PRUEBA TOYOTA RAV4 4X2 BUSINESS

Cómo se las ha apañado Toyota para que su todocamino RAV4 sea un vehículo ECO

La versión 4x2 del Toyota RAV4 tiene una potencia combinada de 218 caballos y su consumo homologado es de 4,5 litros.

Esta es la quinta generación del Toyota RAV4, un modelo que en los años noventa creó el segmento del todocamino con un enfoque más lúdico y divertido. Con el paso de los años, el modelo ha ido evolucionando, de la primera generación con versiones de carrocería corta y larga ha pasado a ser un coche más grande, de 4,60 metros y la máxima utilidad. Pero sobre todo ha cambiado en algo muy importante: si en un principio eran motores de gasolina y luego variantes diésel, ahora el RAV4 solo se ofrece en versión híbrida. Es decir, que tenemos un todocamino grande, de 4,60 metros, con cinco plazas y con etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico. Y lo más importante, con un consumo homologado de 4,5 litros.

Su sistema híbrido tiene sus ventajas y sus inconvenientes, como todo. La primera de todas ellas, me refiero a las ventajas, es esa etiqueta ECO, con esos consumos realmente ajustados y con esa característica conducción más tranquila que lo hace un vehículo con el que moverse por la ciudad de manera agradable. Este RAV4 emplea un sistema híbrido de última generación, de lo que la marca japonesa denomina autorrecargable. En este sentido, conviene destacar que Toyota y Lexus son las marcas líderes a nivel mundial en la tecnología híbrida.

Es decir, que no se enchufa, que tiene muy pocos kilómetros de utilización en modo solo eléctrico, solo dos kilómetros, pero que ofrece una muy buena eficiencia de utilización. Sus valores homologados de consumo son de 4,5 litros de media en el ciclo combinado, un valor que realmente es muy difícil de conseguir. Si usamos el coche con cierta frecuencia en la ciudad, podemos ver unos consumos bastante bajos gracias a que una buena parte del tiempo el coche va circulando con el motor de gasolina apagado.

En carretera, las cosas no son tan buenas, porque sus cifras suben si queremos hacer una conducción ágil. Pero para determinar un poco más hasta qué punto los consumos son razonables, les diré que durante la prueba de este modelo he ido conduciendo siempre buscando la máxima rapidez, pero cumpliendo con las normas de tráfico, y no he conseguido en ningún momento superar un valor medio de 7,3 litros. Yo creo que es un valor realmente bueno para un coche tan grande, y hasta cierto punto pesado, como es este modelo japonés.

La versión que hemos probado es la de tracción delantera, que combina un motor de gasolina de 177 caballos con otro eléctrico de 120 CV. En total, la potencia combinada máxima utilizable por el sistema híbrido es de 218 caballos. Eso hace que el coche se mueva con bastante agilidad, aunque siempre hay que tener en cuenta que el cambio de marchas CVT es su talón de Aquiles.

Cambio CVT

Si circulando por una carretera a 90 km/h queremos acelerar con fuerza, oiremos que el motor acelera, pero no tendremos el consiguiente aumento rápido de velocidad. Es una limitación a la que hay que acostumbrarse, pero en su conjunto es un coche realmente bien pensado. He hablado muchas veces con responsables de Toyota y siempre me dicen lo mismo, que los ingenieros argumentan que el sistema de cambio óptimo para un vehículo híbrido es el de variador constante, es decir, el de tipo CVT que emplea este modelo.

El coche ofrece unos ángulos todoterreno bastante buenos y una altura libre al suelo de 19 cm, lo que hace que sea bastante utilizable fuera del asfalto. Pero si queremos hacer un uso campero de manera más habitual, será mucho mejor optar por la versión 4x4. En este caso, el sistema híbrido aporta un segundo motor eléctrico en el eje trasero. Este es el que se ocupa de ofrecer el par motor necesario en esas ruedas traseras para salir de una situación complicada.

Si uno quiere comprar un vehículo todocamino de un tamaño grande, con el que se puedan hacer largos viajes, con un buen maletero, esta del Toyota RAV4 puede ser una buena opción. Sobre todo con el valor añadido de una etiqueta ECO que en el caso de usuarios que vivan o accedan con frecuencia a ciudades como Madrid, es algo muy importante.

Por lo que respecta a su precio, parte de los 31.000 euros, pero entiendo que ofrece una buena relación calidad/producto. Un coche amplio, con un buen sistema de seguridad activa, con muchas ayudas integradas en el Toyota Active Sense+ y con una etiqueta ECO que soluciona muchos problemas.

Ficha técnica

  • Motor gasolina: cuatro cilindros en línea.
  • Potencia máxima: 177 CV a 6.000 rpm.
  • Par máximo: 221 Nm a 3.600 rpm.
  • Cilindrada: 2.487 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Motor: eléctrico.
  • Potencia: 120 CV.
  • Velocidad máxima: 180 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 8,4 segundos.
  • Caja de cambios: automática de variador constante CVT.
  • Tracción: delantera.
  • Consumos homologados (urbano/extraurbano/mixto): 4,4/ 4,7/ 4,5 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,60 x 1,85 x 1,68.
  • Capacidad maletero: 580 litros.
  • Peso en vacío: 1.650 kg.
  • Precio: desde 32.000 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios