UN FERRARI VENDIDO POR 13,4 MILLONES DE EUROS

Goodwood, la fiesta del coche de colección

Cada año se celebra en la localidad de Goodwood, en Inglaterra, el festival de la velocidad, en el que se pueden ver los vehículos clásicos e

Cada año se celebra en la localidad de Goodwood, en Inglaterra, el festival de la velocidad, en el que se pueden ver los vehículos clásicos e históricos más espectaculares. Es una cita obligada para todos los que tienen algo que decir en este mundo del coche de colección. También es un lugar en el que los fabricantes de automóviles presentan modelos muy exclusivos o las últimas novedades de sus marcas. Y en este entorno tiene lugar una espectacular subasta de coches clásicos de Bonhams.

Este año, la subasta se ha cerrado con unas ventas de más de 28 millones de euros que se han realizado en solo 4 horas. Sin duda el más espectacular de todos los vehículos vendidos ha sido un modelo de Ferrari, en concreto un 375 Plus, por el que se han pagado 13,5 millones de euros. Un vehículo excepcional y único con el que el piloto argentino José Froilán González ganó en el G.P. de Silverstone de 1954 y ese mismo año, haciendo equipo con Maurice Trintignant, ganó las 2 Horas de Le Mans.

El vehículo era una evolución del 375 MM de 1953, con un motor más potente, un V12 de cinco litros de capacidad con una potencia de 330 caballos. Lo más destacable del vehículo era su parte trasera, con una especie de joroba en el maletero, necesaria para incluir en él un depósito de combustible aún más grande, con 180 litros de capacidad. Este coche también ganó en el año 1954 la Panamericana con Umberto Maglioli al volante. En un trazado muy rectilíneo como el de la prueba mexicana, el piloto italiano supo sacar el máximo partido del potente motor de su 375 Plus.

Otro de los protagonistas ha sido un De Dietrich, un vehículo fabricado en 1902 e idéntico a los que participaron en la carrerea París-Viena de ese mismo año. Esta unidad estaba guardada desde el año 1912 en un establo, y con los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial quedo a la vista. Ha tenido cuatro propietarios en toda su historia y se ha pagado un millón de libras por él, 1,25 millones de euros.

Y uno de los coches más llamativos vendidos en la subasta de Goodwood ha sido un Lamborghini Countach LP400 ‘Periscopio’ Coupé fabricado en el año 1975 por el que se ha llegado a pagar una cifra récord para un modelo de Lamborghini, 1,2 millones de euros. O un Lotus 49B con el que Graham Hill disputó varias carreras de Fórmula 1.

A parte de la subasta, el Festival of Speed de Goodwood es el mejor espectáculo de coches clásicos. Allí se pueden ver los mejores deportivos, los coches que han marcado la historia del automovilismo y algunos de los pilotos más conocidos. Las marcas muestran allí sus mejores joyas, guardadas en sus museos. En el caso de Ferrari, este año uno de los protagonistas ha sido Pedro Martínez de la Rosa. El piloto catalán siempre ha mostrado interés por el Ferrari 250 GT LWB de 1959, uno de los mitos de la escudería italiana. El propietario del vehículo ha permitido a Pedro conducir una joya así. El piloto también ha conducido el F-1 con el que habitualmente hace su trabajo de desarrollo en la escudería del “cavallino”.  

También protagonista ha sido Stirling Moss, uno de los pilotos más laureados de la historia del automovilismo, que ha podido conducir una vez más en la pista de Goodwood uno de los flecha de plata de Mercedes, un tipo de coche con el que ganó todo en los años cincuenta.

Pero también hay coches modernos en Goodwood. Este año, los lanzamientos más destacados hechos por los fabricantes en este emblemático lugar han sido el Mercedes CLS, el Ford Focus ST y el McLaren 650S GT3. Y todo ello sin olvidar el Range Rover SVR con el motor de 550 caballos o el espectacular Jaguar F-Type Project 7, de los que los lectores ya tuvieron información la semana pasada. 
Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios