El rumbo de Apple depende de mucho más que el iPhone
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
deja de ser el protagonista

El rumbo de Apple depende de mucho más que el iPhone

La dependencia del gigante tecnológico del iPhone se ha hundido a medida que el iPad, el Mac, los ‘wearables’ y los servicios aumentan su crecimiento

placeholder Foto: EC.
EC.

Es un buen momento para hablar de Apple sin el iPhone.

No, el icónico ‘smartphone’ no se va a ninguna parte. De hecho, Apple ha comunicado que los ingresos del iPhone sumaron 39.600 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal, que terminó el 26 de junio, un incremento del 50% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Eso refleja el mayor crecimiento que el iPhone ha observado en seis años para el que suele ser su trimestre más flojo, ya que muchos compradores esperan a realizar compras cuando se lanzan los nuevos dispositivos, normalmente a principios del otoño.

Wall Street espera que Apple cierre su ejercicio fiscal en septiembre con unos ingresos récord del iPhone: de casi 187.000 millones de dólares, lo que haría que solo su segmento de telefonía fuera el décimo mayor negocio en el S&P 500. Pero ha sucedido algo curioso en los últimos años: el iPhone también se ha convertido en una parte considerablemente más pequeña del negocio de Apple. En el último pico de ventas del teléfono móvil en el ejercicio fiscal de 2018, el iPhone representaba el 62% de los ingresos totales de la compañía. En los últimos 12 meses que concluyeron en junio, esa cifra fue del 52%.

Foto: Tim Cook, CEO de Apple, durante una presentación de la compañía. (Reuters)

Por esos resultados, Apple puede agradecer a su elenco de forma generalizada. Las ventas de los iPads, Mac y ‘wearables’ (dispositivos ponibles) como el Apple Watch y los AirPods se han disparado en los últimos tres trimestres, mientras que el crecimiento de los ingresos por servicios también ha aumentado. A los Mac y los iPads los ayudó indudablemente la tendencia de teletrabajo provocada por la pandemia, pero Apple también realizó algunas actualizaciones oportunas y considerables en ambos dispositivos —incluidos nuevos chips propios para varios de sus modelos Mac—. Las ventas conjuntas de Mac de los últimos tres trimestres ascendieron a 26.000 millones de dólares —un aumento del 33% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior—.

Esa es una tendencia positiva para Apple a medida que se dirige hacia lo que probablemente sea un ciclo de ventas mucho más moderado para el iPhone. Los modelos del iPhone 12 del año pasado, que incluían un nuevo diseño y conexión 5G por primera vez, provocaron un gran esfuerzo de actualización. Los analistas calculan que Apple vendió 186 millones de unidades de iPhone durante el periodo de nueve meses que terminó en junio, un aumento del 26% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según estimaciones generalizadas de Visible Alpha. Pero después de las grandes actualizaciones de Apple normalmente vienen cambios menores. Los analistas esperan que las ventas unitarias del iPhone se estanquen en el ejercicio fiscal de 2022 de Apple tras un incremento del 22% en el ejercicio actual.

Foto: EC.

La gran duda es si el resto del elenco puede seguir creciendo. El auge del teletrabajo durante la pandemia ya se está desvaneciendo, como demuestra una ralentización notable en las ventas de PC durante el segundo trimestre, como indican las firmas de análisis de mercado IDC y Gartner. Apple también sigue lidiando con la escasez de chips. El director financiero, Luca Maestri, dijo en la videoconferencia posterior a la presentación de sus resultados que la empresa espera que las limitaciones de suministro empeoren en el trimestre de septiembre en comparación con junio, afectando mayormente al iPhone y al iPad.

Aun así, Maestri estimó que la compañía registraría un crecimiento de ingresos “muy sólido y de dos dígitos” para su cuarto trimestre fiscal. Con un valor de mercado de casi 2,5 billones de dólares y unas acciones a un múltiplo relativamente elevado de cerca de 28 veces los beneficios esperados, Apple no se puede permitir que ninguno de sus negocios empiece a perder el entusiasmo.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Es un buen momento para hablar de Apple sin el iPhone.

Apple IPhone Resultados empresariales
El redactor recomienda