no regales tu dinero

Cómo ahorrar en vacaciones con los seguros de viaje y los cambios de moneda

¿Qué es mejor llevar tarjeta o efectivo? ¿Qué tipo de seguro contrato? ¿Cómo esquivar cambios desventajosos de divisa? Piénsalo bien antes de salir

Foto: Cuatro turistas pasean por Madrid con sus maletas. (EFE)
Cuatro turistas pasean por Madrid con sus maletas. (EFE)

Ese viaje soñado al Caribe… Te mueres de ganas de que llegue el momento, pero al mismo tiempo te rondan por la cabeza una serie de decisiones que debes tomar antes de partir. ¿Me compensa contratar un seguro de viaje? ¿Cuál es la mejor forma de hacer el cambio de divisa para que no me claven? ¿Es mejor pagar allí en efectivo o con tarjeta?

Si te dejas llevar, y no le dedicas 5 minutos a estos temas, lo que será un auténtico lujo de tu viaje será el dinero que regalarás a tu entidad financiera o a la aseguradora, sin que te aporten ningún valor a cambio. Por eso, desde la experiencia, te aconsejamos tener muy en cuenta estos tres puntos antes de viajar:

Si pagas el vuelo con tarjeta de crédito, quizá no necesites seguro

Cuando estás comprando un billete de avión, la web de la página de reservas te ofrecerá contratar también un seguro de viaje para que disfrutes sin preocupaciones. Y también te habrás encontrado recomendaciones de contratarlo en los blogs de viaje, si has estado buscando información sobre qué ver en tu destino vacacional.

Por eso, antes de contratar el seguro, te compensa buscar las condiciones de tu tarjeta y ver si ya te ofrece ese protección

Desde luego, es conveniente protegerse. Y más si viajas a determinados países. Pero quizá ya lo estés sin contratar el seguro, si pagas el vuelo con tarjeta de crédito. Muchas de ellas incluyen 'de serie' en el contrato coberturas específicas para estos casos, como gastos médicos en caso de urgencia, seguro de accidente, accidente en circulación, asistencia en viaje 24 horas, cancelación de vuelos...

Por eso, antes de contratar el seguro, te compensa buscar las condiciones de tu tarjeta y ver si ya te ofrece esa protección. En función del coste del viaje, puede acabar siendo un ahorro muy significativo sin perder ninguna garantía. Eso sí, para disfrutar esta protección es imprescindible haber pagado los billetes con la tarjeta de crédito correspondiente.

Cambia moneda sin regalar tu dinero al banco o las casas de cambio

En estas fechas, arrecia la publicidad de agencias de cambio de divisa, que incluso te ofrecen comprar online la moneda que necesitas y llevarte los billetes a casa. Pero mucho ojo con el cambio que te ofrecen, como si realizas la operación en la sucursal de tu banco. Quizá no te carguen una comisión como tal, pero se la cobrarán de manera implícita dándote mucho menos dinero extranjero por tus euros.

Pregunté en Finect cómo hacerlo y Asier me abrió los ojos con su respuesta. Él me recomendó Revolut y otro conocido me habló de n26 (a las que habría que sumar la española BNext). Se trata de nuevos modelos de banca online, que no ganan dinero con el canje de divisas ni la comisión, sino con la oferta de otros servicios añadidos para que te hagas premium, como spotify con la música. Por eso, casi todas te ofrecen el mejor cambio posible, el mismo al que cotizan en el mercado interbancario.

Para tener dinero que sacar, tan solo tienes que ir recargando las cuentas de estos bancos online desde tu banco

Además, la forma de obtener tu divisa extranjera es muy sencilla, porque puedes sacarlo en cualquier cajero del país al que vas de vacaciones con la tarjeta de débito que te ofrecen. Por ejemplo, en el mismo aeropuerto.

¿Tiene coste utilizar estas tarjetas fuera? Hasta determinadas cantidades, estos nuevos bancos no te cobran comisiones, aunque puede que la entidad dueña de los cajeros en el país destino sí lo haga (como con cualquier tarjeta). Superadas esas cantidades, te cobran una comisión, pero menor de lo habitual en las entidades tradicionales.

Para tener dinero que sacar, tan solo tienes que ir recargando las cuentas de estos bancos online desde tu banco. Y, si no te atreves mucho al principio o temes que te roben la tarjeta, lo puedes ir haciendo de poco en poco, incluso desde el wifi del hotel donde te alojarás, y controlando en todo momento el gasto y los límites desde sus aplicaciones móviles.

Sí es verdad que tienes que pagar un mínimo por la emisión de la tarjeta visa con la que podrás sacar tu dinero, pero en los modelos gratuitos nada más que eso y te da más que de sobra para un uso 'vacacional' de la misma.

¿Pagar allí con efectivo o con tarjeta? ¿Y qué tarjeta conviene?

Las desventajas de llevar mucho efectivo encima están claras: que te roben y la incomodidad. Las de llevar solo la tarjeta de crédito: que no te funcionen al llegar allí o que muchos comercios o restaurantes no acepten esta forma de pago y no haya 'abundancia' de cajeros.

Pero, si vas con tarjeta, tienes opciones como las tarjetas de los neobancos comentados antes y algunas específicas de banca tradicional, que te permiten pagar allí con el mejor cambio de divisas y sin aplicarte comisiones por cada operación.

Las desventajas de llevar mucho efectivo encima están claras: que te roben y la incomodidad

Eso sí, aquí conviene valorar cada compra concreta. Por ejemplo, si vas a contratar un billete de tren o un coche de alquiler, igual te compensa utilizar la tarjeta de crédito de tu entidad tradicional si te incluye los seguros arriba mencionados. Te acabará costando una comisión adicional o un cambio de divisa peor, pero estarás más protegido.

De nuevo, la clave es informarte bien antes de salir, para saber qué comisiones y qué condiciones de canje te aplican tanto las entidades de las que eres cliente como otras opciones a tu disposición en el mercado.

¿Cuándo podré tener las vacaciones de mis sueños?


Finanzas personales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios