Todo termina en Guindos: desde Bankaixa a la nueva CEO de Citi
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Todo termina en Guindos: desde Bankaixa a la nueva CEO de Citi

La suerte de Jane Fraser ha sido hacer carrera en una entidad donde priman por encima de todo los factores profesionales. Pudo haberse cruzado al inicio de su carrera con Botín

Foto: Luis de Guindos. (EC)
Luis de Guindos. (EC)

“Es una gran noticia. Encantada de ver a otra mujer como consejera delegada en banca. Muchas felicidades”. Ana Botín recibió con entusiasmo el nombramiento de Jane Fraser como primera ejecutiva de Citigroup. Un nombramiento histórico, por ser la primera vez que un gigante de Wall Street (primer banco de EEUU y mayor grupo financiero del mundo), tras más de 200 años de historia, confía su gestión a una mujer. Y llegado el momento, la heredera de la saga Botín ya estaba ahí para recibirla.

Como bien sabe la presidenta del Banco Santander, la suerte de Jane Fraser ha sido prosperar en una entidad donde priman sobre todo los factores profesionales. Siendo casi de la misma quinta, la estadounidense pudo haberse cruzado al inicio de su carrera profesional con Botín. No en vano, hace 30 años, la nueva consejera delegada de Citi hizo sus pinitos como becaria en AB Asesores, la firma de asesoramiento financiero donde trabajó dos años antes de comenzar su exitosa trayectoria en el sector financiero.

Lejos de ser anecdótico, el paso de Fraser por Madrid (1990-92) supuso un hito importante en su vida, pues fue aquí donde conoció a su futuro (y actual) marido, el financiero cubano Alberto Piedra, entonces destinado en Europa bajo las filas de Bank of America. En lugar de caer en las redes de un banco español, como por ejemplo el Santander (Ana Botín debutó en JP Morgan), lo hizo en una firma de nuevo cuño fundada por un grupo de socios que todavía hoy siguen mandando en el ecosistema financiero español.

Foto: Luis de Guindos, vicepresidente del BCE. (EFE)

Uno de los más destacados de ese grupo es Luis de Guindos, socio y consejero de AB Asesores entre 1988 y 1996. Como otros del clan, caso de Ignacio Garralda o Pedro Guerrero, es probable que no se acuerde del paso de la joven Fraser, cuya vinculación con nuestro país ha seguido abierta gracias a varios de los cargos que ha desempeñado dentro de Citi, como responsable de banca privada durante años para la región EMEA. En cualquier caso, el destino ha regalado esa carambola al vicepresidente del BCE antes que a Botín.

De manera directa o indirecta, y con el añadido de no ser banquero, la influencia de Luis de Guindos en la historia reciente del sistema financiero español sigue aumentando. El último episodio, la fusión de Bankia y CaixaBank (Bankaixa), lo deja de nuevo bien a las claras. Aunque como número dos del BCE su 'rol' es menos explícito que cuando lució galones de ministro de Economía y afrontó el rescate del grueso de las cajas de ahorros, su mano y su sombra siguen estando presentes en cada ficha del tablero nacional.

Por si fuera poco, su pupilo más destacado, Íñigo Fernández de Mesa, presidente de Rothschild y a la vez vicepresidente de CEOE, forma parte de la operación como asesor de Bankia (en realidad, lo es a través del FROB, primer accionista de la entidad con el 60%). Precisamente, el que fuera responsable de ese apéndice del Ministerio de Economía, Antonio Carrascosa, y a la sazón mano izquierda en aquella época de Luis de Guindos, ha escrito sobre las bondades de la operación de fusión en varios medios de comunicación.

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, y Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank. (EC)

Los puentes del vicepresidente del BCE con la otra orilla no son peores. De hecho, Guindos y Fainé tratan mano a mano desde hace décadas. Basta recordar cómo siendo ministro se apoyó en el patriarca de La Caixa y en los entonces presidentes de Santander y BBVA, Emilio Botín y Francisco González, para apuntillar a Rodrigo Rato como presidente de Bankia. Porque aunque se crio a sus faldas en política, apretó el gatillo del cese cuando se vio en la disyuntiva, asumiendo que lo hacía por el bien de todos y como hombre del sistema.

En paralelo, Jane Fraser iba haciendo camino en Citi, un banco ‘rescatado’ en 2008 y donde hoy su primer accionista es Arabia Saudí. Tal vez por eso, antes de que el impacto de la crisis del covid-19 aflore en los resultados y la tan cacareada consolidación paneuropea tenga lugar, tanto Guindos como su sucesora Nadia Calviño son conscientes de las ventajas de fusiones internas. Antes o después, llegará el día en que un alemán, un chino o un jeque sean el accionista de referencia de un banco 'top' nacional. Lo sabe hasta Botín.

Ana Patricia Botín Wall Street Citi Luis de Guindos Banco Central Europeo (BCE) Mercados CEOE Ibex Insider Citigroup Rodrigo Rato