Las nuevas tendencias de capital riesgo que están triunfando en EEUU
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
previsiones de crecimiento

Las nuevas tendencias de capital riesgo que están triunfando en EEUU

Las personas del sector esperan que se mantenga el crecimiento del año pasado. Pero existen problemas bajo la superficie

placeholder Foto: EC.
EC.

El año pasado, las sociedades de capital riesgo consiguieron más fondos que nunca —y muchos en el sector predicen que el impulso continuará—.

A pesar de que 2020 fue horrible para innumerables pequeñas empresas y ‘startups’, el sector del capital riesgo movilizó 73.600 millones de dólares en EEUU durante el año, dejando atrás el récord anterior de 68.100 millones de dólares establecido en 2018, según PitchBook Data, empresa de datos financieros y ‘software’ que monitoriza la industria. La actividad se vio fortalecida en parte por inversores que disponían de mucho capital gracias a un próspero mercado de ofertas iniciales, así como por una sólida demanda de innovación y aceleración digital en medio de la pandemia.

Aquí está lo que los inversores de capital riesgo y empresarios ven como las mayores tendencias a vigilar este año.

Otro año de fortaleza

Los inversores de capital riesgo prevén otro año estelar para recaudar fondos, al albur de un mercado saludable de OPV y cambios normativos favorables que abren la puerta a nuevas inversiones.

“Los rendimientos de fondos de capital riesgo en 2020 fueron extraordinarios en comparación con los del mercado público”, declara Steven N. Kaplan, catedrático de servicios distinguidos de la familia Neubauer de emprendimiento y finanzas en la Booth School of Business de la Universidad de Chicago. En el futuro, prevé que habrá más dinero que vaya a parar en capital de riesgo procedente de dotaciones, fondos de pensiones y familias adineradas que puede que hayan sido más cautelosas con este tipo de inversión en el pasado.

Foto: El capital riesgo ha perdido el estigma ante las grandes firmas. (iStock)

Varios cambios normativos también podrían permitir que más dinero sea destinado a capital privado y de riesgo, según Allison Baum Gates, socia general en SemperVirens Venture Capital, en San Francisco.

En junio, el Departamento de Trabajo de EEUU emitió una carta informativa que indicaba que, en determinadas circunstancias, permitiría planes de jubilación de aportaciones definidas, como los 401(k) en EEUU, para invertir de forma indirecta en fondos de capital privado. En agosto, la Comisión de Valores y Bolsa de EEUU modificó la definición de inversor acreditado, otorgando más margen a los tipos de personas que podrían invertir de forma legal en capital riesgo. Un tercer avance: la modificación de la regla Volcker, que anteriormente impedía que los bancos invirtieran en fondos de capital riesgo. “Esto genera una mayor demanda para invertir en empresas privadas en fase inicial”, afirma Gates.

Los que tienen y los que no

Se espera que las firmas de capital riesgo consolidadas se lleven el grueso del dinero que entre en el mercado, según algunos observadores de la industria.

En los últimos años, las firmas consolidadas —las que han creado cuatro fondos de inversión o más— han tenido más éxito a la hora de atraer capital que las firmas emergentes, que han inaugurado tres o menos. En 2020, las firmas establecidas representaron casi el 75% del total del capital obtenido para fondos de riesgo. Esa es la mayor proporción del total que ha conseguido este grupo desde 2012, según PitchBook. Por otro lado, según algunos observadores del sector, hay más dinero entrando en el ecosistema, lo que sugiere que podría repartirse entre un mayor número de participantes.

Foto: Credit Suisse

Posibles problemas de cartera

Existe cierta preocupación sobre cómo les irá a las empresas más jóvenes este año en términos de financiación. A pesar de los baches al principio de la pandemia, los inversores cerraron prácticamente el mismo número de acuerdos de inversión inicial y con inversores informales en 2020 que en 2019, según cálculos de PitchBook.

Michael Chow, director de Análisis en la National Venture Capital Association, plantea la posibilidad de que podría haber una ralentización en la financiación 'seed' (semilla) y financiación informal en 2021, lo que posiblemente conduzca a problemas de cartera, declara. “Si no hay inversiones semilla ni informales, evidentemente hay una menor reserva de empresas nuevas que tienen el potencial de crecer, madurar y posiblemente recibir financiación adicional más adelante en rondas valoradas de inversores centrados en inversiones en etapas inicial y posterior”, declara Chow.

Problemas de inclusión

Algunos expertos siguen preocupados por la capacidad de empresas dirigidas por mujeres o por minorías de obtener dinero de inversores de capital riesgo. No ha sido hasta hace unos años cuando se ha producido un esfuerzo conjunto para apoyar a las mujeres y minorías en empresas tecnológicas, por lo que la cartera de posibles fundadores todavía no está donde tiene que estar, declara Gates. Además, ahora más que nunca, los inversores y gestores de fondos suelen buscar fundadores con una trayectoria, lo que puede complicar las cosas para empresas lideradas por mujeres y minorías, que son más nuevas para el sector, afirma.

Para cerciorarnos, las empresas fundadas por mujeres batieron un récord en términos de valor de transacciones en 2020, pero eso se dio entre un número menor de acuerdos que el año anterior, según PitchBook. Las mujeres fundadoras consiguieron 22.100 millones de dólares por 2.418 acuerdos frente a 21.800 millones de dólares por 2.751 acuerdos en 2019. En total, cerca de una cuarta parte de todos los acuerdos de capital riesgo fue a parar a empresas con al menos una mujer entre sus fundadores, según PitchBook.

Actividad de SPAC

La actividad de empresas de adquisición con propósito especial (SPAC), que están diseñadas para sacar a bolsa empresas sin someterse al proceso tradicional de una OPV, batieron récord en 2020, con 250 empresas recaudando 75.100 millones de dólares, en comparación con 2019, cuando 53 SPAC recaudaron 11.100 millones de dólares, según PitchBook. Las SPAC normalmente se fundan con directivos empresariales que poseen una experiencia particular y pretenden perseguir acuerdos en esa área.

Foto: Foto: iSotck. Opinión

Con el número de SPAC creciendo de manera exponencial, habrá más oportunidades de compra. Esto podría ser un buen presagio para los fondos de riesgo que buscan una estrategia de salida en 2021, según el doctor Kaplan. Aún queda por ver si las SPAC están aquí para quedarse como una alternativa seria a las OPV. Chow dice que 2021 seguirá poniendo a prueba el modelo si, por ejemplo, los rendimientos son menores que en el modelo tradicional de OPV y algunas SPAC salen con las manos vacías de su búsqueda de adquisiciones, en medio de una mayor competitividad.

Sectores que seguir de cerca

Hay varias áreas que los inversores de capital de riesgo y empresarios dicen serán candentes en 2021. Seguirá habiendo oportunidades para invertir en empresas de tecnología prometedoras, incluidas compañías de ciencias biológicas y de biotecnología. Gates, inversora de capital riesgo, también ve muchas posibilidades en la tecnología centrada en la salud mental, que reducirá los costes de los servicios de asistencia sanitaria y ofrecerá beneficios para los trabajadores de la economía colaborativa. Por otra parte, habrá una ola de nuevas herramientas para el desarrollo de los trabajadores centradas en la recualificación de personas cuyos trabajos se han perdido o han sido sustituidos por tecnología durante la pandemia, explica.

Otros sectores que seguir incluyen el aprendizaje automático y la IA, así como la tecnología limpia, dado el compromiso del presidente Biden de implementar los cambios necesarios para minimizar las consecuencias del calentamiento global. Marc Suidan, director de Tecnología, Media y Telecomunicaciones en M&A en PwC, ve que se avecina una mayor regulación, lo que podría traducirse en soluciones para el mercado en áreas como ciberseguridad, privacidad, antimonopolio, comercio y fiscalidad, afirma.

Janice Taylor, socia en E99 Ventures, espera que más dinero vaya a parar a empresas orientadas a cuestiones sociales desde inversores no tradicionales, como empresas privadas que gestionan fondos para familias adineradas e individuos con un elevado patrimonio. “Solía haber solo una forma” de conseguir financiación, declara Taylor. “Tenías que ir a Silicon Valley y encontrar fondos allí. Hoy, hay muchos otros tipos de fondos que se adaptan a las necesidades de un fundador. Los fundadores tienen que dejar atrás ese modelo antiguo y encontrar vías alternativas para lanzar su ‘startup’ al mundo”.

*La Sra. Winokur Munk es redactora en West Orange, Nueva Jersey.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

El año pasado, las sociedades de capital riesgo consiguieron más fondos que nunca —y muchos en el sector predicen que el impulso continuará—.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Capital riesgo Inversiones Fondos de Inversión Inversores Previsión de crecimiento
El redactor recomienda