El jaque de Credit Suisse al Ibex: Naturgy sigue los pasos de BME
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

El jaque de Credit Suisse al Ibex: Naturgy sigue los pasos de BME

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

placeholder Foto: Francisco Reynés. (EC)
Francisco Reynés. (EC)

Casi dos gotas de agua. La operación del año pasado sobre Bolsas y Mercados Españoles (BME), la compañía gestora de los mercados de valores nacionales, guarda un claro paralelismo con la oferta parcial sobre la energética Naturgy anunciada la semana pasada. En ambos casos, detrás está la mano de Credit Suisse, el gigante financiero que ha identificado estas oportunidades entre cotizadas del Ibex, cuyo destino inmediato ha sido la exclusión de bolsa (con o sin cambio de control derivado de la transacción).

Y en sendos 'deals', los autores intelectuales del golpe han sido dos banqueros españoles enrolados en la firma suiza. En el caso de Naturgy, detrás de la oferta del fondo australiano IFM para hacerse con el 22,6% del capital está Rafael Abati, ascendido hace unos meses a responsable de transacciones en Energía e Infraestructuras para Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y embarcado en el origen de esta transacción desde hace más de un año, cuando no había foco sobre posibles ofertas para la vieja Gas Natural Fenosa.

Foto: Bernard Arnault. (EC)

La exitosa compra de BME por parte del operador suizo Six Group tuvo en los fogones a otro banquero español, en este caso, Armando Rubio, 'head' para EMEA del negocio de Instituciones Financieras (FIG). También aquella operación nació como una oferta amistosa, negociada con los accionistas de referencia (Corporación Financiera Alba) y el ‘management’ (Antonio Zoido y Javier Hernani), con el beneplácito gubernamental (Nadia Calviño) y sin ofertas competidoras (Euronext) que pudieran dar al traste con la jugada.

Algo parecido se ha cuajado para la entrada en Naturgy, cuya futuro inmediato pasa por dejar de cotizar, tal como ocurrió con BME, que activó una opa de exclusión para sacar el 7% cotizado tras la toma de control de Six. El fondo IFM quiere llegar a un 22,6%, porcentaje medido para que su peso en la gobernanza de la energética equivalga al de Criteria-Caixa (24,8%) y los fondos CVC (20,7%) y GIP (20,6%). Por el detalle de la oferta, cabe pensar que Credit Suisse tiene muy peinado el 30% flotante del capital para lograr el objetivo.

En caso de llegar al 22,6% (Caixa podría venderle hasta un 2% para conseguirlo), el ‘free float’ de la compañía quedaría por debajo del 10%, lo que facilitaría a ojos de la CNMV la justificación para presentar una oferta de exclusión de bolsa. Además, el coste de su ejecución se repartirá de forma casi proporcional, ya que los cuatro accionistas de referencia tendrían participaciones similares de Naturgy (al margen de Sonatrach, que controla el 4,1%), lo que demuestra hasta qué punto la entrada del fondo australiano ha sido consensuada.

Foto: Foto: Angel Haro, presidente de Prodiel.

A partir de aquí, los cuatro socios pretenden afrontar a medio plazo, sin la presión del mercado, la transformación de Naturgy, cuyo retraso para presentar el nuevo plan estratégico cobra ahora sentido. De entrada, el fondo CVC ha conseguido el permiso de sus inversores para extender a 2030 el vencimiento de su posición en la compañía, una garantía para alcanzar el objetivo con menos urgencias, mientras que la continuidad de Criteria cubre el ángulo político y mitiga el riesgo de un posible veto del actual Gobierno. Todo atado.

Como cualquier fondo, antes de entrar en Naturgy, están calculadas las opciones de salida. El reto de la energética pasa por incorporar producción renovable y reducir su ‘legacy’ fósil (gas natural), atado a contratos de largo cumplimiento. Y como en muchas ocasiones, la duda es si la mejor manera de optimizar el valor de la compañía (más allá del dividendo) pasa por la venta del todo (a una petrolera, por ejemplo) o de las partes (por países o por negocios), teniendo en cuenta que sus activos más cotizados son los de distribución.

Mientras cuaja, la operación de ahora ha puesto sobre la mesa una transacción de 5.000 millones, la más relevante del Ibex en tiempo, por encima de las opas sobre MásMóvil y BME, de 3.000 y 2.600 millones cada una. Y dos de esas tres operaciones han pasado por manos de Credit Suisse, que para el caso de Naturgy ha contado con el apoyo del francés BNP Paribas, de quien también es socio en Allfunds, la plataforma de venta de fondos que ahora tienen previsto sacar a bolsa o vender a inversores privados. ¿Cuál será la siguiente?

Casi dos gotas de agua. La operación del año pasado sobre Bolsas y Mercados Españoles (BME), la compañía gestora de los mercados de valores nacionales, guarda un claro paralelismo con la oferta parcial sobre la energética Naturgy anunciada la semana pasada. En ambos casos, detrás está la mano de Credit Suisse, el gigante financiero que ha identificado estas oportunidades entre cotizadas del Ibex, cuyo destino inmediato ha sido la exclusión de bolsa (con o sin cambio de control derivado de la transacción).

Naturgy Bolsas y Mercados Españoles (BME) Credit Suisse MásMóvil BNP Paribas
El redactor recomienda