SE INSTALARÁN OTROS 50 ANTES DE 2020

Los ocho nuevos radares de la DGT en la operación salida (y ya superan los 1.300)

La DGT acaba de anunciar otros ocho cinemómetros en nuestras carreteras que, sumados a los 20 instalados en julio, nos hacen superar, por primera vez, la barrera de los 1.300

Foto: Los ocho nuevos radares de la DGT en la operación salida (y ya superan los 1.300). (EFE)
Los ocho nuevos radares de la DGT en la operación salida (y ya superan los 1.300). (EFE)

Estamos en plena operación salida de verano y la Dirección General de Tráfico ha vuelto a incrementar el número de radares en nuestras carreteras para tratar de disminuir el número de siniestros. Hace unos meses, el director general de la DGT, Pere Navarro, anunciaba que antes de acabar el año, España contaría con 78 nuevos radares, todos ellos situados en carreteras nacionales y autonómicas, aquellas en las que más accidentes mortales se producen. Ahora, acaba de confirmar la activación de otros ocho.

Desde este 1 de agosto, ocho nuevos cinemómetros —dos fijos y seis de tramo— ya multan en nuestras carreteras, de igual manera que los drones de la DGT, ya listos para multar a los conductores que excedan la velocidad máxima de las vías. Sumados a los 20 activados a comienzos de julio, España ya tiene 1.301 radares activos en sus carreteras. De aquí a que finalice el año, la intención es colocar los últimos 50 con el objetivo de reducir el número de víctimas de tráfico.

Los dos nuevos radares fijos que se han colocado en nuestras carreteras se encuentran en la provincia de Sevilla. El primero de ellos ha sido colocado en el kilómetro 22,7 —sentido creciente— de la A-376, mientras que el segundo se encuentra en el kilómetro 38,6 —sentido decreciente— de la N-433. Los otros seis radares, de tramo, se encuentran dentro de la nueva estrategia de la DGT, pues este tipo de medidores de velocidad se han confirmado muy efectivos en los últimos meses.

Se calcula que tendrán lugar unos 90 millones de desplazamientos durante las fechas veraniegas y, para controlar los excesos de velocidad al volante, la DGT ha reforzado su dispositivo con 300 nuevos agentes, además de 12 helicópteros Pegasus —que también operarán en Baleares y Canarias— y hasta 11 drones que monitorizarán nuestros movimientos en carretera y, desde ahora, también multarán en caso de exceso de velocidad.

Además de estos nuevos radares, es necesario recordar que este verano se incrementará la presencia de controles de velocidad móviles, donde destaca el uso en nuestras carreteras del temido Veloláser, los minirradares indetectables de la DGT. Estos pequeños dispositivos, de poco menos de 50 centímetros, se pueden instalar en cualquier guardarraíl sin necesidad de trípode, lo que los hace casi imposibles de ver y fáciles de mover en varios puntos durante un mismo día.

PROVINCIACARRETERATIPOKILÓMETROSENTIDO
AlbaceteN-322Radar fijo367,1Creciente
BadajozN-432Radar fijo142,45Decreciente
BadajozN-432Radar fijo33,31Decreciente
BurgosN-122Radar fijo262,2Ambos
CáceresEX-100Radar fijo8,57Creciente
CáceresN-521Radar fijo91,18Decreciente
CuencaCM-3201Radar fijo5,27Decreciente
CuencaN-420Radar fijo339,22Decreciente
CuencaN-420Radar fijo465,33Decreciente
MadridN-400Radar fijo27,92Ambos
PalenciaN-610Radar fijo12,69Ambos
PontevedraN-550Radar fijo108,93Creciente
SegoviaN-110Radar fijo113,2Creciente
SoriaN-122Radar fijo132,74Decreciente
SoriaN-234Radar fijo406,8Creciente
SevillaA-376Radar fijo22,7Creciente
SevillaN-433Radar fijo406,8Creciente
ToledoCM-4004Radar fijo38,6Decreciente
ToledoCM-5007Radar fijo9,93Creciente
ToledoN-301Radar fijo132,53Decreciente
ToledoN-401Radar fijo82,6Ambos
ValladolidN-122Radar fijo300,13Ambos

De aquí a que finalice el año, la idea de la DGT es instalar otros 50 radares en nuestras carreteras, especialmente las secundarias, que son aquellas que mayor número de accidentes mortales acumulan. Serán 41 fijos y nueve de tramo, aunque aún no se ha confirmado su ubicación exacta. De momento, con los nuevos 28 que se han instalado este verano, es necesario recordar que los márgenes de error con los que cuentan son similares a los que ya estaban instalados previamente.

Así, en primer lugar, el tipo de radar más habitual en nuestras carreteras es el fijo, con un margen de error del 5%; en cuanto a los radares móviles, el margen sube un par de puntos, para situarse en el 7%; si se trata de un radar de tramo —como el recientemente colocado en el comienzo de la A-5 en Madrid—, el margen sube al 10%, y en el caso de los Pegasus, el porcentaje admisible de error es exactamente el mismo, es decir, también del 10%.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios