Kia reúne socios para fabricar el coche eléctrico de Apple
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Hyundai también habría negociado con Apple

Kia reúne socios para fabricar el coche eléctrico de Apple

La propuesta del fabricante de automóviles de Corea del Sur requiere una inversión de miles de millones de dólares para que los creadores del iPhone desembarquen en el sector del automóvil

placeholder Foto: EC
EC

Kia ha acudido a socios potenciales con un plan para fabricar el muy esperado coche eléctrico de Apple en Georgia, según fuentes cercanas al asunto. La propuesta supondría una inversión de miles de millones de dólares, según personas familiares con el asunto, que insisten en que todavía no se ha llegado a un acuerdo. Si se cerrara tal acuerdo, introduciría al fabricante de iPhone en el negocio del automóvil tras varios años de actividades secretas en las que sus ingenieros han planeado dar un vuelco a la industria del automóvil, de más de un siglo de antigüedad.

La posibilidad de un acuerdo definitivo se puso en duda cuando la matriz de Kia, Hyundai Motor, matizó sus palabras después de que declarase el mes pasado que estaba negociando con Apple su colaboración en un coche eléctrico autónomo. Apple nunca confirmó tales negociaciones, y sus diálogos con otros fabricantes de automóviles en el pasado han fracasado.

Hyundai ha hablado con Apple sobre invertir más de 3.000 millones de dólares en un acuerdo que permitiría que su filial, Kia, fabricase vehículos bajo la marca de la tecnológica en 2024, según una persona cercana a las negociaciones. Bajo dicho acuerdo, se podrían fabricar hasta 100.000 vehículos en el primer año en Georgia, donde Kia tiene una planta, afirma dicha persona. El diario coreano ‘The Dong-A Ilbo’ ha reportado en primer lugar el alcance del posible acuerdo.

placeholder Apple Car Play, una de las aproximaciones de Apple al sector al que ahora podría desembarcar
Apple Car Play, una de las aproximaciones de Apple al sector al que ahora podría desembarcar

A medida que los medios coreanos se han llenado de artículos sobre un acuerdo, las acciones de Hyundai y Kia se han disparado. Hace poco, altos cargos de Hyundai-Kia han estado en contacto con posibles socios para prepararse para la realización de un acuerdo. "Estamos oyendo cosas muy prometedoras", declara una persona informada sobre el asunto en Georgia.

Hyundai-Kia no es la única entidad en la industria automovilística que ha dialogado con Apple sobre sus últimas ambiciones. A finales del año pasado, Apple empezó a hablar con proveedores sobre la posibilidad de empezar a fabricar un automóvil. Dicha revelación el año pasado llegó tras años de trompicones en el programa del automóvil, denominado ‘Project Titan’. Primero, Apple contempló construir un vehículo, después se limitó a trabajar en la tecnología de conducción autónoma. Parece que ahora vuelve a pensar en un coche.

Si eligiera a Hyundai-Kia, el método de Apple para fabricar coches parecería similar a la forma en la que fabrica los iPhones con un socio manufacturero externo. En este caso, Apple se beneficiaría de la cadena de suministro y la ingeniería de vehículos del fabricante mientras se centra en su experiencia en diseño, ‘software’ y funciones digitales.

Foto: El vicepresidente de Hyundai Motor, Kwak Jin, (EFE)

El auge del fabricante de coches eléctricos Tesla ha ayudado a avivar el interés de Apple por crear su propio vehículo, a la vez que ha alimentado el interés inversor en todo el mundo por el potencial del coche eléctrico, aunque pocos consumidores han abandonado el vehículo de gasolina.

La presión del Gobierno, sobre todo en China, parece estar empujando la industria global hacia el eléctrico en los próximos años, aumentando las posibilidades de que nuevos actores destronen a gigantes como Volkswagen, Toyota y General Motors (GM) –que venden millones de vehículos al año–. En los últimos meses, los directivos del sector han competido por establecer sus credenciales verdes para ofrecer garantías de que tendrán un hueco en ese futuro. Por ejemplo, GM ha declarado que pretende dejar de vender vehículos de gasolina en 2035.

"Es probable que los inversores subestimen el impacto financiero de un posible Apple Car, sobre todo si consideramos el impacto que ha tenido la entrada de Apple en otros mercados en la oportunidad de acceso", afirma Katy Huberty, analista en Morgan Stanley, en una comunicación a los inversores. "Sencillamente, Apple suele expandir el tamaño de cualquier mercado en el que entra". Hay quien no cree que Apple decida finalmente entrar en el nuevo segmento con un proveedor, alegando que se rumoreaba que la empresa persiguió durante muchos años el desarrollo de una televisión antes de centrarse en una estrategia de contenido digital.

placeholder El CEO de Apple Tim Cook escucha la conversación entre Safra Catz, CEO de Oracle, y Elon Musk, CEO de Tesla. (EFE)
El CEO de Apple Tim Cook escucha la conversación entre Safra Catz, CEO de Oracle, y Elon Musk, CEO de Tesla. (EFE)

Cuando se supo por primera vez que Apple estaba interesada en los coches, en 2015, los directivos de la industria automovilística reaccionaron de formas diferentes: algunos temían que su poderoso negocio pudiera sufrir el destino del actor de bajos márgenes del sector del móvil, similar al vuelco que dio el iPhone al mercado de los teléfonos móviles hace menos de una generación. Otros concluyeron que su especialización era fabricar coches y que deberían ceder la parte digital a una empresa tecnológica. Desde entonces, sin embargo, las empresas, incluidas GM y Volkswagen, han anunciado miles de millones de dólares de inversión para acelerar el desarrollo de tecnología automóvil de última generación, a pesar de que todavía no está claro si tal inversión dará resultado.

Hyundai también está buscando hacerse hueco en ese futuro. En 2019, anunció una inversión de 2.000 millones de dólares junto a su proveedor Aptiv en una empresa conjunta de vehículos autónomos. En diciembre, los directivos de Hyundai anunciaron una nueva plataforma para vehículos eléctricos, llamada E-GMP, para formar la base de su próxima generación de modelos eléctricos, que promete una autonomía de casi 500 km con una sola carga.

El conocido analista de la industria Ming-Chi Kuo anticipó a los inversores a principios de esta semana que el coche de Apple podría utilizar el sistema E-GMP.

'The Wall Street Journal' con tu suscripción

Con tu suscripción a El Confidencial puedes tener acceso ilimitado a todos los contenidos de 'The Wall Street Journal' por solo 20 euros más. ¡Mejora tu suscripción aquí!

Kia ha acudido a socios potenciales con un plan para fabricar el muy esperado coche eléctrico de Apple en Georgia, según fuentes cercanas al asunto. La propuesta supondría una inversión de miles de millones de dólares, según personas familiares con el asunto, que insisten en que todavía no se ha llegado a un acuerdo. Si se cerrara tal acuerdo, introduciría al fabricante de iPhone en el negocio del automóvil tras varios años de actividades secretas en las que sus ingenieros han planeado dar un vuelco a la industria del automóvil, de más de un siglo de antigüedad.

Apple Coche eléctrico Hyundai Kia Georgia IPhone Coches
El redactor recomienda