SE PUEDE COMPRAR POR 5 EUROS EN CORREOS

Guía rápida de la etiqueta que debes poner en tu coche (si vives en Madrid)

Hay cuatro tipos de etiquetas, cero emisiones, Eco, B y C y los que no tienen distintivo tendrán las máximas restricciones par la circulación por Madrid

Foto: La DGT clasifica los vehículos en cuatro categorías con etiqueta y una quinta que no tiene distintivo, los más viejos y contaminantes.
La DGT clasifica los vehículos en cuatro categorías con etiqueta y una quinta que no tiene distintivo, los más viejos y contaminantes.

Los conductores madrileños tienen un plazo de seis meses para adherir el distintivo medioambiental de la DGT, la famosa etiqueta, al parabrisas delantero del coche. Este es el tiempo que el ayuntamiento de la capital ha dado para que todos los coches estén clasificados según su nivel contaminante. Esta etiqueta servirá para determinar qué tipo de coches podrán entrar en diversas zonas de la ciudad y cuáles no podrán hacerlo.

Durante meses, la Dirección General de Tráfico ha ido distribuyendo estas etiquetas. Pero, si aún no la has recibido tendrás que hacerte con una de ellas. Las tienes en las oficinas de Correos y también en talleres, gracias al acuerdo de la DGT con la Confederación Española de Talleres (CETRAA). La etiqueta cuesta 5 euros y para poder adquirirla hay que presentar el permiso de circulación del vehículo. Si no sabes qué etiqueta debe llevar tu vehículo, la información se puede consultar en este enlace de la página de la DGT. Solo hay que poner la matrícula del coche y nos dirá cómo se clasifica nuestro vehículo.

En cualquier caso, y al menos con la legislación vigente, no es obligatorio poner la etiqueta en el vehículo. De hecho, hay muchos coches que no tienen etiqueta por no cumplir la norma de emisiones Euro 4 y van a poder seguir circulando sin problema. Eso sí, los ayuntamientos tienen la potestad de limitar en ciertas condiciones y en zonas puntuales el tráfico a los vehículos en función de su etiqueta. Y en este caso, los que no la tengan la etiqueta necesaria para rodar en esa zona puesta en el xcristal delantero no podrán circular. Por otra parte, la DGT aconseja poner la etiqueta bien visible en la parte baja del lado derecho del parabrisas, aunque tampoco eso está regulado específicamente. Pero salvo que se vaya a entrar en una zona limitada para algunos tipos de vehículos, la etiqueta no es obligatoria.

Estos distintivos, que son válidos para toda España pero que serán vitales para entrar en el centro de las grandes ciudades, catalogan a los vehículos según su nivel de emisiones. Por ello, también servirán para restringir el acceso al centro de las urbes a los modelos más contaminantes, los más antiguos. En el caso de Madrid, el pasado 8 de octubre entró en vigor la ordenanza de Movilidad Sostenible con la que se definen los protocolos por alta contaminación y el denominado Madrid Central, que arrancará en noviembre y que delimita el acceso motorizado a gran parte del centro de la ciudad.

Cinco categorías, cuatro etiquetas

La clasificación por etiquetas se divide en cinco categorías. Pero lo primero que hay que saber es que los vehículos de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel de antes de 2006 no tendrán distintivo, lo que significa que serán los primeros en tener prohibido el acceso al centro de las grandes ciudades. El resto de vehículos estarán catalogados en cuatro grupos en función de sus emisiones: Cero, Eco, C y B.

Las motocicletas también están sujetas a esta clasificación medioambiental y serán las anteriores al año 2000 las que no tendrán dicho distintivo. Estas pegatinas servirán, asimismo, para que los modelos más limpios se puedan acoger a diferentes ventajas fiscales, rebajas en los aparcamientos de la ORA de Madrid y menos prohibiciones para entrar en las calles más céntricas. Aunque serán los ayuntamientos quienes delimiten estos beneficios en función de sus protocolos de contaminación y de los volúmenes de tráfico.

Los cero emisiones tienen las máximas ventajas.
Los cero emisiones tienen las máximas ventajas.

Los vehículos a los que se les adjudica la etiqueta 'cero emisiones' son aquellos modelos eléctricos, eléctricos de autonomía extendida, híbridos enchufables (con una autonomía de más de 40 km) o los de pila de combustible, ya sean turismos, motos, furgonetas o vehículos de mercancías. Estos modelos tendrán vía libre en la gran mayoría de los casos.

Bajo la etiqueta ECO se engloban los híbridos enchufables con menos de 40 km de autonomía, los híbridos no enchufables, los propulsados por GNL, GNC (gas natural licuado o gas comprimido) y GLP (gas licuado de petróleo).

En la categoría C estarán los modelos de gasolina y diésel matriculados a partir de 2006 y 2014, respectivamente. Es decir, que los vehículos de gasolina deben cumplir la norma anticontaminación Euro 4, 5 o 6 y los diésel, la Euro 6.

Los vehículos matriculados a partir del año 2000 en el caso de los modelos gasolina y de 2006 en diésel deberán llevar el distintivo B. Por su parte, los de transporte de mercancías con esta categoría deben estar matriculados a partir de 2005.

Como les decíamos, hasta dentro de seis meses no es obligatorio llevar el distintivo adherido al parabrisas para entrar y circular por Madrid. Pero si en seis meses no se ha colocado el distintivo bien visible en el coche se entenderá que el vehículo pertenece al grupo de los más contaminantes. Por ello si no lleva una etiqueta tendrá que cumplir con las más estrictas restricciones medioambientales que marquen los protocolos de grandes ayuntamientos como el de Madrid.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios