Es noticia
Menú
Estrategias para invertir en criptodivisas: 4 lecciones que aprender del colapso del mercado
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Criptomonedas, activos de no refugip

Estrategias para invertir en criptodivisas: 4 lecciones que aprender del colapso del mercado

Las criptomonedas no están muertas, pero sus principios básicos requieren cuidados intensivos

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Atrás queda la ilusión de que el Bitcoin es un luchador contra la inflación. El primer brote serio de inflación desde la década de 1970 ha coincidido con una caída del 60% en el precio del Bitcoin en el último año. También ha quedado atrás el argumento que presenta al Bitcoin como "oro digital". El metal precioso ha superado al Bitcoin, las acciones y los bonos este año, cayendo solo un 6%.

Pero sería un error interpretar las dificultades del Bitcoin como prueba de que toda la industria ha fracasado. Ethereum, el segundo mayor blockchain, acaba de pasar por una importante actualización que podría impulsar un renacimiento de la actividad de las criptomonedas. Las empresas que respaldan otros blockchain siguen intentando establecer nuevos sistemas para productos financieros, pagos y activos digitales.

Foto: Imagen de un 'trader' en la bolsa de Nueva York (EFE).

Al igual que cuando la internet sobrevivió a la extinción de Pets.com, la caída de las criptomonedas no es un punto y final para la tecnología blockchain. De hecho, si se retira la basura, lo que queda es una industria que merece una segunda mirada. Según el estratega de criptografía de Bank of America, Alkesh Shah, "en ciclos anteriores de criptomonedas, había una caída del compromiso. Ahora, hay más gente usando activos digitales y construyendo sobre" blockchains.

Los inversores aún deben ser cautelosos. Dogecoin, la criptodivisa "meme" que empezó como una broma, conserva un valor de mercado de 8.000 millones de dólares, similar al de las acciones de empresas como American Airlines Group (AAL). A pesar de que el mercado de criptomonedas ha perdido 2 billones de dólares de valor, sigue habiendo mucho ‘froth’. "La durabilidad de los criptoactivos es cuestionable", advierte el profesor de la Universidad de Cornell Eswar Prasad, un destacado experto en activos digitales. "Pero la tecnología sí parece tener cierta durabilidad".

He aquí cuatro lecciones que debe tener en cuenta si está pensando en invertir en criptomonedas.

Foto: Criptomonedas. (iStock)

El Bitcoin sigue buscando una razón de ser

Los partidarios del Bitcoin han pasado una década promoviendo su uso como una moneda más allá del control gubernamental, como oro digital y como una cobertura ante la inflación cuya oferta limitada protegería su precio. La divisa no ha cumplido esas promesas.

Además, hay poco acuerdo sobre lo que es realmente el Bitcoin: un conjunto más de reglas de software, una tecnología verdaderamente revolucionaria como Internet o una cuasi divisa que puede llegar a valer 500.000 dólares por moneda, como sostienen algunos alcistas, frente a los 20.000 dólares actuales.

"Me recuerda a la historia de los ciegos situados alrededor de un elefante", expresa Madeline Hume, analista sénior de Morningstar. Ninguno de los hombres puede averiguar cómo es realmente un elefante porque cada uno de ellos sólo puede tocar una parte del animal, como el colmillo o la piel. "Estamos avanzando lentamente hacia la comprensión de lo que es el Bitcoin", opina.

Foto: EC.

El papel del Bitcoin como activo alternativo también sigue en duda. El desplome ha socavado la creencia de que el mercado de criptomonedas puede desafiar las presiones macroeconómicas que han hecho caer al índice compuesto del Nasdaq un 29% este año. La correlación del Bitcoin con el Nasdaq alcanzó un máximo histórico en septiembre y ha tenido una media de 0,66 en los últimos seis meses, lo que indica que el Bitcoin y las acciones tecnológicas suelen moverse al unísono.

A pesar de los inconvenientes, los defensores como Shah sostienen que el Bitcoin y otras criptomonedas siguen siendo inversiones viables a largo plazo. "La gente se está dando cuenta de que los activos digitales están actuando como un sistema operativo de Internet, como los segmentos de alto crecimiento de la economía", afirma.

La llegada a raudales de grandes inversiones no es un indicador de calidad

Antes de la caída, uno de los grandes argumentos de venta de las criptomonedas era que habían atraído capital institucional de fondos de pensiones y empresas de capital de riesgo. ¿Por qué estos sofisticados fondos iban a invertir en empresas de criptomonedas construidas con promesas de ingresos y beneficios que no se sostienen? La idea, en ese momento, era que no lo harían. Eso proporcionó un reclamo para atraer aún más capital de los inversores minoristas.

Pero las grandes inversiones se quemaron, al igual que muchos pequeños inversores, cuando el mercado estalló. Es fue el caso de Celsius Network, una empresa de criptopréstamos que atrajo más de 20.000 millones de dólares en depósitos de clientes, en parte porque prometían rendimientos de hasta el 18%. Celsius opera ahora bajo protección de quiebra, su director ejecutivo ha renunciado y miles de inversores están tratando de recuperar sus ahorros.

Sin embargo, ocho meses antes de que Celsius interrumpiera las retiradas de los clientes en junio, la empresa recaudó 400 millones de dólares en una ronda de financiación que incluía a la Caisse de dépôt et placement du Québec, el segundo fondo de pensiones más grande de Canadá. "Nadie invertiría esta cantidad de dinero en Celsius si existieran serias dudas de que lo que estamos haciendo no es legítimo y no sigue todas las regulaciones", afirmó el ex director ejecutivo, Alex Mashinsky, en un video en directo unos días después de anunciar la financiación.

Foto: Joe Biden, presidente de EEUU. (EFE)

Desde entonces, el fondo de pensiones ha reducido su inversión en Celsius. Charles Emond, director de este fondo de 392.000 millones de dólares canadienses (294.000 millones de euros), declaró en una rueda de prensa celebrada en agosto que las pérdidas no llegaban "ni siquiera a un error de redondeo en nuestros rendimientos", según el Montreal Gazette, aunque ha dicho que está considerando opciones legales después de dar por perdida la inversión de 150 millones de dólares del fondo. Celsius no respondió a una solicitud de comentarios.

La empresa de capital riesgo Andreessen Horowitz, el mayor patrocinador de empresas emergentes de criptomonedas en Silicon Valley, también podría verse afectada. La firma invirtió más de 7.000 millones de dólares en criptoempresas, incluyendo 314 millones de dólares en criptomonedas emitidos por Solana Labs. El token de Solana alcanzó los 259 dólares en noviembre, pero ahora cotiza a 33 dólares, y ha disminuido en medio de la preocupación por la seguridad de la red y su capacidad de ampliación. Andreessen y la Fundación Solana no quisieron hacer comentarios.

Los fondos de riesgo esperan que la mayoría de sus apuestas fracasen, a la par que conservan la esperanza de que una se convierta en la próxima Meta Platforms (META). Según David Nage, gestor de carteras de la firma de inversión en criptografía Arca, los inversores minoristas no deberían consolarse con que un capital riesgo los acompañe. "Si se trata de un fondo grande y un cheque pequeño, la cantidad de ancho de banda y el apoyo dado a ese proyecto es bastante bajo", advierte.

Separar la infraestructura de blockchain de los tókenes

Muchas grandes empresas apuestan por que la tecnología blockchain sobrevivirá mucho más tiempo que los tókenes puramente especulativos. La idea es que los blockchain y los activos digitales relacionados ofrecen formas de llegar a nuevos mercados, ya sean videojuegos, productos financieros o nuevas iteraciones de arte, música y vídeo reempaquetadas como tókenes no fungibles o NFT.

Foto: EC

Los planes van desde lo trivial hasta propuestas muy series. Por un lado, Starbucks (SBUX) anunció el mes pasado que lanzaría "sellos digitales coleccionables" que darían a sus clientes más fieles "acceso a experiencias de café inmersivas". No es probable que eso afecte en gran medida a los resultados de una empresa que va camino de facturar 33.000 millones de dólares este año.

Por otro lado, Swift, el sistema de mensajería interbancaria que maneja billones de dólares en transacciones mundiales, está probando un sistema que permitiría que los mensajes dirijan las transferencias de tókenes. Si funciona, los bancos podrían empezar a enviar dinero a través de blockchains con un método que ya utilizan para transferir fondos tradicionales.

"Estamos en un invierno para las criptomonedas, pero definitivamente no es así en lo que a la infraestructura se refiere", afirma Will Peck, jefe de activos digitales en el proveedor de fondos cotizados WisdomTree Investments (WETF). "Todo el mundo sigue hablando de construir infraestructura basada en blockchain". La propia WisdomTree está lanzando un fondo del Tesoro a corto plazo que cotiza en blockchain, el fondo Short-Term Treasury Digital, que asegura ofrecer una compensación y liquidación más rápida.

Foto: La convención de Bitcoin en Miami. (EFE/Cristóbal Herrera)

Invertir en empresas que sirven al sector de las criptomonedas es menos arriesgado que comprar tókenes. Una de las más destacadas es Silvergate Capital (SI), un banco que está desarrollando servicios para los criptocorredores, así como las empresas de financiación y otras del sector. Silvergate ha conseguido aumentar su base de clientes de criptomonedas durante la crisis. Se espera que sus ingresos netos crezcan un 72% en 2023, hasta los 277 millones de dólares.

Las acciones cotizan a dos veces su valor en libros, muy por encima de la media del sector bancario. Pero a Wall Street le sigue gustando; el precio medio objetivo es de 129 dólares, lo que implica un 63% de subida desde su precio actual, que ronda los 79 dólares.

Otros valores relacionados con las criptomonedas son Signature Bank (SBNY), PayPal Holdings (PYPL), Block (SQ) y Coinbase Global (COIN). A excepción de Coinbase, la gran bolsa de activos digitales, todas estas empresas están creando servicios de criptografía junto con sus negocios principales.

Por supuesto, el rendimiento de las criptoacciones ha sido horrible. El Amplify Transformational Data Sharing ETF (BLOK), el mayor ETF de empresas relacionadas con las criptomonedas, ha perdido un 50%. Eso aún cuenta como una victoria frente a rivales como el Global X Blockchain ETF (BKCH), que ha perdido un 70%.

Foto: Martin Flanagan, presidente y CEO de Invesco. (Reuters/David Swanson)

Según Shah, los inversores deberían ver las criptomonedas como una forma de que las grandes empresas se preparen para el futuro. "Aquellos que están adoptando la tecnología, haciendo pruebas o educándose, podrían encontrar la fórmula correcta en los próximos cinco a diez años", asegura.

La regulación podría ser de gran ayuda

Aunque otros experimentan con las criptomonedas, la mayoría de los bancos se han mantenido al margen. Un informe reciente del Comité de Basilea revelaba que los grandes bancos sólo tenían 9.400 millones de euros de exposición a las criptomonedas, una parte ínfima de los activos totales.

¿Una de las razones principales? No pueden lanzarse a la aventura sin claridad normativa. Pero eso podría estar en camino. Los reguladores están elaborando normas para que las instituciones financieras posean criptomonedas y ofrezcan servicios relacionados con ella a sus clientes. La propuesta de legislación en el Senado de EEUU, por ejemplo, exigiría a las agencias federales que pusieran la mayor parte del mercado de criptomonedas bajo la jurisdicción de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos (CFTF, por sus siglas en inglés). Otros proyectos de ley abordan la cuestión de si la Comisión del Mercado de Valores debe vigilar las bolsas o si los criptobancos deben tener acceso a los servicios básicos de la Reserva Federal.

Sin una mayor seguridad regulatoria, una gran cantidad de empresas no tocarán las criptomonedas. Hoy en día, si un ejecutivo trata de obtener la aprobación de un producto criptográfico legalmente ambiguo, al abogado interno "se le va a atragantar el desayuno", afirma Charley Cooper, director gerente de R3, una empresa de software de blockchain.

Foto: Lingotes de oro. (EFE/Iván Mejía)

Las normas con apoyo bipartidista en el Senado tienen una buena oportunidad de ser aprobadas el próximo año. Las propuestas también parecen estar en consonancia con el marco regulador del sector anunciado recientemente por la administración Biden.

La igualdad de condiciones entre las criptomonedas y las empresas bancarias sería una victoria para Wall Street. Y podría desencadenar una oleada de inversiones a medida que se asienten las protecciones legales para las instituciones y los consumidores.

"El Bitcoin podría duplicar su precio si hay un mercado regulado por la CFTC", aseguraba en septiembre el presidente de la CFTC, Rostin Behnam. ¿Suena impresionante? Incluso con ello, el Bitcoin aún se quedaría un 40% por debajo de su precio máximo.

*Contenido con licencia de 'Barron’s'

Atrás queda la ilusión de que el Bitcoin es un luchador contra la inflación. El primer brote serio de inflación desde la década de 1970 ha coincidido con una caída del 60% en el precio del Bitcoin en el último año. También ha quedado atrás el argumento que presenta al Bitcoin como "oro digital". El metal precioso ha superado al Bitcoin, las acciones y los bonos este año, cayendo solo un 6%.

Inversores Tecnología Inflación Pensiones Bank Of America Inversiones Estados Unidos (EEUU) Nasdaq Reserva Federal Wall Street
El redactor recomienda