'Not so big in Japan': las inversiones niponas de Warren Buffett están fallando
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
ancladas en los combustibles fósiles

'Not so big in Japan': las inversiones niponas de Warren Buffett están fallando

Las participaciones en negocios de combustibles fósiles presionan a las empresas de las que Berkshire Hathaway ha adquirido el 5%

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El director general de la empresa japonesa Sumitomo Corporation estaba revisando ‘e-mails’ en su iPhone una noche cuando vio uno de la compañía de Warren Buffett. Masayuki Hyodo pensó que era publicidad, pero lo abrió por si acaso, y pinchó en el archivo PDF adjunto.

Hyodo tenía ante sus ojos una carta personal firmada por la leyenda inversora estadounidense. Buffett le escribía que su empresa, Berkshire Hathaway, iba a anunciar que había adquirido el 5% de las acciones de Sumitomo, que era parte de su mayor inversión en Japón. “Fue totalmente inesperado”, declara Hyodo de la comunicación de finales de agosto. “Es un inversor muy destacado, así que es un honor”.

Buffett gastó unos 6.000 millones de dólares comprando participaciones del 5% en cinco empresas de inversión japonesas incluida Sumitomo, cuyos orígenes se remontan a hace 430 años. Lo que ha quedado claro desde las inversiones es que Buffett, de 90 años, y Sumitomo tienen algo en común más allá de una historia respetable. Ambos están anticuados para los inversores.

placeholder El presidente de Sumitomo, Masayuki Hyodo. (Reuters)
El presidente de Sumitomo, Masayuki Hyodo. (Reuters)

Sumitomo y sus homólogas, conocidas en Japón como empresas comerciales generales, suelen tener carteras inclinadas hacia sectores poco atractivos como la energía, la minería y las infraestructuras. Algunas de esas inversiones se consideran en peligro de extinción por la rápida expansión de las energías renovables.

Desde la jornada bursátil anterior al anuncio de las inversiones de Buffett, las cinco empresas japonesas han obtenido peores resultados en bolsa que el resto del mercado. Las acciones de Sumitomo han aumentado un 14% respecto al repunte del 26% en elNikkei Stock Average. Mientras tanto, Berkshire ha aumentado cerca de un 3% desde principios de 2020 en comparación con el aumento del 19% del índice S&P 500. Un representante de Buffett no respondió a las preguntas enviadas para el artículo.

Sumitomo ha anunciado que espera registrar pérdidas de más de 1.400 millones de dólares en el ejercicio que termina en marzo debido a amortizaciones extraordinarias. Este lunes, declaró que las amortizaciones de su negocio de extracción de níquel en Madagascar alcanzarían los 800 millones, debido a una interrupción de la extracción provocada por la pandemia y a unas perspectivas más bajas para los precios del níquel.

Foto: El inversor Warren Buffett (Reuters)

Muchos inversores no entienden a las empresas japonesas porque tienen participaciones en demasiadas áreas. Los inversores que se centran en Japón han estado invirtiendo en actores mucho más focalizados como Nintendo, el creador de videojuegos que ha sido líder en beneficios durante la pandemia.

“Realmente, nos encontramos en un terreno en el que la gente no sabe lo que hacemos, pero tenemos que asumir nuestra responsabilidad para explicarnos”, dice Hyodo. A este respecto, lo que la empresa hace es echar raíces profundas en los países donde hace negocios y no se preocupa demasiado por conseguir dinero rápido. "Pido perdón a los accionistas, pero no hacemos negocios solamente por el divindendo o los beneficios para los accionistas", afirma. “Nuestra reflexión central es construir negocios que generarán amplios beneficios duraderos para la sociedad”.

Hyodo recuerda con orgullo uno de sus primeros trabajos, en el que ayudó a construir una central de gas en Jordania que recientemente cumplió 30 años en funcionamiento. Más tarde, se ganó su reputación gestionando la inversión de Sumitomo en una central de carbón en Indonesia, donde vivió durante dos años. Poco a poco, Sumitomo está reequilibrando su cartera con proyectos de energía renovable. El viernes pasado, anunció que lideraría un proyecto en Australia para utilizar energía solar para producir hidrógeno, considerado un combustible verde futuro para coches y centrales. Según Hyodo, pensar a largo plazo es la clave para navegar a través de una pandemia y la revolución de la energía verde.

placeholder Warren Buffett. (Reuters)
Warren Buffett. (Reuters)

Masayuki Kubota, estratega en Rakuten Securities, dice que los inversores tendían a tener una percepción anticuada de que las empresas de inversión japonesas se centraban en combustibles fósiles. En realidad,la distribución es un gran negocio para muchas de ellas, incluida Sumitomo, que tiene un negocio de televisión por cable y una cadena de supermercados en Japón. E incluso puede que algunos de los proyectos que parecen tradicionales tengan valor en la economía actual. Por mencionar uno, el níquel de Madagascar se utiliza para las baterías de los coches eléctricos.

Itochu, que tiene el mayor valor de mercado de entre las empresas en las que Buffett ha invertido, con cerca de 50.000 millones de dólares, declaró el 13 de enero que se desharía de todas sus participaciones en activos de la industria del carbón.

Nicholas Smith, estratega en CLSA, dice que la flexibilidad de las empresas japonesas para cambiar hacia nuevos negocios les ha dado ventaja sobre otros valores baratos vinculados a una sola industria decadente. Las empresas son conocidas por sus dedicados empleados de carrera que recorren el mundo en busca de acuerdos, muchos con conocimientos especializados sobre un mineral o alimento particular. “Hay huestes individuales de información en estas empresas. Eso es lo que buscaba Buffett”, dice Smith.

Foto:

El comunicado de Buffett en agosto sobre sus adquisiciones bursátiles en Japón terminaba diciendo: “Espero que en el futuro pueda haber oportunidades de beneficio mutuo”. Hyodo espera lo mismo. Declara que un directivo de Sumitomo y un lugarteniente de Buffett, que no nombró, han empezado a dialogar para conocer mejor al otro.

Buffett le dio a la empresa una oportunidad de trabajar más duro, dice Hyodo. “Podrían decirnos que no tenemos el potencial de crecimiento para ser 100 veces más grandes como Tesla, Microsoft o Google”, indica, pero “somos extremadamente tolerantes al estrés”.

El director general de la empresa japonesa Sumitomo Corporation estaba revisando ‘e-mails’ en su iPhone una noche cuando vio uno de la compañía de Warren Buffett. Masayuki Hyodo pensó que era publicidad, pero lo abrió por si acaso, y pinchó en el archivo PDF adjunto.

Warren Buffett Japón Inversores Berkshire Hathaway
El redactor recomienda