Todo lo que Jeff Bezos aprendió del paso atrás de Bill Gates en Microsoft
  1. Empresas
un contexto muy parecido

Todo lo que Jeff Bezos aprendió del paso atrás de Bill Gates en Microsoft

El todavía CEO de Amazon se ha diseñado un paso al lado casi idéntico al que tomó Bill Gates hace dos décadas, cuando abandonó el puesto de CEO del gigante que había fundado

placeholder Foto: Foto: Irene de Pablo.
Foto: Irene de Pablo.

Este martes Jeff Bezos sorprendió al mundo. El fundador de Amazon, uno de los mayores gigantes empresariales del mundo, anunciaba que dejará de ocupar el trono del imperio este verano, para quedarse con el menos atractivo cargo de presidente ejecutivo. Según ha explicado el propio Bezos, su idea es desarrollar proyectos que no puede afrontar debido a que "ser el CEO de Amazon es una gran responsabilidad y consume".

El movimiento, 27 años después de fundar el gigante de Seattle, es casi idéntico al que protagonizó Bill Gates hace ahora dos décadas. Gates, que antes de protagonizar teorías de la conspiración fundó y convirtió a Microsoft en la primera 'big tech', dejó su puesto de CEO en unas circunstancias muy muy similares a las que ahora envuelven a Bezos.

Foto: Foto: Reuters.

El 13 de junio del año 2000 el genio nacido en Seattle, precisamente la ciudad en la que tiene su sede Amazon, explicaba que dejaría de ser el mandamás en Microsoft para ponerse al frente de proyectos "que me permitan dedicar el 100% de mi tiempo al diseño de nuevas tecnologías de 'software'. Es una evolución emocionante y una gran transición para la firma", explicaba. Se quedó con el cargo de jefe de arquitectura de 'software'.

Es un movimiento similar al de Bezos, que dedicará ahora "el tiempo y la energía que necesito para concentrarme en las fundaciones Día 1 y Bezos Earth, en Blue Origin, 'The Washington Post' y el resto de mis pasiones". Seguirá siendo uno de los mayores accionistas y se quedará con el cargo de presidente ejecutivo que, según Brian Olsavsky, director financiero, "es un puesto superimportante y con un rol muy activo en la historia de éxito que es Amazon".

placeholder Jeff Bezos, en un acto de Amazon. (Reuters)
Jeff Bezos, en un acto de Amazon. (Reuters)

En cuanto a la sucesión, ambos han tomado caminos paralelos. Gates quiso dejar al mando de las operaciones a su mano derecha, Steve Ballmer, que fue su compañero de clase en Harvard y que entró en Microsoft en el año 1981. Su mandato no estuvo precisamente perlado de éxitos —'Forbes' le colocó al frente de la lista de los cinco peores directores ejecutivos en el año 2012— hasta que en 2014 dejó paso a Satya Nadella. Ahora es el dueño de Los Angeles Clippers, un equipo de la NBA.

Como ya hizo Gates, Bezos ha buscado en casa a su sucesor. Andy Jassy, que hasta ahora comandaba la división de Servicios Web del grupo, se quedará con el cargo de CEO. AWS es uno de los verticales que más crece dentro del imperio Amazon y ha conseguido, en muy poco tiempo, recortar la ventaja de Microsoft, Oracle o Google en el mercado de almacenamiento en la nube.

Jassy llegó a la compañía en el año 1997 y ha estado al frente de la división de Servicios en Internet desde que se creó. El mercado siempre había especulado que él o Jeff Wilke, jefe de la división de Consumo, eran los mejores colocados para suceder a Bezos, una carrera que se tornó unidimensional cuando en agosto Wilke anunció su retirada.

Acoso gubernamental

Más allá del cansancio, del estrés o de las ganas por embarcarse en nuevos proyectos, hay un elemento motivador que ha influido notablemente tanto a Gates como a Bezos: la fuerte presión que el Gobierno estadounidense ejercía sobre Microsoft, hace 20 años, y ejerce ahora sobre Amazon.

Cuando Gates dio un paso al lado, las voces que pedían trocear Microsoft se oían cada vez más alto. El Departamento de Justicia presentó el 8 de mayo de 1998 acciones legales contra Microsoft. Su argumento se basaba en que la firma abusaba de su poder monopolístico en el mercado de los ordenadores de sobremesa a través del sistema operativo Windows.

placeholder Bill Gates, durante un acto. (Reuters)
Bill Gates, durante un acto. (Reuters)

La sentencia consideró que Microsoft había cometido monopolización, ordenando partir en dos la compañía el 7 de junio del año 2000. Ocho días después Gates dejaba su puesto de CEO. El caso, tras las correspondientes apelaciones de Microsoft, acabó cayendo de su lado y el gigante se hizo con la victoria por irregularidades del juez Jackson. Ambas partes alcanzaron un acuerdo en el otoño de 2001.

Bezos vive ahora un escenario similar, pero con una presión que, dado el carácter global de su compañía, llega también desde el otro lado del Atlántico. La Comisión Europea ha acusado a Amazon de violar las leyes de competencia utilizando los datos que recopila de los vendedores que se sirven de su plataforma para luego vender productos similares y aprovechar su posición dominante.

Las autoridades de Competencia de la UE han estudiado más de 80 millones de transacciones y más de 100 millones de productos vendidos en la plataforma. "No tenemos ningún problema con el éxito de Amazon o su tamaño. Nuestra preocupación es una conducta que parece distorsionar la genuina competencia", explicaba la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en la rueda de prensa en la que se presentaron los cargos el pasado mes de noviembre.

Foto: Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea. (Reuters)

Solo unas semanas antes el Congreso estadounidense golpeaba a Amazon con dureza. Tras 16 meses de investigación, el subcomité del Poder Judicial sobre Derecho Antimonopolio de la Cámara emitía un informe de 400 páginas en el que aseguraba que el gigante tenía "un significativo poder sobre el mercado" y daba una serie de recomendaciones entre las que estaba dividir las unidades de negocio en compañías diferentes.

Pedían que Amazon fuera troceada y que su 'marketplace' estuviera separado de la plataforma en la que terceros venden sus productos, dejando los servicios de internet en una tercera pata. La patata caliente la tendrá que gestionar ahora Andy Jassy, en lo que probablemente será su gran desafío al mando del gigante que es Amazon. Veremos si tiene más suerte que Ballmer.

'The Wall Street Journal' con tu suscripción

Con tu suscripción a El Confidencial puedes tener acceso ilimitado a todos los contenidos de 'The Wall Street Journal' por solo 20 euros más. ¡Mejora tu suscripción aquí!

 

Jeff Bezos Bill Gates Microsoft Steve Ballmer Amazon