contra el euro se aprecia un 9%

El regreso del 'dólar fuerte' le corona como la divisa más poderosa en lo que va de 2014

Hacía tiempo que no se le veía así. Pero el 'billete verde' vuelve a lucir sus músculos respaldado por las intenciones de la Reserva Federal de subir los tipos

Foto: El regreso del 'dólar fuerte' le corona como la divisa más poderosa en lo que va de 2014

"Un dólar fuerte va en interés de Estados Unidos". Mucho más que una frase. Un auténtico mantra, el eslogan que, uno tras otro, los secretarios del Tesoro de Estados Unidos repitieron desde mediados de los año 90, bajo la Administración del demócrata Bill Clinton. Robert Rubin, Larry Summers, Paul O'Neill, John Snow... El matiz reside en que unos pronunciaban ese mensaje con más convencimiento que otros. 

Dos décadas después, el actual inquilino de esa cartera -el cargo es similar al del Ministro de Economía en España-, Jack Lew, tiene argumentos para emplearla si lo estima oportuno. Porque el dólar fuerte está de vuelta. En 2014, el billete verde está exhibiendo unos músculos desconocidos en los últimos años. Tanto, que en lo que va de año es la más poderosa entre las principales divisas del mundo.

Contra la libra esterlina se aprecia un 3,3%; contra el yen japonés, un 3,7%; contra el franco suizo, un 7,8%; contra el euro, un 9%; y contra la corona sueca, un 13%. Estos avances le sitúan en máximos del año contra la libra, de 2012 contra el euro o la corona sueca y desde 2008 contra la moneda japonesa. Así, el euro, que a comienzos de mayo rozó los 1,40 dólares, ha reculado hasta los 1,25 dólares. 

Pero su ímpetu no se circunscribe a las monedas desarrolladas. Su empuje también se siente contra las emergentes. Prácticamente ninguna soporta su ritmo. Se revaloriza un 1,5% contra el yuan chino, un 3% contra el peso mexicano, un 5% contra el real brasileño y un 21% contra el rublo. De hecho, se encuentra en máximos históricos contra la divisa rusa, puesto que un dólar ya compra 40 rublos. Solo la rupia india, el baht tailandés o el ringgit malayo miran a los ojos al dólar y hasta se atreven a subir contra él, aunque sus avances no llegan al 0,5% en lo que va de año. 

Golpe de timón en la Fed

El viraje alcista del billete verde viene patrocinado por la Reserva Federal (Fed). El banco central de EEUU ya lo tiene todo preparado para dar un golpe de timón a su estrategia. Para empezar, a finales de este mes, en la reunión que mantendrá los días 28 y 29, finiquitará su tercer programa de expansión cuantitativa (QE3). En vigor desde septiembre de 2012, con él la Fed ha llevado a cabo compras de deuda pública y privada por valor de 1,6 billones de dólares, que han engordado el balance hasta los 4,45 billiones. 

Como el mercado asume que la entidad presidida por Janet Yellen dejará de fabricar nuevos dólares, está comenzando a dar más valor a cada uno de ellos. Sobre todo, porque sabe que la finalización del QE3 abre el camino para que la Fed piense ya en elevar los tipos de interés. Y no es poca cosa, teniendo en cuenta que el precio del dinero lleva congelado en el 0-0,25% desde diciembre de 2008. No es que ahora le vayan a entrar las prisas, puesto que el mercado no fecha la primera subida hasta mediados de 2015, pero solo con intuirlas ya basta para dar impulso al dólar. Especialmente contra el euro y el yen, puesto que el Banco Central Europeo y el Banco de Japón, a diferencia de la Fed, aún se encuentran en el camino de ida de los estímulos. 

 

 

 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios