California se tiñe de rojo Ferrari
  1. Motor
BONHAMS SUBASTA 10 JOYAS DEL CAVALLINO

California se tiñe de rojo Ferrari

El próximo día 14 la empresa de subastas Bonhams organiza una reunión en Los Angeles en la que pondrá a la venta 10 vehículos históricos de Ferrari

Fiebre por los Ferrari.El próximo día 14 la empresa de subastas Bonhams organiza una reunión en Los Angeles en la que pondrá a la venta 10 vehículos históricos de la marca Ferrari entre los que se incluye alguna pieza única. Coches de calle y de competición entre los que sin duda destaca un 250 GTO fabricado en el año 1962 que podría convertirse en el coche más caro de la historia si supera la barrera de los 39 millones de euros.

El tema de los coches clásicos, los verdaderos coches de colección, lleva unos años muy de moda porque este coleccionismo se ha convertido en una magnífica forma de inversión en tiempos complicados. Y dentro de este mundillo, la marca Ferrari es la gran protagonista. Por eso, el próximo día 14 todas las miradas estarán en la costa californiana, donde Bonhams venderá algunos de los más importantes modelos que la marca Ferrari ha fabricado a lo largo de su historia.

Se trata de una colección de diez vehículos que formaban parte de la Maranello Rosso Collection que acumulan una parte importante de la historia de Ferrari entre los años 1950 y 1980 y que se venderán por separado.

De todos ellos sobresale el 250 GTO de 1962, en color rojo, con el que se disputaron algunas de las principales carreras de larga distancia de la época. Este es probablemente el coche más conocido de la marca del cavallino y también el más caro, del que se hicieron sólo 39 unidades de modo artesanal.

El 250 GTO de 1962 es una de las joyas de la corona Ferrari, una pieza muy exclusiva de carreras de estilo Gran Turismo. Es la combinación de un chasis de batalla corta con un impresionante motor V12 de 300 caballos, y el resultado es realmente espectacular. El primer prototipo fue desarrollado con la participación de Giotto Bizzarrini y con la colaboración como probador de Stirling Moss en unas jornadas en el circuito de Monza.

Se presentó oficialmente en febrero de 1962 y en su primera salida en competición Phil Hill logró el segundo puesto en las 12 Horas de Sebring. Tras ello este coche logró dos victorias consecutivas en el Tourist Trophy y otras dos en el Tour de France. Este espectacular vehículo lo ganó todo en las carreras de larga distancia de esos años.

A las siglas de GT, que determinan su carácter de Gran Turismo se añadió la O de “omologato”, es decir homologado para competición. Construido por Scaglietti, con este coche Ferrari ganó el Campeonato del Mundo de Constructores en la categoría de GT durante los tres años que se mantuvo en competición, 1962, 1963 y 1964. El pasado año se vendió una unidad del GTO, concretamente una fabricada en 1963, por 39 millones de euros. Y este es el récord que podría superarse el próximo jueves.

Ferrari es la marca que encabeza los rankings de coches históricos más caros, y no solo con el GTO. Hace unos meses, en una subasta celebrada también por Bonhams con motivo del Goodwood Festival of Speed una unidad del Ferrari 375 Plus fabricada en 1954 alcanzó los 18 millones de dólares y en una subasta de RM Auctions prevista este mismo mes en Monterrey, también en California, se pondrá a la venta un 365 GTB/C Speciale fabricado en 1965 que se prevé alcance los 34 millones de dólares.

En la subasta de Bonhams el 250 GTO no será el único coche interesante, la verdad. Otro de los destacados es un 250 Mille Miglia Berlinetta construido en el año 1953 acabado en color blanco pero con una raya central azul. Un coche de competición fabricado a mano y pensado para disputar carreras de larga distancia por carreteras abiertas al tráfico, como la Mille Miglia o la Panamericana, entre otras. Pese a su aspecto bastante tranquilo, incorporaba un motor de doce cilindros con 240 caballos de potencia.

Tras disputar varias competiciones en Estados Unidos el coche se quedó allí y volvió a mediados de los años ochenta a Europa. Un conde italiano, Vittorio Zanon di Valgiurata, lo adquirió para disputar la Mille Miglia histórica del año 1987 y tras ello lo vendió y pasó por varias manos hasta llegar a la colección Maranello Rosso, su actual propietaria, cuya sede está en San Marino, un punto clave de la mítica carrera histórica italiana.

Entre los vehículos a subasta no podía faltar un monoplaza de Fórmula 1de la escudería del cavallino. Se trata del 312 T3 de 1978, un coche con una gran historia ya que con esta unidad el piloto argentino Carlos (Lole) Reutemann logró ese año cuatro victorias en grandes premios.

Aunque mucho más que por las victorias del argentino, este coche se hizo famoso por ser el vehículo con el que el piloto canadiense Gilles Villeneuve, tras integrarse en el equipo italiano, logró su primera victoria con Ferrari con motivo del G.P. de Canadá en el circuito de Montreal.

Pero no todo iban a ser coches de competición, y otro de los más destacados de la subasta es un descapotable, el Ferrari 250 GT Pininfarina Cabriolet. En concreto es la unidad número 8 de las 40 que se llegaron a fabricar de este modelo, carrozado por Pininfarina.

Este coche fue el que se mostró oficialmente en el Salón del Automóvil de Turín de 1957 y su primer propietario tras la muestra turinesa fue un acaudalado venezolano gracias a la gestión del importador de Ferrari en aquel país, Carlos Kauffman. El precio que se pagó por el coche fue de 80.000 bolívares y durante años este llamativo vehículo causó una gran expectación en la capital venezolana.

El coche, acabado en un espectacular color blanco, fue repintado a principios de los años ochenta en su color original e incluye tapicería de piel Conolly de la máxima calidad. El precio estimado para la subasta se sitúa entre los 6,5 y los 8,5 millones de dólares, pero no sería de extrañar que el precio final de adquisición fuera aún mayor, como está ocurriendo en las últimas subastas de coches clásicos.

También se pondrá a la venta en esta subasta en California un Dino 206 GT Coupé del año 1969, otro coche de calle. El Dino fue un vehículo clave en la historia de Ferrari, porque fue el vehículo de acceso a la marca. El coche que se ofrece en la subasta corresponde a una de las primeras unidades del modelo de producción. Montaba un propulsor V6 de dos litros de cilindrada con 180 caballos.El modelo sólo estuvo en producción unos meses, hasta abril de 1969 y se hicieron unas 150 unidades. Posteriormente fue sustituido por el Dino 246 que se presentó en el Salón de Ginebra, en marzo de 1969.

Y no podía faltar un espectacular Daytona, como se conoce al 365 GTB/4 de 1970.Se trata de una unidad que parece recién salida de la fábrica por su perfecto estado de conservación y que incluye algunos elementos de competición entre su equipamiento, como ocurre con las ventanillas.

Les dejo con la lista de los diez coches de la colección Maranello Rosso por si tienen interés en saber más cosas de los otros coches disponibles en el Quail Lodge el próximo 14 de agosto en la subasta de Bonhams. Ferrari 250 MM Berlinetta de 1953, Ferrari Dino 206 GT Coupe de 1969, Ferrari 365 GTC Coupe de 1968, Ferrari 250 GTO Berlinetta de 1962, Ferrari 312 T3 Formula 1 de 1973, 1958 Ferrari 250 GT Series 1 Pinin Farina Cabriolet de 1958, Ferrari Dino 166/246T Formula 2 de 1968, Ferrari 512 BB/LM Endurance Racing Coupe de 1981, Ferrari 365 GTB/4 Daytona de 1970 en versión competición y Ferrari 250 GT SWB Speciale Aerodinamica de 1962.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Subasta Ferrari
El redactor recomienda