Volkswagen provisiona 16.200 millones para arreglar el 'dieselgate' en el taller y el juzgado
  1. Motor
7.000 MILLONES SE DESTINARÁN PARA LITIGIOS

Volkswagen provisiona 16.200 millones para arreglar el 'dieselgate' en el taller y el juzgado

Seat fue la única marca del grupo que acabó 2015 con pérdidas, pero estas se redujeron un 92% frente a los resultados de 2014, hasta los 10 millones de euros

placeholder Foto: Matthias Müller presidente de Volkswagen. EFE/Julian stratenschulte
Matthias Müller presidente de Volkswagen. EFE/Julian stratenschulte

Matthias Müller, presidente del Grupo Volkswagen, presentó ayer en la sede de la compañía, en Wolfsburg, un resultado de 1.582 millones de euros de pérdidas en el ejercicio 2015 como consecuencia del escándalo de las motorizaciones diesel, el conocido como 'dieselgate'. Estas cifras contrastan con los beneficios logrados en 2014 por el consorcio alemán, con 10.847 millones de euros.

El grupo ha tenido que provisionar 16.200 millones de euros de su balance de 2015 para hacer frente a los costes por litigios judiciales y a los técnicos de reparación de los vehículos afectados por el escándalo de los motores diesel. De esta cantidad, 7.000 millones de euros corresponden a los temas judiciales abiertos en todo el mundo y otros 7.800 millones de euros para los gastos de las modificaciones técnicas de los motores diesel y de las recompras de algunos vehículos.

Está dispuesto a vender activos

Debido a esta provisión de fondos multimillonaria, el grupo Volkswagen ha presentado el peor resultado de su historia. También se advirtió que si estas provisiones no fueran suficientes, aunque están convencidos que si lo serán, el grupo está dispuesto a vender activos, como alguna marca. Pero el director de Finanzas, Frank Witter, señaló que es algo que "no está en la agenda".

Müller se disculpó al presentar el balance de 2015, señalando que "con la manipulación del software de los motores diesel en Volkswagen, las normas se rompieron y se traspasaron los límites éticos. Es muy doloroso y nos disculpamos sinceramente. Sabemos que hemos decepcionado a mucha gente que había confiado en nosotros. Reconocemos nuestra responsabilidad y estamos haciendo todo lo que podemos para recuperar la confianza. Esto es lo más importante para nosotros y para mí", indicó el ejecutivo alemán.

La pérdida operativa del grupo fue el año pasado de 4.069 millones de euros, frente a un beneficio operativo de 12.697 millones de euros obtenido en 2014, mientras que la facturación mejoró el pasado ejercicio un 5,4 %, hasta alcanzar una cifra record de 213.292 millones de euros. Todas las marcas del grupo tuvieron beneficio operativo excepto Seat, que logró reducir los números rojos en más de un 90% hasta quedar en 10 millones de euros.

La marca española Seat fue la única que cerró el balance 2015 con pérdidas. En concreto fueron 10 millones de euros, lo que supone una reducción de un 92% con respecto al resultado del año pasado. La facturación de la marca española aumentó en 2015 un 11,3% hasta alcanzar los 8.572 millones de euros. En cuanto a las ventas de coches, éstas crecieron un 8,6% hasta alcanzar las 544.000 unidades, incluyendo en esa cifra las unidades del Audi Q3 fabricadas por Seat en la planta de Martorell.

Seat y sus 400.000 coches

Seat entregó el año pasado 400.000 unidades a sus clientes, con un crecimiento del 2,4%. Las ventas de Seat subieron en casi todos los mercados, destacando los incrementos de Italia, +22,1%, República Checa y Polonia (16%) o en el mercado español, donde crecieron un 14,3 %. Seat produjo en 2015 un total de 415.000 vehículos, aumentando esta cifra en un 5,1% frente a los datos de 2014.

La importante mejora de la situación de Seat en el último año se ha debido al aumento de las ventas y de las exportaciones a mercados fuera de la UE, a los efectos positivos de la evolución de los tipos de cambio y también a la reducción de los costes. En este sentido, el presidente del grupo Volkswagen señaló al presentar los resultados de Seat que "nuestra filial española va por el buen camino para lograr una rentabilidad sostenible".

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención en torno al balance económico del Grupo y a cómo le ha afectado esta crisis, han sido las remuneraciones a los directivos. Estos, que al fin y al cabo han sido los máximos responsables del caso de los motores trucados han mantenido hasta el último momento su intención de seguir cobrando sus sueldos y sus ingresos variables.

Sin embargo, la gestión fuerte y decidida por parte del nuevo máximo responsable del Grupo Matthias Müller, que hasta su nombramiento era presidente de Porsche, ha logrado que los directivos acepten una rebaja de sus ingresos variables en torno a un 30%, el equivalente a un millón de euros anual. Una rebaja relativa ya que en realidad es una congelación de estos ingresos, pero si las acciones del grupo alemán suben más de un 25% hasta el 2017, recibirán sus variables íntegras.

En total, el grupo gastó 63 millones de euros en pagar a su junta directiva. Matthias Müller ganó ocho millones de euros, mientras que tanto Rupert Stadler, presidente de Audi, como Francisco Javier García Sanz, responsable de compras y encargado también de solucionar todos los temas relacionados con el escándalo de los motores, superaron la barrera de los siete millones de euros y fueron los dos únicos que aumentaron sus ingresos frente a los de 2014. El directivo mejor pagado del grupo Volkswagen fue, en 2015, Andreas Renschler, director de la división de vehículos comerciales. Incorporado a Volkswagen en febrero de 2015, cobró 17,7 millones de euros de los que 11,5 millones correspondieron a un pago de compensación por su salida de Daimler, donde trabajaba hasta entonces.

Volkswagen ya trabaja intensamente en una nueva estrategia que garantice su futuro y que será presentada a mediados de año. Una estrategia basada en nuevos conceptos, como la digitalización, el networking, la movilidad eléctrica y los nuevos servicios de movilidad. El objetivo es lograr que el Grupo Volkswagen juegue un papel protagonista en la movilidad eléctrica del futuro, para lo que piensa lanzar 20 nuevos modelos hasta el 2020. En este momento el grupo está desarrollando una arquitectura específica para vehículos eléctricos y en herramientas para la electrificación modular, lo que internamente se denomina MEB, Modular Electrification Toolkit.

Volkswagen Resultados empresariales Seat Martorell Porsche Audi
El redactor recomienda