Pulso entre lobistas y consultoras por el botín de los fondos europeos
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Pulso entre lobistas y consultoras por el botín de los fondos europeos

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece da para entender a sus protagonistas

Foto:  Iván Redondo, jefe de gabinete del Presidente del Gobierno.
Iván Redondo, jefe de gabinete del Presidente del Gobierno.

No hace falta un cargamento de psicotrópicos para viajar en el tiempo y descubrir un 2021 mucho más estresado que este aciago año de la pandemia. Hasta el saco de millones europeos asignados a España para construir su recuperación empieza a valorarse como un problema de dimensiones inimaginables, una vez que la borrachera por celebrar los 140.000 millones de este “auténtico Plan Marshall se ha convertido ya en un incipiente dolor de cabeza.

Moncloa es el laboratorio donde se cocina todo, con el ministro sin cartera Iván Redondo y el jefe de la oficina económica Manuel de la Rocha coordinando la arquitectura del programa que España presentará en Bruselas dentro de dos semanas. Para llegar a tiempo a esa primera cita, y dado que la futura Oficina para la Reconstrucción no está rematada, Economía ha sacado a concurso una bolsa de horas de trabajo (15.000 euros) con la esperanza de compartir esfuerzos con el sello de alguna ‘big four’.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Este contrato, simbólico por el importe, se ha vendido como la oportunidad para meter la cabeza en el gran negocio que supondrá administrar los 140.000 millones atribuidos a España, de los cuales cerca de 60.000 serán ayudas directas que no hay que devolver. Aun así, esa lluvia de millones viene con letra pequeña (condicionada a reformas pendientes de ejecución) que aún está sin redactar, complicando el reto que ya supone el simple buen gasto de esos recursos.

Pese a que Moncloa lo vende como un servicio al país, trabajar a su servicio suele cundir poco y quemar mucho, aunque su condición de interlocutor de última instancia, al menos para las grandes cuentas del Ibex, como bien hace saber Iván Redondo, no tiene precio. El verdadero negocio en torno a los fondos pasa por el asesoramiento a los potenciales destinatarios. Hay trabajo para todos: consultores (LLYC tiene equipo específico), lobistas, estrategas y simples conseguidores.

De momento, la pica más destacada la puso este verano PwC, al convertirse en socio de CEOE para desarrollar una oficina técnica de asesoramiento para organizaciones y empresas. La firma presidida por Gonzalo Sánchez ha ocupado un espacio de gran visibilidad que bien podía haber sido para Deloitte, bien posicionada en la patronal empresarial tras el reciente trabajo presentado en plena pandemia sobre la estrategia a seguir para superar la crisis del covid-19.

El verdadero negocio del plan de rescate pasa por el asesoramiento a los potenciales destinatarios de esos fondos. Habrá trabajo para todos

Los primeros síntomas detectados ante las expectativas de ese caudal de dinero salvador hacen temer lo peor, tanto en el administrador como en los administrados y en los intermediarios. Uno tiene que ver con el falso dilema entre lo importante (cambio del modelo productivo) y lo prioritario (rescate del sector turístico), disyuntiva que puede propiciar una mala asignación de recursos: financiar aquello que podría hacerlo por sí mismo y marginar industrias deprimidas por el coronavirus.

Otro afecta más a las tuberías de la propia Administración. El celo de la Ley de Contratos del Sector Público para evitar prácticas corruptas (revisada en 2018) puede jugar en contra de las urgencias temporales. Existe el miedo de que, para superar esos límites de publicidad y transparencia, se recurra a alternativas jurídicas imaginativas que acentúen la discrecionalidad en el uso de los fondos, incluso haciéndolo a través de los Presupuestos Generales del Estado.

Jugar al milagro del dinero europeo es tan ilusorio como pensar en hacer fortuna en un casino, incluso en Las Vegas. Pese a todo, Moncloa intenta construir ese relato al margen del actual deterioro económico del país, con Madrid en el punto de mira. La capital es el campo de batalla del peor cainismo, cuando hace no tanto era un lugar de oportunidades. Ya pasó en Cataluña. Habrá un momento en que Europa no será suficiente y nos preguntaremos en qué momento se jodió todo.

No hace falta un cargamento de psicotrópicos para viajar en el tiempo y descubrir un 2021 mucho más estresado que este aciago año de la pandemia. Hasta el saco de millones europeos asignados a España para construir su recuperación empieza a valorarse como un problema de dimensiones inimaginables, una vez que la borrachera por celebrar los 140.000 millones de este “auténtico Plan Marshall se ha convertido ya en un incipiente dolor de cabeza.

Ibex Insider Iván Redondo Ley de Contratos del Sector Público Mercados Pandemia PwC Deloitte Consultoría CEOE
El redactor recomienda