EN VENTA DESDE 8.800 CON DESCUENTOS INCLUIDOS

Hyundai i10, un coche pequeño hecho por y para los europeos

El Hyundai i10 es un coche con un equipamiento bastante completo y cuidado en sus detalles, como el salpicadero o los asientos con un acabado bicolor

Hyundai pone a la venta en el mercado español su nuevo i10, un vehículo que se integra en el segmento de los coches urbanos, que ofrece una estética moderna y elegante. Un modelo desarrollado y fabricado en Europa para los clientes europeos del que la marca prevé vender 3.000 unidades en 2017.

Es un coche pequeño, con una longitud de 3,66 metros, pero que al mismo tiempo ofrece un interior bastante amplio y que está homologado para llevar en su interior a cinco personas. Un vehículo que tiene bastante tecnología, que puede contar con un cambio automático y que ofrece detalles de equipamiento como el acabado bicolor en el salpicadero.

Está claro que el coche evoluciona cada día y que poco a poco hasta los coches pequeños, que antes eran simplemente para moverse, ahora ofrecen cada vez más seguridad, más confort y equipamiento. Y este del Hyundai i10 es un buen ejemplo de ello. Cuando la marca lanzó en el año 1999 su primer modelo en este segmento en Europa, el Atos, era un vehículo espartano, desarrollado y fabricado en la India. En 2008, con el lanzamiento del i10, todo cambió, pasó a ser un coche europeo y adaptado a las necesidades de los conductores europeos.

Exteriormente destaca su nueva parrilla en cascada, un elemento estético que se estrena en este modelo, pero que pronto incorporarán los nuevos modelos que lance Hyundai. Y también incorpora nuevos grupos ópticos delanteros que incluyen luces diurnas. En la parte trasera también hay nuevos grupos ópticos y una banda negra en la parte inferior que resulta muy elegante.

Luces diurnas redondas.
Luces diurnas redondas.

Pese a sus dimensiones reducidas, el habitáculo está bien distribuido y el hecho de tener una buena altura libre proporciona a los ocupantes la sensación de que hay bastante espacio. En cuanto al maletero, está en la media del segmento, con 252 litros, que se puede ampliar a más de mil cuando se pliega el asiento trasero.

El habitáculo está muy cuidado, cuenta con varias zonas donde dejar objetos, algo que siempre es de agradecer. Lo mismo ocurre con detalles como el salpicadero bicolor que transmite sensación de calidad percibida, o los asientos que ofrecen diversas combinaciones de color, naranja y negro o azul y negro, entre otras. Este es un detalle interesante para la personalización cada día más buscada en estos coches pequeños pensados para clientes jóvenes.

A nivel mecánico no hay demasiado cambios con respecto a su antecesor. Dos motores disponibles, un 1.0 de 3 cilindros con 66 caballos y por encima una variante de 1.2 litros con 4 cilindros y una potencia de 87 caballos. Este último está disponible con el cambio manual de cinco marchas o con uno automático de convertidor de par de cuatro relaciones. A igualdad de equipamiento, la diferencia entre el motor de 66 y el de 87 caballos es de solo 500 euros, mientras que entre el cambio manual y el automático son 1.250 euros.

Hemos hecho una primera toma de contacto con el nuevo modelo por las calles de Madrid, y el resultado es realmente bueno. Es un coche que se mueve con una gran soltura y transmite a sus ocupantes una muy buena sensación de calidad. El vehículo que he probado es el equipado con el motor potente y con el cambio manual de cinco marchas. No he podido conducir la versión de 3 cilindros, pero teniendo en cuenta que la diferencia entre ambas es de 500 euros, yo apostaría mejor por esta variante más potente, que de verdad funciona muy bien.

Que sea un vehículo pequeño no significa que necesariamente haya que renunciar a un equipamiento completo. Y es que en función del nivel de equipamiento, el coche puede incorporar climatizador automático o arranque sin llave, y en cuanto a sistemas de ayuda a la conducción los más interesantes son la alerta de cambio de carril, el aviso de colisión frontal, el sensor de aparcamiento trasero y la ayuda al arranque en pendiente.

Navegador en la versión Tecno.
Navegador en la versión Tecno.

La gama del nuevo modelo se basa en las dos motorizaciones disponibles y en tres niveles de equipamiento, el Klass de partida solo disponible con el motor de 3 cilindros, por encima el Tecno disponible con los dos motores, mientras que el tope de gama es el Style, que cuenta con el motor de 87 caballos.

Hay un detalle muy importante con este modelo, y es que ofrece cinco años de garantía sin ninguna limitación de kilometraje, algo único en este segmento de coches pequeños y eminentemente urbanos. Y también cinco años de asistencia en carretera, mientras que si se financia el vehículo también incluye el mantenimiento.

En cuanto a los precios, a continuación tienen el listado de precios recomendados por el distribuidor. Sobre estos precios hay que aplicar una campaña de lanzamiento de 1.900 euros para toda la gama i10. A esta cifra se añaden otros 1.000 euros de descuento si se financia con la marca, y otros 600 euros de apoyo para aquellos clientes que entreguen a cambio un vehículo viejo de la marca Hyundai. Es decir que el precio de partida puede quedar en 8.800 euros con todos los descuentos aplicados.

Hyundai i10 Klass 1.0 66 CV, 12.315 euros

Hyundai i10 K Tecno 1.0 66 CV, 13.115 euros

Hyundai i10 Tecno 1.2 87 CV, 13.615 euros

Hyundai i10 Tecno 1.2 87 CV Automático, 14.865 euros

Hyundai i10 Style 1.2 87 CV, 16.170 euros

Hyundai i10 Style 1.2 87 CV Automático, 17.420 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios