Jeff Bezos ya no será CEO, pero sus funciones no cambiarán
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Jassy será su heredero

Jeff Bezos ya no será CEO, pero sus funciones no cambiarán

El fundador llevaba años preparando el terreno para dicho cambio, involucrándose cada vez menos en la gestión diaria

placeholder Foto: EC
EC

El anuncio de este martes de que Jeff Bezos se convertiría en presidente ejecutivo de Amazon tras más de 26 años como director general fue un impacto generalizado. El fundador llevaba años sentando las bases para dicho movimiento entre bastidores, según personas que trabajan con él. Tanto es así que, cuando Bezos comunicó al consejo hace alrededor de seis meses que estaba listo para adoptar una nueva función, los directivos no se sorprendieron. Llevaba tiempo involucrándose cada vez menos en la gestión diaria, según una de esas personas.

Situado entre los empresarios más exitosos de la historia, el ilustremente determinado Bezos desarrolló una cultura de trabajo estricta en Amazon. Durante los últimos años, Bezos, de 57 años, se ha centrado mucho más en decisiones estratégicas de alto nivel y ha dejado claro que le gustaría construir un legado para sí mismo que vaya mucho más allá de Amazon.

Los fundadores tecnológicos suelen ser reemplazados por figuras opuestas, normalmente ejecutivos mayores con mucha experiencia directiva. Bezos quería a alguien más parecido a él. Andy Jassy, a quien Bezos nombró hace cinco años CEO del negocio de la nube de Amazon y quien asumirá el puesto de CEO de la compañía a finales de año, cumplía los requisitos. Empezó su carrera en Amazon en 1997, trabajó como asistente técnico de Bezos en sus inicios y lideró la creación de Amazon Web Services, que domina la computación en nube y representa el grueso de los ingresos operativos de Amazon.

placeholder fundador de Amazon, Jeff Bezos y su sucesor, Andy Jassy (EFE)
fundador de Amazon, Jeff Bezos y su sucesor, Andy Jassy (EFE)

"Jeff siempre ha dejado claro que su mayor miedo es que 'si me atropella un autobús, eligieseis a alguien para reemplazarme que no estuviera dispuesto a arriesgar y desplegar nuevas iniciativas'", declara Tom Alberg, director durante muchos años que se retiró del consejo en 2019. El consejo de Amazon tiene una reunión de planificación de sucesores todos los años para debatir grandes cambios en la empresa.

El año pasado, Bezos ejerció su papel de director general como no lo había hecho en un tiempo, liderando la respuesta pública de la compañía al covid-19 e involucrándose en la intensificación de la supervisión del Gobierno de EEUU de las prácticas competitivas de Amazon.

La pandemia afectó inicialmente a Amazon, ya que introdujo nuevas necesidades y riesgos para su enorme plantilla de almacén y entrega a domicilio. Desde entonces, ha demostrado ser una oportunidad para la compañía, impulsando los ingresos de 2020 un 38% hasta los 386.100 millones de dólares. Bezos aceleró la contratación y Amazon aumentó su número de empleados un 63% el año pasado, llegando a 1,3 millones. Personas cercanas a Bezos declaran que lideró a diario la respuesta de Amazon a la pandemia durante la crisis.

Guía estratégica

El posible retorno de Bezos a su puesto como consejero estratégico ha tranquilizado a muchos accionistas, que han interpretado que el curso de la compañía no cambiará mucho. Las acciones de Amazon, que aumentaron un 76% el año pasado, habían subido ya casi un 4% en 2021 antes de caer un 2% en la jornada de este miércoles.

"No me preocupo porque esto suponga un cambio importante en la dirección de Amazon, o que le haga perder el rumbo", declara Trip Miller, socio director de Gullane Capital LLC, que explica que posee cerca de 25 millones de dólares en acciones de Amazon. "Obviamente esto lleva tiempo planificándose. [La pandemia] fue un desafío más para Amazon el año pasado, y se desenvolvió bastante bien en una economía en crisis".

"Recuerdo constantemente a nuestros empleados que estén preocupados, que se levanten por la mañana aterrorizados"

En la primera o primeras décadas de Amazon, Bezos estaba involucrado en las nimiedades de sus operaciones. "No hay descanso en la fatiga", escribió en una carta a los accionistas analizando el ejercicio de 1998. "Recuerdo constantemente a nuestros empleados que estén preocupados, que se levanten por la mañana aterrorizados".

A medida que la compañía creció, Bezos se centró en proyectos concretos que le fascinaban, incluido el Fire Phone de 2014, que fracasó, y el altavoz inteligente Echo, que se activaba con un asistente virtual llamado Alexa, que fue un éxito. La idea sugió de la visión de Bezos de una casa equipada con un dispositivo como el ordenador de la nave espacial de 'Star Trek'.

En abril de 2016, Bezos concedió títulos más importantes a sus dos lugartenientes principales. Jassy, que había sido vicepresidente sénior, fue nombrado CEO de Amazon Web Services; y Jeff Wilke, que dirigía las más conocidas operaciones de distribución, se convirtió en CEO de Consumidor Global. La decisión fue recibida como un indicio de planes de sucesión, algo a lo que el consejo había empezado a dedicar especial atención en la década anterior, después de que Bezos sobreviviera a un accidente de helicóptero en Texas en 2003.

Foto: Foto: Reuters.

Las designaciones también recalcaron que Jassy y Wilke tenían más autoridad sobre la toma de decisiones diaria, lo que permitía a Bezos dedicar más tiempo a los negocios incipientes de Amazon, incluida su rama Hollywood, Amazon Studios. Empezó a aparecer menos en las operaciones rutinarias de la compañía.

Bezos solía bromear con que solo se enteraba realmente de todo lo que estaba sucediendo en Amazon en las reuniones de presupuestos anuales. "No está muy involucrado en las operaciones diarias", dijo Matt Garman, veterano de la división de computación en nube de Amazon y principal lugarteniente de Jassy, sobre Bezos en una entrevista en 2019. “Me reuní con él más veces en los primeros 18 meses que las que seguramente le haya visto desde entonces".

En una entrevista en directo en The Economic Club de Washington DC en 2018, Bezos resaltó su enfoque liberal, alegando que no solía ir a reuniones antes de las 10 de la mañana ni después de las cinco de la tarde, y se centraba en la estrategia más que en los detalles. "Si tomo, por ejemplo, tres buenas decisiones en un día, es suficiente", declaró.

placeholder El propietario del diario the Washington Post y fundador de Amazon, Jeff Bezos (EFE)
El propietario del diario the Washington Post y fundador de Amazon, Jeff Bezos (EFE)

Siempre ha promovido la innovación y la reinvención, exhortando a sus empleados a tratar a Amazon como una 'startup' mucho después de haberse transformado en un gigante. En ese espíritu de reinvención, se obsesionó cada vez más con proyectos y objetivos más allá de Amazon. Compró el diario ‘The Washington Post’ en 2013 y fundó la empresa espacial Blue Origin en el año 2000.

Los fundadores de las gigantes tecnológicas han demostrado una inclinación por embarcarse en nuevos proyectos ambiciosos. Bill Gates dejó de ser CEO de Microsoft tras 25 años y se dedicó a reinventar la filantropía. El cofundador de Google, Larry Page, había empezado a dedicar su tiempo y riqueza a proyectos paralelos para desarrollar coches voladores incluso antes de dejar su puesto directivo en 2019.

Bezos ha mostrado especial interés en Blue Origin, que compite con SpaceX, dirigida por Elon Musk –rival de Bezos por el título de la persona más rica del mundo–. Durante años, Bezos ha financiado Blue Origin, cuyo presupuesto anual supera los 1.000 millones de dólares, vendiendo parte de sus acciones de Amazon. Dedica todos los miércoles a Blue Origin, utilizando una sala de conferencias para organizar reuniones y conocer actualizaciones.

Foto: Foto: Irene de Pablo.

En una aparición pública en 2018, Bezos describió Blue Origin como algo tal vez más importante para él a largo plazo que Amazon, porque ayudaría a mantener en movimiento a la civilización humana y evitaría su estancamiento. Bezos vivió otros cambios en su vida personal en esa época. En 2018, superó a Gates como el hombre más rico del mundo. Padre de cuatro hijos, aquel que se había descrito a sí mismo como discreto a pesar de su riqueza, empezó a pasar más tiempo en fiestas y eventos de Hollywood, a medida que el negocio de entretenimiento de Amazon crecía.

En enero de 2019, Bezos anunció que él y MacKenzie Scott, su mujer durante 25 años, se divorciaban. Bezos empezó a aparecer, a menudo con su novia Lauren Sánchez, en conciertos y en ostentosos clubs de playa, como Le Club 55 en Saint-Tropez, saliendo con otras celebridades y paseándose en yate con otros multimillonarios.

En abril, miembros del comité de competencia del Congreso de EEUU exigieron que prestara declaración después de que un artículo de ‘The Wall Street Journal’ descubriera que los empleados de Amazon habían utilizado datos protegidos de vendedores externos que utilizan su plataforma para crear productos rivales –algo que la empresa había negado públicamente–.

En una audiencia ante el subcomité en julio donde testificó junto a otros tres CEO de grandes tecnológicas –su primera comparecencia ante el Congreso–, Bezos parecía no saber con certeza cómo funcionaba Amazon y sus productos, y prometió a menudo encontrar respuestas más tarde.

En agosto, Amazon anunció que Wilke se jubilaba. Este se lo había comunicado al consejo meses atrás, según una fuente cercana al asunto. La jugada dejó a Jassy como heredero natural. Hace seis meses, Bezos comunicó al consejo que estaba preparado para dar el paso hacia presidente ejecutivo. La noticia fue un secreto bien guardado en Amazon, y algunos directivos no la conocieron hasta que vieron el comunicado de prensa este martes, según personas cercanas a la situación.

Varias de las últimas publicaciones de Bezos en Instagram han estado relacionadas con Blue Origin. El 14 de enero publicó una foto de él entrando en una cápsula espacial. Hace una semana, compartió una foto de una ‘prueba de potencia’ de un motor de Blue Origin. "¡Noche perfecta!", escribió en el pie de foto.

'The Wall Street Journal' con tu suscripción

Con tu suscripción a El Confidencial puedes tener acceso ilimitado a todos los contenidos de 'The Wall Street Journal' por solo 20 euros más. ¡Mejora tu suscripción aquí!

El anuncio de este martes de que Jeff Bezos se convertiría en presidente ejecutivo de Amazon tras más de 26 años como director general fue un impacto generalizado. El fundador llevaba años sentando las bases para dicho movimiento entre bastidores, según personas que trabajan con él. Tanto es así que, cuando Bezos comunicó al consejo hace alrededor de seis meses que estaba listo para adoptar una nueva función, los directivos no se sorprendieron. Llevaba tiempo involucrándose cada vez menos en la gestión diaria, según una de esas personas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Jeff Bezos Bill Gates Amazon CEO Blue Origin Autobús Comunicado
El redactor recomienda