los límites de velocidad, puede crear alguna situación complicada.

Por eso cada vez que voy a probar un BMW procuro elegir una variante poco potente en la que poder sacar más partido a su mecánica que con las variantes más deportivas, incluso los M, que corren demasiado salvo que queramos rodar en un circuito y sin limitaciones. Lo que he comprobado con este 420i, y con otros muchos modelos de la gama de BMW, es que son magníficos también para una conducción normal, ágil, pero sin excesos.

placeholder Con el acabado M Sport se incluyen unas bonitas llantas en color negro de 19'.
Con el acabado M Sport se incluyen unas bonitas llantas en color negro de 19'.

Hoy en día todos los coches tienen mucho equipamiento, muchos sistemas de seguridad, muchas tecnologías avanzadas para facilitar la conducción. Pero en la mayor parte de los casos estas tecnologías no llegan a funcionar siempre como deberían, lo que a un conductor le puede llegar a crear problemas. En este momento todos los coches del mercado, o la mayor parte, cuentan con control por voz. Sin embargo según la marca que sea, ese control por voz funciona muy bien, o bien o simplemente funciona.

Lo que más me ha gustado de este modelo de BMW es que todo funciona a la perfección. El control por voz es perfecto, solo hay que decir hola y a partir de ahí le podemos decir lo que queramos al vehículo. Al menos por las pruebas que he estado haciendo siempre ofrece la solución correcta. He tenido que hacer distintos desplazamientos por Madrid y solo con la tecla del control por voz he conseguido llegar a todos mis destinos de una manera perfecta, cosa que en otros modelos es un suplicio.

Foto: El BMW M5 CS es la versión deportiva más potente y radical de la marca alemana.

La gestión de las luces del vehículo es un punto en el que se hace poco énfasis pero es muy importante para la seguridad. Muchos ciudadanos, al tener un coche con las luces automáticas, se olvidan de la luz y que el coche haga lo que quiera. Eso es un error porque hay veces en las que no se conectan automáticamente pese a que haya poca visibilidad. Además, hay coches en los que es imposible saber si vas circulando con o sin luces en el modo automático.

Pues bien en este BMW el sistema de iluminación también es perfecto. Tenemos a la izquierda del volante un panel con las luces, un modo automático y los diferentes sistemas en modo manual, luces apagadas, nieblas delanteras o nieblas traseras, pero todo es facilísimo de activar. Y sobre todo, siempre sabemos si vamos con las luces puestas o quitadas.

Lector de señales

Otros coches tienen diferentes sensores indicadores de las señales de tráfico. En el caso del BMW es el mejor que yo he probado. Al llegar a un cruce en el que hay una señal de Stop o un ceda el paso, aunque veamos la señal, el coche nos lo marca en el centro del salpicadero y de forma muy visible. El head up display funciona muy bien y ofrece toda la información necesaria.

placeholder Su maletero es muy profundo y ofrece unos buenos 440 litros, que en un cupé es una gran cifra.
Su maletero es muy profundo y ofrece unos buenos 440 litros, que en un cupé es una gran cifra.

Y también el selector de modos de conducción es muy sencillo de gestionar. Tres modos pero que se seleccionan directamente con teclas junto a la palanca del cambio, por lo que es muy fácil de accionar y muy difícil de equivocarse. El cuadro instrumentos cambia en función del modo seleccionado si es el Sport, Normal o el Eco Pro.

En realidad lo que más me ha gustado de este coche es que todo funciona a la perfección. Que para abrocharse el cinturón tenemos una pieza que acerca la hebilla del cinturón y que hace más fácil su accionamiento. Es un coche de tipo coupé de dos puertas. Para acceder a las plazas traseras solo hay que tocar una tecla y el asiento y el respaldo del mismo se echan hacia delante para facilitar al máximo el acceso a dichas plazas posteriores. Eso sí, el espacio que deja disponible para acceder a esas plazas es algo pequeño.

Incluso en la conducción todo está muy bien pensado. A pesar de que estemos circulando en el modo eco pro, el más ahorrador, el coche ofrece una gran agilidad de marcha. Mientras que en otros coches al circular en el modo eco encontramos un vehículo torpe en sus aceleraciones, en este caso es un vehículo igualmente ágil en el momento que pisamos el acelerador.

Tengo que reconocer que este coche me ha gustado mucho y me ha sorprendido porque además a todo lo que les he contado añade una estética realmente rompedora. Es un modelo cupé de dos puertas en el que el acceso a las plazas traseras es algo complicado pero que ofrece buen espacio, incluso para esas plazas. Cuenta con una estética realmente rompedora, sobre todo en su frontal.

Este frontal puede gustar o no, porque eso de tener una parrilla tan grande, que llega casi hasta el suelo, le proporciona un aspecto extraño, pero desde luego es muy llamativo. Mucho más con el paquete M Sport de nuestra unidad de pruebas, lo que unido a sus llantas negras y algunos detalles de acabado en fibra de carbono o sus pinzas de freno en color rojo le proporcionan un aspecto espectacular.

placeholder Llanta de 19 pulgadas, neumático Michelin Pilot Sport de perfil bajo le confieren una magnífica precisión de guiado.
Llanta de 19 pulgadas, neumático Michelin Pilot Sport de perfil bajo le confieren una magnífica precisión de guiado.

He dejado para el final su mecánica, pero este motor de 2 litros de gasolina es realmente brillante. El consumo que conseguido después de más de 700 km es de 7,6 litros de media que me parece una cifra muy razonable en un coche que corre mucho, como este BMW. Porque si en el modo eco pro ya va muy bien, con una buena agilidad, cuando accionamos el modo Sport aquello muestra todo su espíritu deportivo. Ese toque que siempre ha caracterizado a los modelos de BMW y que supone un plus que los amantes de la marca bávara saben apreciar en su justa medida.

Este 420i es un modelo delicioso de conducir, se puede viajar tranquilo, a buen ritmo, pero también permite rodar muy rápido porque, aunque puede parecer un poco escasa su cifra de potencia, de 184 caballos, en realidad es un motor brillante que empuja con mucha fuerza y que permite rodar muy por encima de los límites legales. En una carretera con muchas curvas pocos coches son tan divertidos como este.

No hay que olvidar que este 420i es la base, aunque con muchos cambios, del BMW M4 un vehículo que es una verdadera referencia como uno de los coches deportivos más eficaces del mercado, un modelo muy radical que gracias a sus 510 caballos que ofrece su variante Competition representa la deportividad en estado puro.

Ficha BMW 420i

Motor: 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 184 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 300 Nm desde 1.350 rpm

Cilindrada: 1.998 cc

Combustible: gasolina

Velocidad máxima: 240 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 6,7 segundos 

Caja de cambios: automática de convertidor de 8 marchas.  

Tracción: Trasera  

Consumo homologado WLTP en ciclo combinado 6,3 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,77 x 1,85 x 1,38

Capacidad maletero: 440 litros.  

Peso en vacío: 1.575 kg.

Precio: desde 48.000 euros.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coches
El redactor recomienda