castigo a sus empresas madre en bolsa

¿Deberíamos enterrar definitivamente el negocio de Candy Crush y FarmVille?

¿Aburrido de Candy Crush o FarmVille? No eres el único. La caída de la demanda de ambos juegos ha estrellado a sus respectivas compañías en bolsa

Foto: ¿Deberíamos enterrar definitivamente el negocio de Candy Crush y FarmVille?

¿Aburrido de Candy Crush o FarmVille? ¿No te acuerdas de ellos? No eres el único. La caída de la demanda de ambos videojuegos ha estrellado a sus respectivas compañías en bolsa.

King Digital se desplomó el pasado miércoles un 23%, hasta 13,99 dólares, tras presentar unos resultados que defraudaron al mercado. A pesar de que la empresa aumentó sus ingresos y sus beneficios, estos fueron menores de lo estimado por el consenso. Además, sus reservas disminuyeron un 5% respecto al trimestre anterior, lo que King Digital atribuyó a la caída en la demanda de Candy Crush, su videojuego estrella para Smartphone y Facebook.

Un descenso que la compañía se temía. "Esperábamos la disminución del éxito de Candy Crush, pero aún tiene una fuerte y larga cola", reconoció el director financiero de Kings Digital Entertainment, Hope Cochran, en una entrevista con la BBC.

La huída de usuarios, que ha ocasionado una pérdida del 25,6% en la cotización de la compañía en los últimos tres días, la está tratando de compensar con el desarrollo de nuevos juegos como Pyramid Solitaire Saga, con la vista puesta en obtener nuevos ingresos y evitar acabar como su principal competidor: Zynga.

El fabricante de juegos para Facebook dependía demasiado de su videojuego estrella, FarmVille. Y, aunque ha intentado remontar sacando nuevos juegos al mercado como Drop, no lo ha conseguido. De hecho, suma una caída del 70,9% desde que salió a bolsa el pasado 16 de diciembre de 2011, a 10 dólares por acción.

Además, sus últimos datos empresariales, conocidos el pasado 7 de agosto, no son precisamente positivos. La compañía cuadriplicó sus pérdidas en el trimestre, bajó en más de un 33% sus ingresos y, como King, decepcionó con sus reservas de 175 millones, muy por debajo de lo que estimaban los analistas (191 millones).

El escenario futuro se apunta muy negro para Zynga. De hecho, figura entre las empresas candidatas para desaparecer en 2015, según Douglas A. McIntyre, especialista del blog 24/7 Wall St.

¿Conseguirán ambas compañías superar el bache?

Las empresas como King Digital y Zynga perciben ingresos por dos vías: ofreciendo una versión limitada del juego para que la gente se enganche y luego vaya pagando más por niveles o contenidos extra, y mediante acuerdos que llevan con diferentes marcas, los cuales consisten en invitar a los usuarios a responder a cuestionarios a cambio de niveles, puntos, etc

Varios expertos aseguran que la caída de Candy Crush era una muerte anunciada. “Es un fenómeno viral, son juegos casuales que la gente usa para distraerse o emplear el tiempo muerto. En este tipo de negocios no hay reglas fijas para conseguir lograr el éxito”, asegura Ricardo Pérez Garrido, profesor del IE Business School.

A pesar de que ambas compañías pueden remontar el vuelo, Pérez no cree que vuelvan a ser las que fueron. “Es posible que tengan éxito, pero no tanto; no sé cuánto van a aguantar así”, apunta.

Lo mismo opina José Luis Casal, profesor del IMF Business School. “King puede remontar porque tiene posicionamiento y experiencia, aunque Candy Crush no tiene futuro, porque la gente se ha cansado ya: el modelo se ha agotado”, añade.

Un modelo al que Carlos García, desarrollador de Lextrend, tampoco ve futuro. “Estos juegos son modas, hay mil. La gente comienza a jugar y se aficiona hasta que se cansa”, afirma. De hecho, él mismo relata que se aficionó a sendos juegos y que hace meses que no los toca, al igual que cientos de usuarios.

Y, aunque asegura que era previsible el desplome, también cree que las dos empresas no tienen por qué desaparecer. “Estas compañías prevén que sus juegos tendrán una determinada vida útil y se preparan para ello. De hecho, no hay ningún juego que siga siendo Top desde que salió”, apostilla. Además, García opina que las caídas en bolsa no son significativas: “igual que baja, sube”, afirma.

El mercado no se fía

Significativo o no, la caída de ambas compañías ha dejado un boquete en su cotización. Mientras que King Digital lleva un descenso de más del 39,8% desde su precio de salida a bolsa fijado en 22,5 dólares el pasado 26 de marzo, Zynga ya se ha despeñado un 70,9%.

Además, el consenso recogido por Bloomberg ha rebajado los precios objetivo de ambas compañías desde que presentaron sus resultados. Unos descensos que han dejado en 3,62 dólares su recomendación para la acción de Zynga frente, a los 2,91 dólares a los que cotiza, con un 9,1% de los analistas remendando vender, un 77,3% mantener y un 13,6% vender.

Mientras, el consenso anota un precio objetivo a King de 18,6 dólares frente a los 13,53 en los que ha cerrado este viernes. Además, el 42,9% recomienda comprar, mientras que el 57,1% opta por mantener y 0% apunta vender. 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios